Bilbao celebra un congreso de ginecología que ofrece 25 operaciones en directo

Las intervenciones se retransmiten vía satélite desde hospitales de Bilbao, Barcelona y Alemania
Por mediatrader 4 de mayo de 2006

Unos 700 especialistas se reúnen desde ayer en el Palacio Euskalduna de Bilbao en el V Congreso Nacional de Endoscopia Ginecológica para dar a conocer los últimos avances en este campo. El principal aliciente de este encuentro es poder asistir en directo a 25 intervenciones quirúrgicas, retransmitidas al palacio de congresos de la ciudad vía satélite desde los hospitales de Basurto, el Clínico de Barcelona y el centro Universitario de Tuebingen, en Alemania.

La cirugía convencional está evolucionando hacia técnicas más precisas y menos agresivas, como la endoscópica y la cirugía vaginal, también llamada histeroscopia. La endoscopia, que también se utiliza en otras especialidades médicas, consiste en la introducción en el cuerpo de pequeñas cámaras de televisión y pinzas que permiten la práctica de la cirugía mediante un instrumento flexible de fibra óptica.

El programa previsto para estos días incluye, en realidad, la realización de nueve sesiones quirúrgicas, que suman las 25 operaciones anunciadas. Todas las intervenciones se realizan por duplicado, en algún caso por triplicado, con el fin de evitar pérdidas de tiempo, tener la posibilidad de ver con detalle los momentos de la cirugía que más interesan a los ponentes y, sobre todo, poder continuar con la sesión en el supuesto de que posibles complicaciones obligaran a cortar la emisión.

Las mujeres que fueron invitadas a participar en esta iniciativa dieron su conformidad por escrito «sin dudar ni siquiera un segundo», señala Iñaki Brouard, ginecólogo del hospital bilbaíno de Basurto. «Todas tienen un problema de salud que requiere la práctica de una cirugía; y van a ser operadas por algunos de los mejores especialistas de España y Europa, con las técnicas más modernas», explica este experto.

Sin embargo, no son esas las únicas condiciones que se valoran. Según Brouard, las pacientes también suelen tener en cuenta su contribución al conocimiento científico cuando dan su consentimiento para ser filmadas.