Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

ITV a domicilio

El tiempo es un bien cada vez más preciado y hay gente que prefiere pagar en lugar de hacer cola

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 3 mayo de 2006

En Madrid y Barcelona existen empresas que se encargan de recoger el vehículo del usuario, llevarlo a la ITV y devolverlo con los papeles en regla. El servicio básico cuesta alrededor de 50 euros.

Sus primeros clientes fueron las flotas de automóviles de alquiler, pero recientemente han extendido sus servicios a los particulares. En las grandes ciudades hay mucha gente dispuesta a pagar para no perder una mañana en la cola de la ITV. Además, olvidar este trámite obligatorio supone una multa de 150 euros.

La empresa concierta la cita con la estación ITV más cercana. El día de la revisión, envía un chófer al domicilio o lugar de trabajo del cliente a la hora convenida. Este profesional realiza una inspección ocular de los elementos externos como espejos, ruedas o lunas que puedan ser rechazados en la inspección.

En un plazo aproximado de tres horas el cliente tiene el vehículo de nuevo a su disposición. La empresa también se encarga de abonar las tasas y de la custodia del automóvil durante la realización del servicio.

Otros servicios

La oferta de servicios tiende a extenderse hacia el mantenimiento integral del automóvil. El cliente puede contratar la realización de las revisiones periódicas, revisiones pre-ITV, servicios de parking y custodia, trámites administrativos, lavado del automóvil o contratar un chófer profesional.

Precauciones

No obstante, para evitar problemas es aconsejable, tomar como mínimo las siguientes precauciones:

- Solicitar la identificación del chófer. El conductor que envíe la empresa debe estar acreditado y conocer el nombre del cliente.

- Que la empresa cuente con un seguro. La compañía debe estar respaldada por una póliza que responda de los posibles daños que pueda sufrir el vehículo durante la realización del servicio. El conductor de la empresa debe mostrar esta póliza al cliente.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones