Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

¿Por qué sube el precio del petróleo?

Una demanda sin precedentes se une a graves problemas de producción

La subida

El barril de Brent (unidad de referencia de crudo en Europa) se ha encarecido un 70% en dólares en lo que va de año. El precio del crudo, que lleva subiendo de manera sostenida desde agosto, llegó a alcanzar un máximo histórico de 52,03 dólares a finales de octubre y, aunque el mes de noviembre haya comenzado con bajadas notables – el día 5 cerró a 46,40 dólares-, según Juan Antonio Esparza, jefe del Área de Precios del Ministerio de Economía y Hacienda, “es evidente que nos hallamos ante una situación de precios bastante altos desde mayo. Sin embargo, los efectos para los consumidores en los precios por estos ‘costos inducidos’ pueden tardar en presentarse uno o dos trimestres”.

No obstante, los primeros precios altos en dejarse notar han sido los carburantes, como derivados directos del petróleo. Los españoles advierten que últimamente que llenar el depósito de los vehículos cuesta entre 5 y 6 euros más que hace apenas un año. No es de extrañar, la gasolina súper se ha encarecido en lo que va de 2004 un 15% y el gasóleo un 21%. A mediados de octubre Iberia decidió incrementar sus pasajes unos 18 euros de media como respuesta al aumento del coste del queroseno. Hoy la mayoría de las aerolíneas han aumentado las tarifas por esta misma razón. Y por otro lado, los agricultores y transportistas demandan un “gasóleo profesional” (con menor carga impositiva) para poder hacer frente al alza de los precios. Los impuestos se llevan buena parte del precio final de los carburantes: el 57% en el caso de la gasolina sin plomo, el 49,1% en el gasóleo de automoción y el 57% de la gasolina.

Los datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORES) no dejan lugar a dudas sobre la dependencia energética española: el petróleo representa en la actualidad el 52% de la demanda de energía primaria en España y el gas natural, el 13%; el grado de autoabastecimiento del combustible fósil por excelencia en nuestro país es inferior al 1% y en gas ronda el 2,8 %.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Impactos »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones