Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Más del 5% de las cesáreas que se practican en España son “innecesarias”

Se realizan en un 25% de los partos, mientras que la OMS recomienda que su aplicación no supere el 20%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 24 septiembre de 2010
Más del 5% de las cesáreas que se practican en nuestro país son "innecesarias" y conllevan riesgos para las madres. Los países desarrollados registran un "incremento desaforado" de las cesáreas, hasta alcanzar a un 25% de los partos en España pese a que la cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) oscila entre el 17% y el 20%, señaló el presidente del Congreso Global de Salud Materno-Infantiles, Lluís Cabrero.

Las clínicas privadas practican en España un 29% de este tipo de intervenciones, mientras que en las públicas este porcentaje alcanza el 21%. El coordinador de Salud Materna y Perinatal de la OMS, Mario Merialdi, concretó que en España ha pasado del 15% en 1999 al 25% en 2010, con tendencia a la estabilización. "Solamente hay que hacer cesárea si es necesario", advirtió.

Este aumento se debe al incremento de edad de las madres -31,5 años el primer hijo-, lo que conlleva patologías como la hipertensión y la diabetes, explicó Cabrero. También se refirió a la frecuente maternidad de mujeres con enfermedades que antes decidían no tener hijos, como diabéticas graves, pacientes en procesos inmunológicos y cardiópatas, aunque estos casos son "justificables médicamente" porque el parto supondría un riesgo para estas madres.

"Hay gente que piensa que la cesárea es como quitarse una muela", afirmó Cabrero, para quien no son un buen ejemplo las personalidades mediáticas que "hacen gala" de haberse sometido a cesáreas. Cabrero advirtió de que la cesárea no deja de ser una intervención quirúrgica, que conlleva riesgos muy graves e incluso mortales. Detalló así que esta práctica puede causar lesiones en órganos vecinos, hemorragias, infecciones, lesiones sobre el feto y problemas psicológicos.

Los efectos pueden llegar hasta la próxima gestación, cuando es "probable" que la placenta haga "inserciones anómalas", como impedir la salida del feto, meterse en la cicatriz de la cesárea anterior, dentro de algún músculo y llegar hasta la vejiga y los intestinos con lesiones hemorrágicas "muy serias", expuso. Además, esta intervención aumenta las posibilidades de rotura uterina, agregó. Cabrero hizo un llamamiento para que toda la sociedad contribuya a erradicar el problema.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones