Un juez del Reino Unido pone en duda varias afirmaciones del documental ecologista de Al Gore

Desaconseja proyectarlo en las escuelas, como pretende el Gobierno británico, si no se matizan algunos puntos
Por EROSKI Consumer 12 de octubre de 2007

«Una verdad incómoda», el documental protagonizado por Al Gore que alerta sobre las consecuencias del cambio climático, contiene nueve errores científicos, según ha dicho un juez de la Corte Suprema del Reino Unido. Este magistrado ha desaconsejado su proyección en todas las aulas de Secundaria, como prevé el Gobierno británico, si los profesores no matizan algunos puntos.

El juez Michael Burton estima que el documental es «correcto en términos generales», pero entre las muchas afirmaciones que realiza hay algunas que no se sustentan sobre verdades científicas y contribuyen a un «contexto de alarmismo y exageración». La intervención de Burton se ha producido por las quejas de Stewart Dimmock, director de un colegio de Kent y miembro de un grupo llamado «El Nuevo Partido», que relativiza el catastrofismo sobre el cambio climático.

Tras consultar con diversos científicos, el juez objeta en primer lugar la afirmación de que el nivel del mar aumentará siete metros «en un próximo futuro», cuando ese nivel en realidad se tardará en alcanzar «un milenio».

Asimismo, rechaza la afirmación de que algunos atolones del Pacífico ya han sido evacuados, algo que no se ha demostrado, y cuestiona dos gráficos que muestran los niveles de dióxido de carbono y las temperaturas en los últimos 650.000 años, cifras que no se pueden determinar objetivamente.

Burton dice también que la sugerencia de Al Gore de que el calentamiento global anulará la corriente oceánica la contradice el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), que lo considera «bastante improbable».

Osos ahogados

Igualmente, pone en duda que se atribuya al calentamiento global la pérdida de nieve del Kilimanjaro, la generación del huracán «Katrina» y la sequía del lago Chad, pues los científicos no han encontrado una relación directa de causa-efecto. En el caso del lago, «más probable es que se deba a otros factores, tales como el incremento de la población y la variabilidad del clima regional».

Tampoco da validez científica al intento de presentar el cambio climático como responsable del descoloramiento de los corales marinos y del ahogamiento de los osos polares que huyen en busca de territorios donde el hielo no se esté derritiendo.

Pese a todas estas objeciones, el juez Burton reconoce que las cuatro hipótesis del documental sí que están apoyadas por las investigaciones publicadas en respetadas revistas y de acuerdo con las últimas conclusiones del IPCC: el cambio climático es atribuible a las emisiones contaminantes realizadas por el hombre; las temperaturas están aumentando y es probable que lo continúen haciendo; el cambio climático causará graves daños si no se interviene, y es posible reducir el impacto de la actividad humana.