Descubiertos tres componentes del gluten que causan la enfermedad celiaca

Este hallazgo podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico
Por mediatrader 26 de julio de 2010

Un equipo científico del Instituto de Investigación Médica Walter and Eliza Hall, en Melbourne (Australia), ha descubierto tres compuestos clave en el gluten que causan la enfermedad celiaca. El hallazgo podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico. Los resultados de la investigación se publican en su último número de la revista «Science Translational Medicine».

El gluten provoca en este trastorno digestivo una reacción en el sistema inmune que daña la capa que recubre el intestino delgado y dificultado su capacidad para absorber nutrientes. Además, si la enfermedad no se detecta, puede causar una severa desnutrición. En la actualidad no hay tratamientos para esta patología, por lo que la única solución es que los pacientes dejen de comer productos con gluten.

El doctor Bob Anderson, autor de la investigación, que ha durado nueve años y en la que han participado más de 200 pacientes de Melbourne y Oxford (Reino Unido), explicó que la clave de la investigación de la enfermedad celíaca ha sido identificar los componentes tóxicos del gluten. Anderson detalló que se pidió a los voluntarios que comieran pan de trigo y centeno, así como cebada hervida. Seis días después se tomaron muestras de sangre de los pacientes para medir su respuesta inmune a miles de distintos componentes del gluten.

Las pruebas identificaron 90 péptidos que causaban algún tipo de reacción inmune, pero se encontró que tres de ellos eran particularmente tóxicos. «Estos tres componentes están involucrados en la mayoría de las respuestas inmunes del gluten que se observan en las personas que sufren enfermedad celiaca», apuntó el profesor Anderson.

El nuevo hallazgo ya se utiliza por una compañía de biotecnología para desarrollar una inmunoterapia que permita insensibilizar a los pacientes celíacos a los efectos tóxicos del gluten. La técnica consistiría en exponer al enfermo a pequeñas cantidades de los tres péptidos tóxicos.