Conducir más de dos horas sin descansar incrementa hasta un 14% el riesgo de accidente

Ocho de cada diez conductores reconocen haber circulado alguna vez con fatiga
Por mediatrader 5 de julio de 2007

No parar para estirar las piernas durante un viaje largo en coche aumenta significativamente la posibilidad de sufrir un accidente. En concreto, los siniestros se incrementan entre un 10% y un 14% en caso de realizar un trayecto de más de dos horas de duración sin descansar, ya que a partir de ese tiempo el piloto comienza a perder reflejos, concentración, estimación de la velocidad y de la distancia de seguridad.

Así lo pone de manifiesto un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) para cuya elaboración recorrió 4.000 kilómetros de autovías y carreteras secundarias tanto de España como de Marruecos, aprovechando allí el factor del calor.

El RACE planteó dos comportamientos: un primer grupo en el que los conductores no paraban en un trayecto de seis horas y otro en el que seguían las pautas de descanso recomendadas por los especialistas (detenerse cada 200 kilómetros, hacer estiramientos, no ingerir comidas copiosas o hidratarse con bebidas azucaradas).

Las conclusiones revelaron que en el primer grupo aparecieron los factores fisiológicos propios de la fatiga: somnolencia, deshidratación, picor de ojos, incremento de la tensión y nerviosismo, mientras que en el segundo apenas se produjeron cambios.

La investigación incluye una entrevista a más de 2.000 conductores en el que ocho de cada diez reconocen haber circulado alguna vez con fatiga; siete de cada diez haber notado pérdida de concentración, y la mitad haber sufrido visión borrosa o parpadeos constantes en algún momento.

Para prevenir el cansancio, el RACE y la Asociación de Fabricantes de Bebidas Refrescantes (Anfabra) recorrerán este verano ocho ciudades españolas (Madrid, Sevilla, Valencia, Málaga, San Sebastián, La Coruña y Barcelona) donde pondrán a disposición del público simuladores que permitirán comprobar las reacciones del conductor cuando está fatigado o no ha descansado en un trayecto largo.