Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Deficiencias en la señalización de obras

Los puntos débiles se resumen en la falta de indicación de la reducción del número de carriles y la falta de guiado en las entradas y salidas de las zonas afectadas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 octubre de 2005
Según el estudio de Euro Test, en el que ha participado el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) y en el que se analizaron 50 obras en once países europeos, una obra en la M-30 de Madrid es la peor señalizada de Europa.

Los técnicos detectaron en las obras españolas la falta de zonas de parada de emergencia, la ausencia de carteles de información general sobre la obra, la escasa antelación de la señalización y zonas de desvío de trazado muy pronunciadas que obligan a límites de velocidad muy bajos (de hasta 20km/h).

Como aspecto positivo de las cuatro obras analizadas en España destaca la abundante información en los medios de comunicación sobre los trabajos más importantes en las carreteras y las restricciones de tráfico que generan.

La mejor nota fue para una obra en la carretera de Traun, en Austria donde los técnicos destacaron la existencia de carteles indicativos con flashes de aviso con antelación, la reducción gradual hasta el límite de velocidad en la obra, buen guiado visual, suficiente espacio para camiones, barreras de protección con el tráfico contrario, zona de parada de emergencias, calzada limpia, señales comprensibles y trazado claro para conducción nocturna con buen material reflectante.

Los puntos débiles se resumen en la reducción del número de carriles original y la falta de guiado de carriles en las entradas y salidas de la zona de obras.

La peor, en Madrid

La obra de Madrid en la M-30, entre Vinateros y Vallecas, se valoró en marzo de 2005. Destacaron cinco aspectos positivos: luces intermitentes de preaviso, suficiente espacio para camiones, buena visibilidad nocturna, muro de protección para el tráfico en sentido contrario y calzada limpia, con suficiente separación para la zona de trabajo.

Las once carencias halladas se resumen en la falta de carteles sobre el tipo, longitud y duración de las obras, la falta de indicación sobre las obras en el sentido contrario, la excesiva reducción de velocidad a distancias demasiado cortas, la dificultad de incorporase el carril al haber cerrado el carril lento de la derecha, escasez de señales, el límite de 40km/h que dificultaba la fluidez del tráfico y ausencia de zonas de parada de emergencia, entre otras.

Las otras tres obras analizadas en España obtuvieron la calificación de satisfactorias (Valencia, cruce de AP7 y A3 en Torrent) y aceptable (Barcelona, C31 entre Hospitalet y la capital y Asturias A64 entre Lieres y Villaviciosa).

El estudio se realizó durante la primavera de 2005, cuando técnicos de la Facultad de Ciencia de Tráfico de la Universidad Técnica de Dresde inspeccionaron in situ y en ambos sentidos 30.000 kilómetros de obras de larga duración en once países europeos.

En la evaluación se atendieron los criterios del programa Arrows, de la Comisión Europea, divididos en cinco parámetros: señalización, conducción del tráfico, calzada, orientación por la noche e información.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones