Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Potencia y par

Son las principales características del rendimiento del motor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 agosto de 2006
No resulta fácil para todo el mundo distinguir potencia y par, ya que son dos conceptos íntimamente relacionados. El par se refiere a la fuerza del motor, al empuje que puede proporcionar. La potencia, es la capacidad del motor para entregar esta fuerza en el menor tiempo posible.

Así, un camión necesita un motor con mucho par mientras que un coche de carreras busca siempre la mayor potencia posible. El par se mide en newtons por metro; la potencia, en kilowatios o caballos vapor (cv).

Normalmente, la potencia y par de un motor van parejos: a mayor potencia, más par.

Los motores diesel ofrecen un buen par. Por eso un coche diesel es más apto para remolcar una caravana, pero si queremos conducir ágilmente con él veremos que a la hora de acelerar y recuperar es "mas perezoso" que uno de gasolina. Los coches de gasolina, por su parte, muestran un comportamiento "más vivo".

Todos los camiones, autobuses y furgonetas grandes son diesel. No se debe sólo a la mayor economía del combustible, sino al mejor par, que permite manejar cargas más pesadas. Los profesionales, por tanto, prefieren la capacidad para arrastrar más toneladas (par) que la posibilidad de transportar poca pero muy rápido (potencia).

De hecho, los camiones cuentan con motores de seis a diez litros de cilindrada con los que consiguen enormes cifras de par para remolcar treinta o más toneladas. Sin embargo, su potencia no es tan alta como podría parecer a simple vista: un autobús suele tener entre 200 y 300 cv y un camión entre 300 y 500 cv.

Con estos mismos 500 cv un coche de gasolina rebasa los 300 km/h. Las motos más veloces del mercado no alcanzan los 200 cv, pero pueden acelerar de 0 a 100 km/h en tres segundos y alcanzar los 330km/h.

No obstante, con el importante desarrollo tecnológico de los motores diesel, estas diferencias se han reducido bastante. Una conocida marca alemana ha ganado en 2006 las 24 horas de Le Mans con un deportivo dotado de motor diesel, un hito en la historia del automovilismo.

Etiquetas:

motor par potencia

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones