Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Comprar y alquiler

Coches que funcionan con aire

Utilizan como combustible el aire que respiramos, no producen contaminación y gastan medio litro de aceite vegetal cada 50.000 kilómetros. Los veremos rodando por nuestras ciudades en menos de dos años.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 30 octubre de 2003
La idea ha ocupado al ingeniero francés Guy Negré durante los últimos quince años. Patentó una revolucionaria biela articulada y para ella ideó el motor de aire comprimido. El vehículo lleva un depósito de 90 litros de capacidad en el que se almacenan 90 metros cúbicos de aire a una presión de 300 bares. Gracias a la fuerza del aire y al diseño de la biela, que permanece el 70 por ciento del ciclo detenida en la parte superior del cilindro, los coches MDI pueden alcanzar los 110 kilómetros por hora con una autonomía de 150 kilómetros en la ciudad.

La recarga del depósito se puede realizar desde casa, conectando el compresor a un enchufe normal, en un tiempo de cuatro horas. Cuando los modelos circulen por las calles, se han previsto estaciones de recarga que acortarán este tiempo a dos o tres minutos. Al no existir combustión, el motor vierte a la atmósfera aire limpio a una temperatura de 15 grados bajo cero, que se aprovecha en verano como aire acondicionado. El lubricante es aceite vegetal. Por tanto, la contaminación es prácticamente nula. El coste es de 75 céntimos de euro cada cien kilómetros, diez veces menos que un coche de gasolina. El precio de venta se estima en unos 10.000 euros.

Sebastian Braud, socio en España de la empresa de Guy Negré, ha anunciado que los primeros vehículos llegarán a las calles a principios de 2005, primero en Francia, España e Italia para extenderse posteriormente al resto de Europa y América. En España se han concedido seis licencias en otras tantas regiones que darán lugar, según las previsiones de Braud, a unas 18 fábricas en el plazo de 20 años.

Expectativas aparte, el dato real que maneja la empresa actualmente es el de los 18.000 pedidos, dos terceras partes para la flota de una gran empresa de reparto de ámbito nacional. Los 6.000 restantes serán para pequeñas y medianas empresas e instituciones. Braud ve una gran oportunidad en el mercado institucional. La ley obliga a los ayuntamientos y gobiernos a invertir en vehículos no contaminantes, como los eléctricos o de gas natural. El motor de aire se sumará en dos años a esta oferta, tanto para las flotas de vehículos como para el transporte público de viajeros. El esfuerzo de investigación se centra actualmente en un autobús con motor de aire que no solo eliminará la contaminación sino que rebajará sustancialmente el costo por kilómetro. La empresa de Negré señala que la economía de su futuro bus podrá hacer realidad el transporte gratuito.

http://www.motordeaire.com

Etiquetas:

ahorro aire motor

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones