Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Las bujías y su deterioro

Una de estas piezas averiada puede incrementar el consumo de gasolina un 20%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 marzo de 2006
Las bujías producen la chispa que da lugar a la explosión de la mezcla de aire y combustible en el motor. Estas piezas consiste en un par de electrodos recubiertos de aislamiento cerámico para resistir las temperaturas de hasta mil grados que deben soportar en el momento de la explosión dentro del cilindro.

Los extremos de sus electrodos están ligeramente separados. Así, la gran carga de voltaje que procede de la bobina del automóvil se ve obligada a "saltar" de uno a otro, produciendo la chispa.

Los restos carbonizados de aire y gasolina procedentes de las explosiones se van depositando en estos electrodos. La chispa va perdiendo intensidad y temperatura progresivamente dando lugar a una mala combustión, menor rendimiento de la gasolina y mayor contaminación.

Cuando la suciedad acumulada es tal que impide la formación de la chispa el carburante que entra en ese cilindro se desperdicia, al no producirse explosión ni por tanto, fuerza motriz. El incremento de consumo, en los motores de gasolina de cuatro cilindros, puede llegar al 20%. El vehículo presentará una marcha vacilante, a tirones.

Por otra parte, la separación entre los electrodos puede variar con las tensiones que soportan tras miles y miles de explosiones: si se separan, el voltaje no será suficiente para que salte la chispa; si se juntan, la chispa no será lo bastante intensa como para inflamar adecuadamente la mezcla.

Por estas razones hay que estar atento al intervalo de cambios que dependerá del material de sus electrodos: cobre, níquel, plata o platino. Su duración varía mucho dependiendo del tipo.Las bujías con un solo electrodo de cobre pueden durar entre 15.000 y 20.000 kilómetros. Si tienen dos o cuatro electrodos, su duración se alarga hasta los 40.000 u 80.000 kilómetros. Las mejores cuentan con electrodos de platino que duran, por lo regular, el doble que las de cobre. Una bujía de cuatro electrodos de platino puede funcionar correctamente durante 150.000 kilómetros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones