Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

La tecnología se viste de verde

La sostenibilidad también se consigue con un uso racional y ecológico de ordenadores, teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos

En una década, se ha pasado de hablar a chatear, de pensar a procesar, de borrar a resetear, de enlazar a linkar y de pulsar a hacer clic. El número de grandes y pequeños aparatos electrónicos se ha triplicado en los hogares en las últimas tres décadas. Utilizarlos de forma ecológica no sólo contribuirá a alargar su vida útil, sino también a reducir la factura de la electricidad. Por no hablar del medio ambiente, que agradecerá la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) causantes del cambio climático y el control de componentes tóxicos que contaminen la naturaleza.

Consejos para un uso más ecológico de la tecnología

/imgs/2010/01/chica-portatil002.jpg

La primera regla para utilizar la tecnología de forma ecológica es controlar el consumo y mantener encendidos los aparatos eléctricos sólo cuando se utilizan. Parece una obviedad, pero no lo es: los principales “vampiros” eléctricos, los dispositivos stand by, consumen energía las 24 horas del día, aunque el aparato en cuestión se mantenga apagado. Un informe del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de Estados Unidos indica que acaparan el 10% del gasto eléctrico en los hogares estadounidenses. Otros estudios estiman que, según el número de dispositivos conectados, la factura doméstica puede aumentar entre un 5% y un 20%.

Los expertos en medio ambiente y nuevas tecnologías de EROSKI CONSUMER recomiendan desenchufar el cargador en cuanto el móvil se haya cargado, revisar que ningún aparato se quede en stand by (consumo en espera) antes de ir a la cama y seleccionar los modelos más respetuosos con el medio ambiente, es decir, aquellos que cuentan con sistemas de bajo consumo, los fabricados con materiales reciclados y reciclables, los que reducen el embalaje u otros que informan y promueven el reciclaje correcto de sus futuros residuos.

Gastos ínfimos sólo en apariencia

La opción stand by puede aumentar la factura doméstica entre un 5% y un 20%

Los aparatos recargables consumen buena parte de la energía que, en muchos casos, no se necesita. Una vez completada su carga, hay que retirar no sólo el aparato, sino también el cargador, ya que éste tiene un gasto residual. Según Nokia, si los 1.000 millones de usuarios que compran un móvil cada año desenchufasen sus cargadores de forma correcta, se podría ahorrar la electricidad que consumen 100.000 personas.

Las televisiones, cada vez más grandes, se hallan entre los aparatos que mayor consumo generan en el hogar. Los televisores de plasma requieren cuatro veces más electricidad que los convencionales de tubo catódico, y entre un 50% y un 70% más que los LCD. Por ello, la Unión Europea obligará a los fabricantes a limitar este alto consumo energético. De momento, los ciudadanos pueden contribuir a reducir el gasto con el encendido de la televisión sólo cuando se utilice y vigilar que el dispositivo no se quede en stand by.

/imgs/2010/02/ordenadores-teclado001.jpgEn el momento de elegir un ordenador, conviene tener en cuenta que los de escritorio consumen más que los portátiles. La pantalla es uno de los elementos que más energía gasta: elegir un tamaño adecuado o seleccionar su brillo disminuirá el gasto eléctrico. Si no se va a utilizar el ordenador durante varias horas, conviene activar el modo de hibernación, que consume menos, o apagar el monitor, ya que los salvapantallas contribuyen a que el consumo de energía sea mayor.

Tampoco hay que olvidarse de los periféricos (impresoras, escáneres, etc.) que se deben mantener apagados salvo cuando se necesiten. La eficiencia con que consumen la energía es otro elemento que se debe valorar. El sello “Energy Star” certifica que el PC consume menos que otro de las mismas características sin esta etiqueta. La web Sust-it actualiza un listado de modelos con un menor consumo de energía y una menor producción de CO2.

La batería de los portátiles, y en general los ordenadores, consumirán menos si se siguen ciertos hábitos, como reducir el brillo del monitor, desconectar los dispositivos inalámbricos (Wi-Fi, bluetooth) si no se utilizan, desfragmentar el disco duro para que funcione mejor, utilizar programas sencillos, mantener el sistema limpio de programas espía, cuidar bien la batería, recurrir a un equipo multifunción que aúne impresora, fotocopiadora y escáner para reducir equipamientos y gasto en papel, etc.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones