Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Descubren una proteína que podría permitir el cultivo de arroz en áreas contaminadas por arsénico

El hallazgo haría posible plantar, mediante el uso de tecnología génica, variedades que no absorban este elemento tóxico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 18 julio de 2008
arsénico, un elemento altamente tóxico y carcinógeno que existe de forma natural en las rocas, según informa la agencia Cordis.

Más de 20 millones de personas podrían estar expuestas al arsénico de forma crónica en zonas en vías de desarrollo como Bangladesh, partes de la India y regiones del Nepal, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Hasta ahora, los científicos habían sido incapaces de identificar las proteínas que permiten que el ion arsenito, la forma del arsénico que daña las proteínas celulares, entre en las células vegetales.

Markus Tamas, investigador del Instituto de Biología Celular y Molecular de la Universidad de Gotemburgo, junto con sus compañeros daneses, ha descubierto las proteínas responsables de la absorción de arsénico por las plantas. Este equipo de investigación es el primero que aporta pruebas que demuestran que una familia de transportadores, denominados proteínas intrínsecas semejantes a la nodulina 26 (NIP), pueden introducir el arsenito atravesando la membrana de las células de las plantas. Este hallazgo, publicado en la revista "BMC Biology", ofrece la posibilidad de reducir o prevenir la absorción de arsénico por las plantas mediante el uso de tecnología génica.

Los científicos afirman que este descubrimiento podría permitir el cultivo de variedades de arroz que no absorban arsénico ni siquiera cuando se rieguen con agua contaminada. Aplicando tecnología génica, se podrá desactivar las proteínas o manipularlas de tal forma que la planta segregue el arsénico que absorba. Al limitar la absorción y el almacenamiento de arsénico en el arroz, los científicos deberían ser capaces de reducir, al menos en parte, la intoxicación por esta sustancia en humanos, limitando la cantidad que procede de la cadena alimentaria.

El arsénico constituye un problema mundial, ya que contamina el agua, el suelo y las cosechas en un gran número de países tanto en vías de desarrollo como industrializados. En algunas zonas, los elevados niveles de arsénico en fuentes destinadas al agua de beber y al regadío han producido cantidades alarmantemente elevadas de toxinas en los cultivos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones