Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Límites de la publicidad comparativa

La publicidad de alimentos tiene ciertos límites cuando se compara con otros productos protegidos por denominaciones de origen. El pasado 30 de noviembre se presentaban ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas las conclusiones de un litigio sobre las prácticas publicitarias utilizadas por la mercantil De Landtsheer en la comercialización de una cerveza muy especial, la Malheur Brut Réserve, en territorio belga, una cerveza «achampañada» fabricada con un método inspirado en el de la elaboración del vino espumoso y a la que intentó conferir el carácter de producto excepcional reservándole una imagen diferente de la que tiene la cerveza como bebida popular.

Límites de la publicidad comparativa

EL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS DEBE DILUCIDAR SI SE HAN INCUMPLIDO LOS REQUISITOS LEGALES SOBRE PUBLICIDAD COMPARATIVA

La sociedad De Landtsheer, con domicilio social en Bélgica, fabricaba y comercializaba diversas clases de cerveza designadas con la marca MALHEUR, según las conclusiones del abogado. El pleito principal empezó en 2001, cuando la mercantil lanzó al mercado, con la denominación «Malheur Brut Réserve», una cerveza fabricada con un método que se inspiraba en el de la elaboración del vino espumoso. En todas las botellas de este nuevo tipo de cerveza aparecía colgado a su cuello o en el embalaje menciones como brut reserve, la primera cerveza brut del mundo o cerveza rubia según el método tradicional y Reims-France, así como una referencia a los viticultores de Reims y de Epernay.

En el momento de su presentación, el administrador de la sociedad productora utilizó la expresión Champagnebier para indicar que la cerveza en cuestión había sido elaborada conforme al método champañés. Además, quedaba acreditado que en algunas entrevistas o en programas de televisión era exaltada la originalidad de la cerveza invocando características del champán, llegando a manifestar Está elaborada del mismo modo que el champán, pero es una cerveza.

El pleito principal
El litigio principal tiene su origen en la demanda interpuesta el 8 de mayo de 2002 por el Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne y la mercantil Veuve Clicquot Ponsardin SA contra De Landtsheer ante el Tribunal de Comercio de Nivelles. La demanda propone que el uso de las indicaciones y expresiones utilizadas por esta última para su cerveza habían vulnerado las normas belgas sobre publicidad engañosa y comparativa, y se ordenara el cese de tales actividades. El tribunal dio la razón, en parte, a los demandantes y condenó a De Landtsheer al cese de toda utilización de la indicación geográfica Reims-France, de la denominación de origen Champagne, de la indicación méthode traditionnelle y de cualquier otra referencia a los fabricantes, al sabor o al método de fabricación del champán.

Sin embargo, la demanda fue desestimada en lo relativo al uso, para una cerveza, de las indicaciones brut, reserve, brut reserve y la primera cerveza brut del mundo. Ninguna de las partes aceptó la resolución dictada: la condenada porque no aceptaba las limitaciones impuestas (si bien con la exclusión de la parte en la que se le prohibía el uso de la denominación de origen Champagne en la expresión Champagnebier; y las demandantes porque consideraban que no debía haberse estimado parcialmente sus pretensiones. En la resolución de remisión, De Landtsheer manifestó que renunciaba definitivamente a la utilización de la indicación Reims-France y de las referencias a los viticultores de Reims y de Epernay.

La cuestión principal ante la Corte de Apelación de Bruselas quedaba circunscrita a determinar si la utilización de los términos brut, reserve, brut reserve y la primera cerveza brut del mundo, así como la invocación, en las comunicaciones dirigidas a promover la venta de dicha cerveza, del vino espumoso y del champán, del sabor o del método de fabricación de este último, constituyen, además de contravenir la prohibición de la publicidad engañosa, una publicidad comparativa ilícita.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones