Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La mortalidad del cáncer baja gracias al diagnóstico precoz y a la prevención

La incidencia de esta enfermedad, sin embargo, es cada vez mayor, con casi 200.000 casos al año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 febrero de 2009
Imagen: CONSUMER EROSKI

Los avances en el diagnóstico y en la prevención han hecho caer la mortalidad del cáncer, una enfermedad que sigue estando muy presente en nuestra sociedad. Se estima que uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida. El tumor de próstata, en hombres, y el de mama, en mujeres, son dos de los principales culpables del aumento de la incidencia de la enfermedad oncológica.

El informe presentado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra hoy, refleja que cada año se diagnostican en el conjunto del país unos 200.000 nuevos casos, de los cuales la mitad se pueden curar. “El envejecimiento de la población y la mayor supervivencia de los enfermos de cáncer son las principales causas de este aumento significativo en el número de pacientes oncológicos”, afirma Ramón Colomer, presidente de la SEOM.

Las cifras de supervivencia de los pacientes oncológicos en España son cada vez más altas

El 80% de los casos diagnosticados se reducen a cuatro tipos de tumores: colorrectal (con más de 24.000 nuevos casos cada año), el de mama (con 21.300), el de pulmón (21.100) y el de próstata (19.700). “Son los cuatro jinetes del Apocalipsis”, señala Emilio Alba, vicepresidente de la citada sociedad.

Diferencias por sexo

La incidencia del cáncer es distinta dependiendo del sexo. De todos los casos diagnosticados anualmente, el 57% se da en varones. En los hombres, el tumor más frecuente es el de próstata, seguido del de pulmón y de los colorrectales. En el caso de las mujeres, el cáncer de mama se sitúa por delante de los tumores ginecológicos (útero, ovario, trompas de falopio y cérvix) y los de tipo colorrectal.

Lo positivo es que las cifras de supervivencia de los pacientes oncológicos en España son cada vez más altas. Desde 1990 y hasta 2002, la supervivencia para las mujeres ha aumentado de un 56,4% a un 59%, mientras que en los hombres se ha pasado de un 44% a un 49,5%. Y esta tendencia se mantiene en la actualidad.

El 80% de los casos diagnosticados se reducen a cuatro tipos de tumores: colorrectal, mama, pulmón y próstata

“Una de las razones de las mejores cifras de supervivencia (al cáncer) se debe a un mejor conocimiento de su origen y comportamiento y al desarrollo de los ensayos clínicos. Todo ello ha permitido añadir nuevos fármacos a nuestro arsenal terapéutico, diseñar tratamientos y estrategias específicas de manera individualizada, y conocer con más precisión el pronóstico de cada caso. Durante el último año se han producido grandes progresos. Esto representa que tanto los tratamientos como las campañas de detección precoz están dando resultados satisfactorios”, explica Colomer.

Para este especialista, “el futuro de la Oncología pasa por evitar la aparición de los tumores, aumentar la detección en estadios iniciales tanto por programas de prevención primaria como secundaria, y potenciar la eficacia al tiempo que se disminuye la toxicidad de los tratamientos”. Asimismo, confía en que, “de la mano de la biología molecular”, se consiga “la individualización de los tratamientos en base a las características genéticas de los individuos y de sus tumores”.

BRUSELAS PIDE MÁS CHEQUEOS

Un informe presentado por la Comisión Europea pone de manifiesto que 22 de los 27 socios comunitarios tienen implantados programas de chequeo de cáncer de mama, 15 países los tienen para cánceres de cuello de útero y sólo 12 para los de colon y recto. Según Bruselas, estos son los tipos de tumores que deberían ser objeto de revisión permanente entre la población.

El número de chequeos que se realizan todos los años en la Europa comunitaria para detectar estas enfermedades “es considerable”, admite la Comisión, “pero no llega a la mitad de los 125 millones de test que tendrían que acometerse cada año para detectar prematuramente el mal”.

Además, de los controles realizados, sólo el 41% tiene lugar de acuerdo con los estándares propios de un chequeo establecido sobre una base poblacional: con identificación individualizada del sujeto a chequear e invitación expresa para que se someta al control.

España tiene en vigor programas de detección precoz del cáncer de mama y de cuello de útero, pero el de cánceres colorrectales, basado en la presencia de sangre en las heces, se encuentra todavía en fase de proyecto.

El citado informe es el primero que realiza Bruselas para determinar el grado de cumplimiento de una recomendación del Consejo de la UE en 2003, en la que se instaba a los Estados miembros a realizar controles periódicos sobre la población para prevenir y tratar posibles tumores.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones