Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Cómo actuar si estoy afectado por la quiebra de Dentix?

Deudas, tratamientos inacabados, mala praxis… El cierre de sus 180 clínicas dentales afecta a miles de personas que ahora se preguntan qué pueden hacer ante este problema

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 11 octubre de 2020
reclamacion clientes Imagen: LionFive

El concurso de acreedores declarado recientemente por las clínicas dentales Dentix ha dejado a miles de personas afectadas en toda España, que ahora ven peligrar tanto sus tratamientos odontológicos —en algunos casos, todavía a medias— como el dinero invertido. Los escenarios a partir de ahora son diversos. Consultamos con un abogado acerca de cuáles son los derechos de los consumidores afectados y qué pueden hacer en cada caso.

El 4 de mayo, las autoridades permitieron a las clínicas dentales retomar su actividad tras el estado de alarma. Desde entonces, la mayoría de las 180 clínicas que Dentix tiene repartidas por toda España permanecen cerradas y con la plantilla en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Ya en abril la empresa se acogió al concurso preliminar de acreedores y sus pacientes comenzaron a temerse lo peor. Las señales eran inequívocas: nadie descolgaba el teléfono y se retrasaban citas con todo tipo de excusas.

Mientras esto ocurría, los miles de clientes que habían financiado su tratamiento pagaban cada mes su cuota, pese a no recibir ningún tipo de explicación por parte de Dentix. Finalmente, la empresa ha optado por el concurso de acreedores, incapaz de afrontar sus deudas con sus principales financieras (Cetelem, BBVA y KKR).

Ahora, los afectados por esta quiebra exigen recuperar su dinero y acabar sus tratamientos dentales. Los expertos coinciden en que el proceso que se inicia es largo y jurídicamente complejo, con miles de afectados por esta suspensión de pagos (pacientes, proveedores, más de 3.000 empleados…). De hecho, el concurso de acreedores podría no acabar en un cierre y las clínicas podrían proseguir con su actividad, aunque esta posibilidad parece remota ya que la deuda, próxima a los 240 millones de euros, es inasumible por cualquier grupo inversor.

“El concurso sirve para ganar tiempo y renegociar, pero nada más. La gente está muy preocupada, y más allá del dinero que puedan recuperar, están las secuelas físicas y emocionales que supone la interrupción de sus tratamientos”, afirma el abogado Francisco Piqueras. Desde la pasada primavera, su despacho ha recibido entre 500 y 600 correos electrónicos y llamadas de afectados, la mayoría de Zaragoza.

Quiebra de Dentix: qué puede pasar ahora

dentista
Imagen: StockSnap

Los escenarios a los que se enfrentan ahora los afectados son diversos:

📝 Clientes que han pagado todo por adelantado

Quienes han pagado por adelantado todo el tratamiento a Dentix se encuentran en un problema grave, porque pasarán a ser acreedores y tendrán que informar al administrador concursal de la cantidad que consideran que se les debe. Para concretar la cifra, apunta Piqueras, “sí o sí Dentix debe aportar la documentación que acredite esos pagos”.

El letrado recuerda que, en principio, los consumidores son los últimos en cobrar. “En el concurso, hay créditos privilegiados que seguramente se coman todo el activo que pueda tener Dentix. La Hacienda Pública y la Tesorería General de la Seguridad Social serán los primeros en recuperar el dinero. Luego están los empleados, los bancos, los proveedores y, al final de la lista, los clientes. Desgraciadamente, por esta vía poco van a poder recuperar”, argumenta.

📝 Clientes que han pedido un crédito personal

Aquellos que hayan solicitado un crédito personal a su banco, y el dinero no se considere vinculado a los servicios contratados a Dentix, también lo tienen muy complicado.

En cambio, si han financiado el tratamiento con un crédito vinculado, la cosa cambia. “Por un lado, pueden desde ya paralizar los pagos e incluso recuperar el dinero que hayan pagado de más”, sostiene Piqueras. Para ello, deben reclamar directamente a la entidad financiera con la que se tenga contratado el crédito. Si en un plazo de dos meses el banco no responde o la respuesta no es satisfactoria, se debe presentar una reclamación ante el Banco de España.

📝 Clientes que han sufrido mala praxis

Otra posibilidad es la que se refiere a la mala praxis en las clínicas. En este caso, el afectado deberá reclamar a la clínica a la que acudió y al dentista que le atendió, si considera que este profesional ha sido el responsable de cualquier problema que haya podido surgir tras el tratamiento (que aparezca una caries que no se había localizado y pierda la pieza dental, que no estén bien puestos los implantes y se suelten, problemas con las coronas, infecciones, dolores, llagas…).

📝 Clientes que han completado el tratamiento y perdido las garantías

Por su parte, los consumidores que han pagado y recibido todo el tratamiento, pero con el cierre de las clínicas han perdido las garantías y la posibilidad de revisión bucodental, pueden apelar al seguro de responsabilidad civil que tiene contratado Dentix.

Qué derechos tienen los clientes afectados

Según resumen el abogado Francisco Piqueras, los consumidores:

  • tienen derecho a recuperar el dinero que han pagado por un tratamiento no recibido y a resolver el contrato por incumplimiento con Dentix.
  • tienen derecho a resolver el contrato de financiación, para que la entidad no les pueda reclamar ninguna cuota ni meter en lista de morosos si no pagan.
  • si ha habido mala praxis, pueden reclamar daños y perjuicios. Incluso les asiste el derecho a que la financiera les sufrague el tratamiento no realizado en otra clínica dental, aunque ese coste sea superior.
  • pueden recurrir a la vía penal si se entiende que ha habido una estafa, lesiones, daños, apropiación indebida por parte del dueño de Dentix.

Una larga lista que, en su opinión, es mejor analizar caso a caso, antes que presentar una macrodemanda conjunta con muchos afectados, ya que esto podría dilatar aún más en el tiempo el proceso judicial.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones