Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La OMS insta a los países a contabilizar los nacimientos y defunciones mediante el registro civil

Cada año se quedan sin registrar 48 de los 128 millones de nacimientos que se producen en todo el mundo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 noviembre de 2007

El registro civil es el medio del que se sirven los países para hacer un seguimiento de los nacimientos, las defunciones y el estado civil de su población. Ese sistema es la mejor forma de crear estadísticas vitales, es decir, un registro de los nacimientos, las defunciones y sus causas. Estas estadísticas son necesarias para saber si los programas de salud funcionan como es debido. También son esenciales para evaluar si los recursos de la ayuda para el desarrollo se utilizan correctamente.

La falta de sistemas de registro civil supone que cada año se queden sin registrar 48 de los 128 millones de nacimientos que se producen en todo el mundo. La situación es incluso peor en lo relativo a las defunciones. A nivel mundial, no se registran dos tercios (38 millones) de los 57 millones de defunciones anuales. La OMS solamente recibe estadísticas fiables sobre las causas de defunción de 31 de sus 193 Estados miembros.

Cuando los nacimientos de los niños no se registran, estos tienen menos probabilidades de beneficiarse de los derechos humanos básicos, sean sociales, políticos, cívicos o económicos, según la OMS.

En el otro extremo de la vida, cuando las defunciones no se contabilizan y sus causas no están documentadas, los gobiernos no pueden diseñar políticas sanitarias eficaces, medir su impacto, ni saber si los presupuestos sanitarios se utilizan correctamente.

Labor desatendida

La mayoría de los países en desarrollo tienen sistemas de registro civil rudimentarios o carecen por completo de ellos. Esto significa que no pueden contabilizar el número de personas que nacen y mueren, ni tener constancia de cuánto viven o de las causas de su defunción.

"Ningún organismo de las Naciones Unidas es responsable de asegurar el registro de los nacimientos y las defunciones, lo que ha dejado esa labor desatendida. Por tal motivo no hemos logrado establecer, apoyar ni sostener sistemas de registro civil durante los últimos 30 años en el mundo en desarrollo", reconoce Margaret Chan, directora general de la OMS.

Entre los países que más necesitan mejorar su registro civil destacan Camboya, Sierra Leona y Siria. La Red de Sanimetría ya ha empezado a trabajar con estas naciones para que mejoren sus respectivos registros. Posteriormente, identificará a otros tres países para ayudarles en esta tarea.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones