Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un fármaco contra el resfriado común abre la puerta a la cura de la neumonía asiática

Científicos alemanes estiman que en dos años se podrán obtener medicinas contra la enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 14 mayo de 2003
Un equipo del Instituto de Bioquímica de la Universidad de Lubeck (Alemania) ha descubierto que un nuevo medicamento para el tratamiento del resfriado común, ligeramente modificado, servirá para el desarrollo de fármacos contra la neumonía atípica. Faltan aún dos años para la consecución de esa medicina, pero lograrlo es posible. Los expertos han llegado a esta conclusión tras descifrar la estructura de una sustancia llamada proteasa principal, que es la que permite al virus reproducirse.

La enzima descubierta por el equipo que dirige el profesor Kanchan Anand resulta fundamental para la supervivencia del virus que desencadena la enfermedad. El agente causante del mal, el ya famoso coronavirus, depende de esa enzima para multiplicarse. Lo que han visto los científicos alemanes es que la proteasa del virus de la neumonía atípica es muy parecida a la del resfriado común. Actuar contra ella impediría la reproducción del microbio.

Actualmente, está en fase experimental un fármaco, conocido como AG7088, que ataca de ese modo al virus del constipado. El paso que la ciencia debe dar ahora es diseñar una medicina parecida a la AG7088, pero que actúe contra la proteasa del coronavirus causante de la neumonía asiática. Si se frena su desarrollo, se evitará la enfermedad. "Si damos en esa diana con éxito, golpearemos al virus en el talón de Aquiles", explicó ayer el científico Rolf Hilgenfeld, portavoz del grupo.

Este especialista se mostró muy esperanzado en la consecución de un medicamento contra el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), dado lo avanzada que, según dijo, se encuentra la investigación. "Convertir esta teoría en fármacos, incluyendo los ensayos clínicos y todo lo demás, llevará tiempo, probablemente un par de años", estimó el científico.

Frenar la epidemia

La consecución de medicamentos específicos contra la neumonía reducirá de manera significativa la mortalidad del mal, que supera ya el 6% inicial y que los epidemiólogos auguran que acabará rondando el 15%. En los últimos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) viene difundiendo el mensaje de que las medidas de aislamiento y las cuarentenas impuestas serán capaces de frenar el avance del SRAS.

La OMS cree que para cuando existan tratamientos, ya no serán necesarios. Por eso, a su entender, los esfuerzos deben centrarse en contener la epidemia. Otros consideran que las cifras de afectados convierten al desarrollo de fármacos en una "prioridad absoluta".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones