Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La vida sedentaria y comer entre horas son factores clave para engordar, según un estudio

La ingestión de grasas no tiene por qué ser la principal causa de la ganancia de peso

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 3 julio de 2002
Un estudio de la Unidad de Epidemiología y Salud Pública y del Departamento de Fisiología y Nutrición de la Universidad de Navarra concluye que llevar una vida sedentaria y acostumbrarse a comer entre horas son factores clave para ganar peso.

En algunos países ha descendido la ingestión de grasas y, sin embargo, ha aumentado la obesidad, por lo que se sospecha que los lípidos no tienen por qué ser la principal causa que determina la ganancia de peso.

Dicho estudio analizó los hábitos de alimentación, la actividad física, la ingestión de grasas y los patrones de consumo de 10.000 personas, aunque los investigadores sólo trabajaron con un subgrupo de este colectivo. Los responsables del informe calcularon de forma separada y en ambos sexos cómo influye el estilo de vida y la dieta en la ganancia de peso durante un período de cinco años.

Entre los hombres, el 23,1% no cambió de peso, el 17,7% había perdido peso en los últimos cinco años y el 59,3% aumentó de peso. Entre las mujeres, un 25,1% se mantuvo en el mismo peso, un 29,8% perdió varios kilos y un 38,8% los ganó.

A pesar de las diferencias entre ambos grupos, los dos tenían algo en común. Aquellas personas que habían ganado peso en los últimos años eran más sedentarios, veían más horas por semana la televisión, dedicaban más horas a hacer la siesta y su ingestión de grasa y de energía total era mayor. Además, el grupo que tenía el hábito de "picar" entre horas era el que tenía más tendencia a la obesidad.

Ejercicio físico

En estudios anteriores se han obtenido resultados dispares al detectar una relación inversa entre la actividad física y el peso corporal, especialmente entre el colectivo femenino. Sin embargo, los investigadores españoles apoyan la hipótesis de que un aumento del ejercicio físico puede disminuir la probabilidad de ganar peso corporal.

Para valorar el nivel de sedentarismo de los pacientes, los investigadores analizaron las horas que dedicaban a ver la televisión y a hacer la siesta. El estudio español señala que los aperitivos, "picar" y ver durante horas la televisión, lo que se asocia con hacer poco ejercicio físico y cenar o almorzar a base de aperitivos, aumenta la probabilidad de incrementar el peso corporal.

Problema de salud

Los autores del estudio advierten de que la obesidad es en estos momentos un importante problema de salud pública en las sociedades occidentales, por lo que insisten en la necesidad de actuar para prevenirla y recuerdan que estos trastornos suponen un gran gasto para la sanidad.

Los investigadores de la Universidad de Navarra abogan por llevar a cabo actuaciones de carácter educativo dirigidas a promocionar la actividad física y a advertir a la población sobre los efectos adversos de tomar alimentos entre comidas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones