Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

La conducción eficiente permite ahorrar combustible, contamina menos y resulta más segura, según IDAE

Este organismo aconseja arrancar el motor sin pisar el acelerador y usar la primera marcha sólo durante el inicio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 septiembre de 2006
La conducción eficiente conlleva un ahorro del 15% del carburante, es más segura y menos contaminante, según aseguró ayer en Bilbao el responsable de Proyectos en el Departamento de Transportes del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), Juan Francisco Larrazabal Roche.

En la conferencia, titulada "La conducción eficiente en los vehículos turismo. Un nuevo estilo de conducción económica, ecológica y segura" y enmarcada en la Semana Europea de la Movilidad, Larrazabal explicó el origen del nuevo estilo de conducción eficiente, surgido en países europeos como Suiza, Alemania, Holanda y Finlandia, en los que comenzaron a probar y desarrollar una nueva serie de técnicas de conducción que solucionaran el desajuste entre la evolución en la tecnología de los vehículos y su conducción.

Esta forma de conducir conlleva un ahorro medio del 15% del carburante, una reducción del 15% de las emisiones de CO2, una reducción de la contaminación acústica, un aumento del confort en el vehículo, un ahorro en los costes de mantenimiento y un incremento de la seguridad en la conducción.

Para conseguir estos logros, el miembro de IDAE aconsejó arrancar el motor sin pisar el acelerador; usar la primera marcha sólo durante el inicio; cambiar a segunda a los 2 segundos ó 6 metros aproximadamente; y realizar cambios de marchas entre las 2.000 y 2.500 revoluciones en los motores de gasolina o entre las 1.500 y las 2.000 revoluciones en los motores diesel. Asimismo, recomendó circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones, además de mantener una velocidad de circulación lo más uniforme posible, buscar fluidez en la circulación o evitar todos los frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.

Larrazabal también señaló que se debe detener el coche utilizando el freno de pie y, siempre que sea posible, sin reducir previamente de marcha. Además, si se prevé una parada superior a los 60 segundos, es recomendable apagar el motor. Finalmente, aconsejó conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y con un campo de visión que permita ver 2 ó 3 coches por delante del propio.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones