Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Salud y sobrepeso

Mientras diversas aplicaciones para móviles ayudan a perder los kilos de más, un estudio asegura que un ligero sobrepeso reduce el riesgo de sufrir una muerte prematura

Con el nuevo año y después de los excesos de las fiestas navideñas, muchas personas se proponen bajar de peso. La tecnología puede ser de gran ayuda en forma de programas para móviles, tabletas y otros dispositivos cuya función es colaborar en la tarea de perder los kilos de más. En este artículo se describen algunas aplicaciones que persiguen que el usuario tenga conciencia de su peso y aprenda a controlarlo por sí mismo y a que siga unos hábitos de vida saludables. Como contrapartida, también se da cuenta de un reciente estudio internacional que ha despertado controversia en la comunidad científica al concluir que un ligero sobrepeso reduce el riesgo de muerte precoz de forma significativa.

Imagen: S. Diddy
La clave para bajar de peso, según la mayoría de expertos, está en un estricto control de lo que se come, sumado a un aumento de la actividad física. El problema es encontrar la fuerza de voluntad y el tiempo para conseguirlo. Las tentaciones, la falta de autocontrol y la agenda apretada son algunas de las dificultades más frecuentes que esgriman los afectados. Por suerte, hoy en día hay diversas aplicaciones para móviles inteligentes y otros dispositivos que están pensadas como apoyo cuando se quiere perder peso.

Luchar contra el sobrepeso con ayuda de aplicaciones para el móvil

Hay disponibles sencillas y prácticas plataformas que ayudan a controlar lo que se come y el ejercicio que se practica cada día. Según los expertos, esta fórmula es la mejor manera de adelgazar, ya que permite que el usuario tenga conciencia de su peso y aprenda a vigilarlo por sí mismo.

El primer tipo de aplicaciones pensadas para perder peso son las que fomentan la mejora de los hábitos alimentarios. Entre las más empleadas están GymPac, Shape Up y My Fitness Pal. Con esta última se contabilizan las calorías ingeridas: incorpora la opción de lectura de código de barras, así como una base de datos con más de un millón de alimentos. Según un estudio del Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson, de EE.UU., contar las calorías ingeridas a diario es la mejor manera de perder peso. La buena noticia es que es más fácil con estos programas.

Compartir los logros en redes sociales puede representar un apoyo moral adicional para quienes intentan bajar peso

El segundo tipo de apps se basa en regular la actividad física que hay que practicar cada día. Algunas de las más conocidas son FuelBand, Fitbit One y BodyMedia FIT.

Hay algunas aplicaciones que integran ambas informaciones, como Lose It. Esta potente herramienta propone un plan de ejercicio y un menú según el peso que se quiere conseguir.

Por último, una interesante opción que incorporan la mayoría de estas herramientas es la de compartir los logros obtenidos en las redes sociales, lo que puede representar un apoyo moral adicional para las personas que intentan bajar peso.

Un ligero sobrepeso contra el riesgo de muerte precoz

Un estudio sobre la obesidad en el que han participado más de dos millones y medio de personas de todo el mundo ha dejado sin palabras a la comunidad científica. La razón: los resultados muestran que un ligero sobrepeso reduce el riesgo de sufrir una muerte precoz.

El trabajo ha sido publicado en fechas recientes en la revista 'Journal of the American Medical Association', JAMA, y en él participaron personas de EE.UU., Europa, Australia, China, Japón, Taiwán, Brasil, México, Canadá, India e Israel.

Mediante la fusión de los datos de otros 97 estudios, los científicos hallaron algo que ya conocían: el riesgo de muerte precoz en personas obesas es un 18% mayor que en individuos con un Índice de Masa Corporal (ICM) normal. Sin embargo, también observaron que un ligero sobrepeso tiene un efecto totalmente contrario, pues reduce el riesgo de muerte precoz en un 6%.

Los autores del trabajo apuntan que la variación entre los diferentes estudios consultados fue muy baja, hecho que da solidez a su investigación. No obstante, la explicación de este nuevo hallazgo es, por ahora, un misterio.

Katherine Legal, una de sus autoras e investigadora principal del Centro Nacional de Estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades, CDC de EE.UU., teoriza que "tal vez las personas con un poco de sobrepeso están más preocupadas por su salud y por este motivo acuden con más frecuencia al médico".

Otra explicación que apuntan es que las personas con un ligero sobrepeso, ante una afección médica, podrían ser más capaces de resistir una agresión en su organismo. Además, en la investigación se ha observado el fallecimiento, no las enfermedades crónicas (el sobrepeso incrementa el riesgo de sufrir patologías como diabetes o enfermedad cardiovascular).

El estudio ha sido víctima de numerosas críticas por parte de expertos en el ámbito de la obesidad, pues va en contra del mensaje que se ha repetido durante años. Algunas objeciones apuntan al hecho de que el IMC es solo un parámetro y que para el estudio se deberían tener en cuenta otros factores como el tabaquismo, la historia familiar o la actividad física. Otros autores son más directos con las críticas. John Wass, vicepresidente del Colegio Real de Médicos del Reino Unido, pregunta si alguna vez alguien ha visto una persona con 100 años de edad y sobrepeso. "La respuesta es probablemente no", agrega.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones