Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Alertan sobre el peligro de consumir naranjas de los árboles que decoran las calles

La piel absorbe todos los gases y productos tóxicos derivados de la polución de las ciudades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 3 febrero de 2002
Las naranjas de los árboles que decoran las calles y plazas de los municipios del sur y el suroeste de España no son aptas para el consumo humano, porque la piel del fruto absorbe todos los gases y productos tóxicos derivados de la polución de las ciudades. Precisamente, la cáscara de la naranja es el ingrediente fundamental de la mermelada amarga, exportada principalmente a Gran Bretaña, Irlanda y los países escandinavos.

La naranja amarga, utilizada para la elaboración de confitura mediante la agregación de tirillas o tropezones, es muy consumida en los países anglosajones, donde no ha sido necesaria ninguna campaña de promoción. No en vano, la mejor embajadora de este producto ha sido la Reina de Inglaterra, Isabel II, quien suele desayunar con este tipo de mermelada. La materia prima de la conserva se encuentra en la producción de Sevilla, con 20.000.000 kilos al año, seguida de Córdoba, Cádiz y Huelva, hasta sumar las 24.000 toneladas.

Pero las naranjas urbanas, plantadas por los ayuntamientos y convertidas por los niños en pequeños balones para improvisados partidos de fútbol o por los manifestantes de cualquier tipo de protesta en armas arrojadizas, es un "subproducto alimenticio", según la Asociación para la Defensa de la Naranja Amarga (ADNA), constituida para defender el cultivo de este fruto y presidida por Dora Fraga, hermana del presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, que lleva casi medio siglo afincada en Mairena del Alcor, un municipio de la campiña sevillana.

ADNA alerta del "alto riesgo" que supone la utilización de la naranja de las calles para la elaboración de la mermelada porque "su piel absorbe todos los gases y productos tóxicos derivados de la polución urbana, como el plomo y los metales pesados de las emisiones de los vehículos".

El presidente de la Cooperativa Agraria Naranjera de los Alcores, Joaquín Troncoso, teme que el problema acabe salpicando a todo un sector por "culpa de la falta de ética de unas personas a las que no les importa fabricar un producto que saben que no tiene los registros sanitarios". "La naranja que se produce en el campo pasa por todos los registros y controles sanitarios y cumple las directivas de calidad alimentaria de la Unión Europea", aduce Troncoso.

El presidente de la cooperativa asegura que todo el proceso de elaboración tiene "más flecos que un traje de gitana y no puede haber ninguno sin controlar".

Hay que destruirlas

Dos empresas afincadas en Sevilla y Valencia continúan utilizando las naranjas de las calles que obtienen a un precio "irrisorio", ya que, según denuncia Fraga, "para los ayuntamientos estos frutos son tan solo un incordio porque ensucian sus calles".

Los municipios buscan entonces una empresa que por veinte mil pesetas o totalmente gratis les retira miles de toneladas que después venden a un precio que destroza el mercado.

Ante esta situación, la asociación ha conseguido acuerdos con varios municipios, entre ellos el de la capital hispalense y también con la Diputación de Sevilla, para recoger las naranjas y destruirlas con tractores que las "machacan en vertederos", explica Troncoso.

Plantar otro tipo de naranjo

Además, la asociación quiere ir más allá e incluso cambiar el tipo de naranjos que se plantan en las ciudades. Esto no afectaría al carácter ornamental del naranjo, ya que la hoja del nuevo patrón también es perenne, tiene el mismo aroma y el mismo azahar. Lo único que varía del naranjo tradicional es el fruto, que se "embebe y solo queda la cáscara y eso ya no se puede comercializar porque para hacer la mermelada hace falta también la pulpa", explica Troncoso, para quien la mermelada de naranja amarga "es la mejor del mundo".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones