Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Prevención y prudencia, máximas para conducir en primavera

En esta estación las condiciones climáticas presentan fluctuaciones importantes y repentinas. Chubascos, niebla y granizo nos pueden sorprender.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 5 abril de 2004
Img cocheBajo las premisas de prevención y prudencia, la Dirección General de Tráfico (DGT) ofrece una serie de consejos para conducir en primavera, ya que la situación meteorológica suele cambiar de forma inesperada.

La prevención supone adoptar medidas para evitar cualquier incidencia previsible en la carretera mediante la revisión del vehículo y la preparación del viaje.

En la revisión habrá que verificar:

- El buen estado mecánico y especialmente comprobar los frenos.

- Comprobar escobillas y limpiaparabrisas.

- Comprobar alumbrado del vehículo, los antinieblas y sus reglajes.

- Niveles: líquido de frenos, aceite, líquido anticongelante y limpiaparabrisas.

- Limpiar el vehículo: cristales, faros, antinieblas, retrovisores y reflexivos para ver bien y ser vistos.

- Comprobar la presión y dibujo de los neumáticos para garantizar una buena adherencia.

- Llevar los recambios necesarios: rueda de repuesto con la presión necesaria, juego de luces, dos triángulos homologados y el chaleco reflectante. Si el destino es una zona de montaña no está de más un rascador de hielo, cadenas y guantes para su instalación.

Para planificar el viaje:

- Consultar el estado del tráfico: mediante el móvil (Movistar en ruta 505 o Wap www.dgt.es/index.wml), el teléfono 900 123 505, el teletexto de TVE (pág. 600) y Tele 5 (pág. 540), internet en www.dgt.es y Vía Digital en el canal Vía Tráfico.

- Mantenerse informado sobre el estado del tráfico y previsiones meteorológicas en los medios de comunicación, especialmente boletines horarios de la radio en los días de mayor tráfico.

- Programar el viaje para distribuir paradas y prever posibles retrasos por las incidencias del tráfico.

- Transportar la carga necesaria evitando excesos y repartiendo los pesos en el vehículo.

- Llevar el depósito de combustible lleno. Ante cualquier situación será de gran ayuda.

Además, la DGT ofrece recomendaciones para mantener la seguridad de la conducción en estas circunstancias climatológicas adversas ya que en estos meses nos pueden sorprender los chubascos, la niebla o el granizo, que han de sumarse a las premisas de conducción con buen tiempo que se resumen en:

- Respetar la señalización y los límites de velocidad, tanto específicos como genéricos.

- Guardar las distancias de seguridad entre vehículos, es decir, aquella que nos permite detenernos sin colisionar con el que nos precede en caso de frenado brusco. Para calcularla en carreteras secas con buena visibilidad se puede aplicar la regla del cuadrado: dividir la velocidad entre diez y elevarla al cuadrado. Ejemplo: a 50 kilómetros por hora: 50/10=5. 5x5=25 metros de distancia. A 120 kilómetros por hora: 120/10=12. 12x12=144 metros de distancia. En caso de calzadas mojadas, la distancia deberá ser el doble.

En la conducción con chubascos conviene:

- Encender las luces de cruce para ser vistos.

- Usar los limpiaparabrisas y dirigir la calefacción a los cristales para evitar que se empañen.

- No adelantar sin necesidad.

- No frenar bruscamente para evitar el aquaplaning.

- Aumentar la distancia de seguridad.

- Si la lluvia es muy intensa, parar con mucha precaución fuera de la carretera. No abandonar el vehículo si no estamos seguros de poder llegar a un refugio o lugar habitado a pedir ayuda.

Con granizo:

- Mantener atención permanente ante los posibles patinazos.

- Encender las luces de cruce para ser vistos.

- Disminuir lentamente la velocidad evitando tocar el freno.

- Evitar aceleraciones, deceleraciones y adelantamientos.

- Aumentar la distancia de seguridad.

- Si es necesario, detener el coche fuera de la calzada.

Con niebla:

- Encender las luces de cruce y alumbrado antiniebla.

- Adaptar la velocidad y la distancia de seguridad.

- No seguir de cerca a otro vehículo. Fijarse en las luces de freno del que nos precede.

- En caso de cualquier incidencia, encender los dobles intermitentes, faros y alumbrado antiniebla.

- Si es muy densa tomar como referencia las marcas viales de la derecha de la calzada.

- Prestar especial atención a la posible presencia de vehículos de dos ruedas y peatones, menos visibles con niebla.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones