Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un neumólogo aconseja siestas cortas «de 10 minutos o media hora» en los meses de verano

Recuerda que el calor de esta época produce "interrupciones en el sueño haciéndolo superficial"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 23 julio de 2004

La siesta es "un mecanismo normal y fisiológico del organismo, que tiene una tendencia natural a dormir en esa hora, y no algo impuesto por una costumbre", apuntó este experto. Sobre su duración, recomendó que no exceda de media hora para que "no afecte a la calidad del sueño del resto del día".

Por otro lado, González Mangado recordó que el calor típico de esta época del año produce "interrupciones en el sueño haciéndolo superficial", cuando las personas "necesitan tener un sueño profundo para poder tener la sensación de que se ha descansado y al día siguiente estar despejado y fresco". En cambio, un sueño "muy interrumpido y muy superficial no es reparador".

Sin embargo, subrayó que el calor tiene peores consecuencias en el caso de los cambios bruscos de temperatura, ya que éstos requieren "un tiempo de adaptación y no se trata solamente de la temperatura absoluta". "Si en junio hay un brusco aumento de temperatura, la sensación térmica, la sensación de agotamiento y la calidad del sueño es mucho peor que luego a finales de julio con una temperatura similar", apuntó.

Ante los efectos del calor en el sueño, el neumólogo reconoció que "las personas no pueden hacer mucho" y descartó rotundamente el tomar sedantes, "algo no recomendable porque muchas veces no sólo no se soluciona el problema, sino que incluso lo pueden empeorar, sobre todo en el caso de gente con patologías ocultas".

En estos casos, González Mangado aconsejó tomar "medidas caseras, típicas de los pueblos, como tener las ventanas de la casa cerradas durante el día para que no entre calor en las habitaciones y abrirlas por la noche para que refresque", o recurrir al aire acondicionado, "pero siempre a una temperatura no demasiado fría".

Etiquetas:

cortas siestas verano

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto