Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los ácidos grasos Omega-3 inhiben el crecimiento de células cancerígenas en el hígado, según estudios norteamericanos

Este hallazgo podría dar lugar a nuevas terapias tanto para curar como para prevenir el cáncer hepático

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 abril de 2006
Los ácidos grasos Omega-3 inhiben de forma destacada el crecimiento de células tumorales en el hígado, según concluyen dos estudios de la Universidad de Pittsburg (EE.UU.), que se han hecho públicos durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Investigación del Cáncer, que se celebra estos días en Washington.

Estos trabajos revelan que el efecto de los mencionados ácidos, contenidos en altas cantidades en el aceite de pescado y en ciertas semillas y frutos secos, se debe probablemente a la inducción de la apóptosis o muerte celular programada. Este descubrimiento abre la puerta a terapias eficaces tanto para el tratamiento como para la prevención del cáncer hepático en humanos.

El primero de los estudios se centra en el efecto y mecanismo de los ácidos Omega-3 y Omega-6 en las células de carcinoma hepatocelular humano. Este tipo de cáncer supone entre el 80% y el 90% de todos los tumores de hígado y los pacientes suelen tener una supervivencia de tres a seis meses tras el diagnóstico. Los investigadores trataron el cáncer con dos tipos de ácidos omega-3: el ácido docosahexanoico (DHA) y el eicosapentanoico (EPA), y con el araquidónico (AA), que es un tipo de ácido graso Omega-6, durante un periodo de 12 a 48 horas. El tratamiento con DHA y EPA redujo los niveles de una proteína conocida como betacatenina, cuyos altos niveles están ligados al desarrollo de varios tumores. El AA no mostró ningún efecto.

En el segundo estudio se trataron, durante el mismo número de horas que en el primero, células tumorales de colangiocarcinoma, una forma particular de cáncer de hígado que aparece en los conductos que portan la bilis y que tiene una elevada tasa de mortalidad. En este caso, los científicos concluyeron que los ácidos DHA y EPA también frenaban el crecimiento tumoral.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones