Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Atención sanitaria

Cómo denunciar un error médico

Para poder denunciar una negligencia médica no basta con que se haya cometido un error, sino que es necesario demostrar que existe una acción u omisión que ha causado un daño

Denunciar un error médico Imagen: 12019

Hace poco más de un año, un chico murió ahogado por una posible negligencia médica: el facultativo del 112 al que solicitó ayuda no valoró la gravedad en su justa medida. No es una situación única. Cada año hay numerosos casos de presunta mala praxis médica; en concreto, en 2020 se registraron en España 10.509 casos, de los cuales 528 tuvieron resultado de muerte, según la ‘Memoria 2020 de la Asociación El Defensor del Paciente’. Muchas veces, ante estas situaciones, los damnificados no saben cómo actuar, ante quién, ni de qué manera. En este artículo te explicamos en qué casos reclamar, cómo presentar la denuncia y te indicamos qué podrás obtener.

Cuál es el procedimiento para interponer una denuncia a un médico de la Seguridad Social

Acudes a urgencias por dolor abdominal y te diagnostican gases. No estás conforme y acudes al hospital más cercano, donde te hacen pruebas y te encuentran síntomas que parecen ser de apendicitis. Así resulta ser, por lo que te operan de inmediato. Es un caso real en el que, “evidentemente, hay un error diagnóstico, pero no así daño, puesto que la operación te la tenían que haber realizado igualmente debido a la apendicitis”, comenta Rafael Martín Bueno, abogado experto en negligencias médicas. En este caso no se podría denunciar, pero hay otros muchos en los que sí es posible, por lo que explicamos cómo, en qué plazo o por qué se puede denunciar una mala praxis.

➡️ Cuándo se puede denunciar:

Para poder denunciar una negligencia médica deben darse varias circunstancias:

  • Existir daño: una acción u omisión que cause un daño. Por tanto, “si hay negligencia médica pero no hay daño, nada se puede hacer”, señala Martín Bueno.
  • Relación causa-efecto: es preciso que haya “una relación de causalidad entre la negligencia y el daño”, aclara el abogado experto en este área, Rubén Darío Delgado.

➡️ Requisitos:

  • La negligencia debe estar avalada por un protocolo o guía de actuación médica, tiene que demostrarse “una actuación contraria a la que debió llevarse a cabo según los protocolos, guías clínicas o documentos de consenso”, puntualiza Delgado.
  • Así, no vale que un perito concluya que es su opinión, puesto que la parte contraria aportará peritos que opinen lo contrario, “y corresponderá a la parte que sufrió la negligencia probarla con documentación médica“, añade Rafael Martín.

➡️ Los pasos:

1. Lo primero que debes hacer es intentar hablar con el médico implicado o reclamar de manera escrita. ¿Y cómo reclamar a la Administración pública? Debes escribir “solicitando las explicaciones oportunas al respecto”, comenta Ramón Prieto, secretario de la asociación El Defensor del Paciente. Si a cambio recibes evasivas o explicaciones poco convincentes, o incluso la callada por respuesta, debes dar el siguiente paso.

2. Solicitar tu historia clínica.  Cuando la obtengas, es importante dirigirte a un abogado especialista en Derecho Sanitario, para que estudie tus informes médicos. El letrado se apoyará siempre en un perito médico especialista en la patología.

3. Denuncia en los juzgados. Si el perito hace un informe de viabilidad favorable y establece que la causa-efecto de lo ocurrido al paciente ha sido por un error, o por una negligencia, o por una pérdida de oportunidad terapéutica, o por una falta de seguimiento, etc., se presentará una denuncia en los juzgados. Se interpone una acción civil contra el seguro de responsabilidad civil del Servicio de Salud de cada comunidad autónoma “o contra la entidad de salud privada con la que vas al médico”, apunta Martín. En caso de que la comunidad autónoma no tenga este seguro, se interpone una reclamación patrimonial y posterior proceso contencioso-administrativo.

Negligencia

Imagen: Free-Photo

¿Cuál es el plazo?

Para exigir responsabilidad a un médico de la Seguridad Social, el plazo del que se dispone es de un año desde el momento en que se conoce el alcance de las lesiones (si se va a reclamar ante la sanidad privada, el plazo es de cinco años).

Respecto al tiempo de respuesta tras poner una denuncia, el proceso “suele demorarse un año hasta la obtención de la sentencia”, aseguran los expertos. No obstante, los plazos pueden ser mucho mayores. Todo depende de si se recurre (otro año) o se tiene que ir al Tribunal Supremo (que serían tres años más).

¿Cuáles son las negligencias médicas más comunes?

Las negligencias pueden ser muchas y de diversa consideración. Las cinco más comunes son las siguientes:

  • Error de diagnóstico. Un diagnóstico equivocado puede tener terribles consecuencias. Así, el paciente puede empeorar por utilizar medicamentos que no debería tomar y, al mismo tiempo, implica que su enfermedad real no se está tratando por lo que existen notables posibilidades de que empeore.
  • Retraso en el diagnóstico. Tardar en ofrecer un diagnóstico puede hacer que se pierda un tiempo esencial para la recuperación del paciente. Peor aún es la pérdida de oportunidad (el retraso del diagnóstico supone que ya no se pueda aplicar un tratamiento que podría ser efectivo).
  • Problemas derivados de las listas de espera. Como consecuencia de la demora de determinadas pruebas o intervenciones necesarias, el paciente puede empeorar o tener nuevas dolencias asociadas a la primera, que se podrían haber evitado.
  • Problemas con el consentimiento informado. No informar adecuadamente al paciente de los riesgos que puede tener una intervención quirúrgica o un procedimiento (pruebas de alergia, TAC, etc.).
  • Errores en el tratamiento o en una intervención. Equivocaciones en la medicación (o la dosis necesaria) y el olvido de gasa u oro material quirúrgico en el interior de un paciente durante una intervención son errores relativamente frecuentes.

¿Cuánto cuesta poner una denuncia?

Denunciar una negligencia es un proceso que te puede llevar tiempo y suponer dinero, además de una fuerte carga emocional. Por ello muchas víctimas no toman esta decisión. Sin embargo, tanto los abogados como el secretario de la asociación citada animan a hacerlo.

Respecto al coste económico, debes ser consciente de que deberás pagar los honorarios de un abogado y un procurador. Sin embargo, ambos letrados coinciden en señalar que solo se abona en caso de que ganen el caso. Sí habrá que pagar “un poder notarial (para que el abogado te represente), que suele rondar los 70 euros”, admite Rafael Martín.

Además, como indica Prieto, necesitarás asumir “el coste de un informe pericial por parte un médico que se presente a juicio y defienda, frente a la otra parte, que ha existido el error en cuestión”. Será lo más costoso, pues hay muy pocos médicos que lo hacen, confiesa.

¿Qué conseguiré?

Al denunciar un error médico que ha supuesto un daño, lo habitual es obtener una compensación económica, señala Delgado. Aunque conviene aclarar que esta no es la prioridad de quien denuncia una negligencia médica, ya que lo hace, sobre todo, “para que lo sucedido no le vuelva a ocurrir a nadie más”, sostiene Prieto.

Sin embargo, las condenas penales son escasas y, además, “sin antecedentes penales, tampoco tienen pena de prisión”, subraya Rafael Martín. Coincide con esta opinión el secretario de El Defensor del Paciente, quien reconoce que, cuando se trata de una denuncia penal, “rara vez hay prisión, y como máximo se puede obtener la inhabilitación, aunque también es muy difícil“.

Lo que sí es posible es ganar el pleito y publicarlo en los medios de comunicación. Esto sí les afecta más, puesto que los profesionales viven de su imagen, “y si te sacan en prensa siendo el responsable de una mala praxis, el daño a la reputación puede ser el mayor de los castigos que reciban”, advierte Martín.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones