Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Tráfico atribuye la alta siniestralidad durante las navidades al 16,6% más de desplazamientos registrados

Las asociaciones de automovilistas piden más radares y más agentes de tráfico en las carreteras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 10 enero de 2006
La carretera se cobró 176 vidas en los 152 accidentes de tráfico registrados durante el periodo navideño, 39 más que hace un año, con lo que se rompe la tendencia a la baja registrada en los últimos años. A estos datos hay que añadir otras 177 personas que resultaron heridas en los distintos siniestros, 86 de ellas graves.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT), su responsable, Pere Navarro, atribuye este incremento de la siniestralidad a un aumento del 16,6% de los desplazamientos respecto al año anterior: la DGT calcula en 21 millones el número de viajes realizados, frente a los 18 millones que había previsto al inicio de estas navidades.

Las 176 personas que se han dejado la vida en las carreteras "son demasiadas" y "un mal dato para empezar el año", dijo ayer Navarro en una rueda de prensa. Añadió que las cifras que ofrecen las 17 jornadas de la operación especial "suponen unos diez fallecidos por día, lo que desgraciadamente es la media habitual de cualquier día laborable".

Navarro también culpó del aumento de los fallecidos al elevado número de siniestros ocurridos en los tres primeros días del año, cuando perecieron 17, 15 y 17 personas, respectivamente, jornadas "que son las que desequilibran el balance global". Pese a todo, a juicio del director de Tráfico "estamos en el camino correcto, porque todos coincidimos en que la concienciación ha aumentado y lo ha hecho de forma sensible". "Cuando la sociedad apoya la lucha contra la siniestralidad ya no hay marcha atrás; no se puede volver a aquellos índices de los años 80, cuando en estas fechas fallecían más de 300 personas".

Además de insistir que desde Tráfico "se está haciendo un esfuerzo en el control y la vigilancia", Navarro apuntó que las acciones emprendidas por el Gobierno en materia de seguridad vial "con el tiempo tienen que dar resultados".

Respecto al tipo de accidente, las colisiones frontales supusieron el 23% de los siniestros con víctimas mortales, y los atropellos el 17%. Además, en torno al 30% de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Críticas de los automovilistas

A la DGT le llueven las críticas desde las asociaciones de conductores. Para Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el incremento de muertos en las carreteras durante las navidades obedece a una política "errónea" en materia de seguridad vial con implantación de radares en autopistas y autovías en lugar de en la red secundaria, unido a una "insuficiente" dotación de agentes de tráfico.

Por su parte, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) destaca el mensaje "demasiado suave" de la campaña de seguridad vial lanzada por la DGT para esta Navidad por entender que fue "más familiar" en lugar de continuar con una advertencia "seria, dura y real". Así, considera ésta una de las razones del aumento de muertos en las carreteras durante las vacaciones navideñas.

Otras causas del incremento de víctimas mortales son, según CEA, las deficiencias y los puntos negros de la red secundaria, así como la existencia aún de conductores "imprudentes" que no ven peligro en conducir bajo los efectos del alcohol o por encima de los límites de velocidad establecidos.

Por último, el Real Automóvil Club de España (RACE) relaciona el aumento de muertes con el desconocimiento de los conductores sobre cómo actuar en situaciones de emergencia o cuestiones como la colocación de las cadenas. Por ello, apuesta por una mayor formación, incluso en los centros educativos.

A su entender, los conductores españoles tienen un grado de conocimiento "muy bajo" sobre cuestiones fundamentales para la seguridad vial, que no se centran sólo en respetar los límites de velocidad o luchar contra la infracción de una norma. "Hay que abordar la siniestralidad con acciones más formativas que sancionadoras", advierte el RACE. También considera necesario aumentar la inversión en infraestructuras nuevas y el mantenimiento de las ya existentes, con mejoras en la señalización vertical, horizontal y de obras.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones