Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Cataluña, primera comunidad que aplica una norma que regula los centros de bronceado

Esta normativa prohíbe las máquinas denominadas ultra rápidas y establece revisiones anuales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 8 mayo de 2003
img_bronceadop
Cataluña es la primera comunidad autónoma española que pone en marcha una normativa para regular los centros de bronceado, que no podrán tener máquinas de las denominadas ultra rápidas, y estarán obligadas a pasar revisiones anuales, además se prohíbe el uso a los menores de 18 años. Esta normativa, que presentó ayer Josep Tous, director general de Consumo de la Generalitat, entrará en vigor esta misma semana.

Entre las medidas que afectan a los fabricantes de estas máquinas bronceadoras, destaca la prohibición de fabricar aparatos con una irradiación igual o inferior a 0,32 vatios por metro cuadrado y una longitud de onda inferior a los 295 nemómetros, que son los que se consideran ultra rápidos. Se trata de que ninguna máquina tenga una potencia superior a la del sol, y de buscar la mayor similitud con el potencial del sol al llegar a la tierra, por lo que las máquinas que excedan estos mínimos deberán reajustarse o ser retiradas.

Mayores de 18

También, a partir de ahora, sólo los mayores de 18 años podrán usar este sistema de bronceado, y además todos los centros de Cataluña tendrán la obligación de abrir una ficha personalizada a los que accedan a este servicio. Tener a disposición de todos los clientes gafas protectoras es otro requisito indispensable de estos centros, y a los usuarios se les recomienda usarlas, así como evitar el uso de cosméticos al tomar el sol artificial, y esperar 48 horas entre sesión y sesión.

Otra recomendación de la Administración regional es que las mujeres embarazadas se abstengan de utilizar estos aparatos. Asimismo, antes de utilizar las instalaciones, todos los usuarios deberán firmar un documento que acredite el conocimiento de los riesgos y las características de los aparatos de rayos UVA.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones