Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Plan Prever: 2007 el último año

Las subvenciones del Ministerio de Industria para dar de baja vehículos de más de diez años cesará el 31 de diciembre sin posibilidad de prórroga. Se han excluido los automóviles de más de 2500cc. y los usados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 14 marzo de 2007
Img coches Imagen: Tom Beard

El Plan Prever ha introducido modificaciones en su último año de vigencia. No se concederá subvención a quien compre un vehículo de más de 2.500 centímetros cúbicos ni a los que sustituyan su viejo automóvil por otro de segunda mano.

Asimismo, desaparece la subvención de hasta 721 euros por dar de baja coches que funcionan con gasolina con plomo. La única bonificación que sigue vigente es la de 480,81 euros que se aplica sobre el Impuesto de Matriculación del vehículo nuevo. Esto supone una reducción del 66,5% respecto al tope de subvención que podía obtenerse en anteriores planes Prever.

El efecto se ha dejado sentir de inmediato. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) ha desvelado que durante los meses de enero y febrero de 2007 se han dado de baja 20.000 ¿Descuentos medioambientales en el futuro?

El Real Decreto que entierra definitivamente el Plan Prever deja la puerta abierta a una "reestructuración" de las ayudas "desde el punto de vista medioambiental". Efectivamente, la Unión Europea debate actualmente una drástica reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, y el automóvil es uno de los principales actores implicados.

Así, las ayudas en el futuro podrían orientarse a la adquisición de vehículos nuevos que respeten las severas medidas de emisiones contaminantes

Las ayudas en el futuro podrían orientarse a la adquisición de vehículos nuevos que respeten las serveras medidas de emisiones contaminantes

que, previsiblemente, entrarán en vigor en un plazo no muy lejano. Estas ayudas podrían materializase bien en descuentos, bien en beneficios fiscales para determinados modelos.Los fabricantes de automóviles ya han avisado que reducir las emisiones de los motores en los porcentajes propuestos por los políticos va a exigir enormes inversiones de capital, encareciendo la producción y el precio final de la próxima generación de coches respetuosos con el medio ambiente.vehículos menos que el pasado año. Esto supone una reducción de más del 30%: la media mensual de 2006 se situó en 36.475 vehículos mientras la media de 2007 ha caído a cifras próximas a 26.000.

ANFAC considera que el Prever sigue siendo necesario y que debería haber mantenido las mismas condiciones que el año pasado. Según un portavoz de la asociación, ahora mismo circulan por las carreteras españolas 20.000 vehículos que, de haberse mantenido las condiciones, habrían sido sustituidos por automóviles nuevos más seguros y de consumo y emisiones más eficientes.

La Asociación de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) prevé que la cancelación del plan ralentizará el mercado del automóvil, sector que supone el 6% del Producto Interior Bruto, el 11% del empleo y el 24% de la exportación. Hay que tener en cuenta que nos encontramos en un momento crítico para la venta de automóviles por el continuo incremento de los tipos de interés. De hecho, las cifras de enero y febrero de 2007 reflejan una leve caída de ventas.

Cómo acceder a la subvención:

Las condiciones para acceder a la subvención son:

  • Dar de baja un automóvil con más de diez años desde su primera matriculación definitiva. Si se matriculó en el extranjero debe llevar al menos seis meses matriculado en España antes de su baja definitiva. El coche nuevo ha de adquirirse y matricularse en un plazo inferior a seis meses. La bonificación de 480,81 euros se aplicará sobre el Impuesto de Matriculación de éste.
  • Dar de baja un vehículo industrial de siete o más años de antigüedad y peso inferior a seis toneladas matriculando uno nuevo, también con un límite de seis toneladas, en un plazo inferior a seis meses. Si se matriculó en el extranjero debe llevar al menos un año matriculado en España antes de su baja definitiva. La bonificación se aplica sobre el Impuesto de Sociedades o en la declaración de IRPF deduciéndolo de la cuota íntegra por importe máximo de 480,81 euros.

    Los concesionarios se encargan de tramitar las ayudas. Si algún cliente desea hacerlo personalmente, debe acudir a la Delegación Provincial de la DGT y la Agencia Tributaria (o departamento de Hacienda en las provincias que lo tienen transferido) con el DNI y las altas y bajas de ambos vehículos con sus respectivos Permiso de Circulación y Tarjeta de Inspección Técnica.

    Un apunte muy importante respecto al plazo de seis meses: l último día válido para matricular un vehículo nuevo y poder acogerse a la subvención será, irremisiblemente, el 31 de diciembre de 2007.

    El último día válido para matricular un vehículo nuevo y poder acogerse a la subvención será El 31 de diciembre de 2007

    A partir del 1 de enero de 2008, el Real Decreto que promulga el Prever ya no estará vigente y, por tanto, nadie podrá acogerse ya a subvención alguna. Si un conductor da de baja su vehículo el 30 de octubre de 2007, deberá matricular el nuevo antes del 31 de diciembre, aunque el plazo de seis meses, en teoría, rebase esa fecha.

    ¿Objetivos cumplidos?

    El Real Decreto 13/2006 que prorroga el Prever durante 2007, justifica su baja definitiva a 1 de enero de 2008 por haber cumplido sus objetivos. Argumenta que, superado el impacto inicial, la permanencia de las subvenciones "les resta eficacia incentivadora, ya que en la medida en que su existencia se da por descontada, reduce aún mas el ya limitado efecto sobre la decisión de los compradores de adquirir un vehículo".

    Para saber cuáles son estos objetivos acudimos a la Ley 39/1997 que aprueba el Plan Prever. En su argumentación afirma que el mayor ritmo de renovación del parque de vehículos, además de aumentar la seguridad y reducir la accidentabilidad debía producir los siguientes beneficios medioambientales:

    • Reducción de las emisiones de plomo, puesto que los nuevos vehículos cuya adquisición se favorece por la aplicación de la presente Ley, van equipados con catalizador.
    • Reducción de las emisiones de azufre a la atmósfera
    • Mejora de los ratios de consumo de carburante/100 kilómetros.
    • Incremento del grado de reciclaje del parque de vehículos.

    Sin embargo, según las estadísticas de ANFAC y la DGT el porcentaje de vehículos de más de diez años que circulan por las carreteras españolas ha aumentado del 32% en 1996 al 33,4% en 2005. En el caso de vehículos industriales el incremento ha sido mayor, del 27,5% al 36,2% en el mismo periodo.

    No obstante, estas cifras necesitan alguna matización. Hay que descontar vehículos que ya no circulan pero que no se han dado oficialmente de baja, por ejemplo, propietarios que tienen impuestos o multas sin pagar y que deberán abonar en el momento de la baja, por lo que se deshacen del coche enviándolo directamente a la chatarra o abandonándolo.

    También influyen en la escasa renovación del parque la práctica de algunas empresas de alquiler que compran vehículos nuevos y tras pocos años de uso los revenden en el extranjero, eliminando de las carreteras españolas vehículos con menos de diez años.

    14 años de Prever

    El Plan Prever nació en el año 1994 con el objetivo de acelerar la renovación del parque automovilístico español, uno de los más envejecidos de Europa, donde el 35% de los coches tenían más de diez años.

    En sus dos primeros ejercicios en vigor el porcentaje no sólo no bajó sino que se incrementó debido a las cifras récord de venta de coches de diez años antes. El Gobierno lo prorrogó hasta 2003 y ante la insistencia de los fabricantes y vendedores de automóviles le dio una tercera oportunidad a partir de 2004, esta vez, incluyendo los vehículos de segunda mano con una antigüedad menor de cinco años. La de 2007 ha sido la cuarta y, si nada cambia, última prorroga.

    En 2006 el Gobierno estimó que el Prever había cumplido su función de renovar el parque automovilístico y fomentar la compra de nuevos modelos menos contaminantes, más seguros y más eficientes. En estos 14 años 3.300.000 vehículos se han acogido al plan, 353.894 de ellos en 2006. En estos 14 años 3.300.000 vehículos se han acogido al plan, 353.894 de ellos en 2006

    Los fabricantes y vendedores, agrupados en GANVAM, han solicitado al Ministerio que dé continuidad al plan para reducir más el número de coches viejos que circulan por las carreteras españolas en aras de la seguridad y el medio ambiente. El sector prevé que la cancelación del plan ralentice el mercado del automóvil, sector que supone el 6% del Producto Interior Bruto, el 11% del empleo y el 24% de la exportación.

    ¿Descuentos medioambientales en el futuro?

    El Real Decreto que entierra definitivamente el Plan Prever deja la puerta abierta a una “reestructuración” de las ayudas “desde el punto de vista medioambiental”. Efectivamente, la Unión Europea debate actualmente una drástica reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, y el automóvil es uno de los principales actores implicados.

    Así, las ayudas en el futuro podrían orientarse a la adquisición de vehículos nuevos que respeten las severas medidas de emisiones contaminantes que, previsiblemente, entrarán en vigor en un plazo no muy lejano. Estas ayudas podrían materializase bien en descuentos, bien en beneficios fiscales para determinados modelos.

    Los fabricantes de automóviles ya han avisado que reducir las emisiones de los motores en los porcentajes propuestos por los políticos va a exigir enormes inversiones de capital, encareciendo la producción y el precio final de la próxima generación de coches respetuosos con el medio ambiente.

    Más información: Decreto Ley del Plan Prever 2007 en el BOE

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones