Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Límites éticos y jurídicos a los transgénicos

La reciente autorización estadounidense del cultivo y comercialización de un arroz que contiene genes humanos a una empresa biotecnológica de EEUU ha levantado duras críticas desde diferentes ámbitos sociales. Entre grupos de ecologistas y de consumidores el nuevo producto, que pretende mostrarse como un alimento con propiedades médicas, ha planteado un mar de dudas sobre los posibles riesgos para la salud humana y para el medio ambiente.

Límites éticos y jurídicos a los transgénicos

LA AUTORIZACIÓN ESTADOUNIDENSE A LA COMERCIALIZACIÓN DE UN ARROZ CON GENES HUMANOS ABRE EL DEBATE SOBRE LOS LÍMITES ÉTICOS Y JURÍDICOS EN LA ALIMENTACIÓN HUMANA

El interés de la empresa estadounidense está en producir un arroz genéticamente modificado con los genes humanos que sintetizan las proteínas antibacterianas lactoferrina y lisozima (que se encuentran en la lecha materna, la saliva y las lágrimas) por su contribución a atenuar los efectos de la diarrea. Las empresas del sector del cultivo de arroz tradicional también han mostrado su malestar con la decisión adoptada, pues temen que el cultivo del nuevo arroz pueda mezclarse con el suyo. De momento, la autorización va a permitir su producción al aire libre en Kansas, una zona donde no se cultiva arroz.

El Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas inglesas) ya ha dado su visto bueno desde el ámbito jurídico, pues considera que el alimento en cuestión no plantea ningún riesgo para la salud humana. La cuestión, sin embargo, ha empezado a discutirse desde la perspectiva ética. El tema plantea dilucidar si es aceptable que la ciencia pueda llegar a ofrecer a los consumidores este tipo de alimentos que contienen genes humanos, aunque sea para paliar determinadas enfermedades y sus graves efectos, especialmente en la población infantil y en países del tercer mundo.

El debate ético y religioso
Más que la seguridad del producto, la cuestión está en la conveniencia de que la ciencia se adentre en aspectos de la biología vegetal y animal

Cuando todavía no se ha superado la alarma social respecto a determinados avances biotecnológicos y los posibles riesgos asociados a algunos de sus «engendros», como los alimentos transgénicos, especialmente en la UE, en EEUU no han dudado en dar una autorización previa al cultivo de un nuevo alimento transgénico con connotaciones mucho más cercanas, al determinarse que no se aprecia, de momento, «ningún riesgo» para la salud humana.

La cuestión a dilucidar, desde el ámbito más propio de la ética, ya no está en la determinación de la seguridad del producto a comercializar y en la ausencia de riesgos para la salud pública, sino en la conveniencia de que la ciencia se adentre en estos aspectos tan «íntimos» de la biología vegetal y animal, que en algunos casos han denominado «alimentos Frankenstein».

Hace algún tiempo que el profesor Javier Gafo, director de la Cátedra y del Máster de Bioética de la Universidad Pontificia de Comillas, puso de relieve que las emociones y los sentimientos son muy importantes en la vida humana y en la aproximación a los dilemas éticos que planteaban las ciencias biotecnológicas en la actualidad. Emociones y sentimientos que, sin duda, se mantienen hoy día en España y en buena parte de la UE con los alimentos transgénicos. Algunas encuestas revelan que muchos adultos asociaban dilemas éticos con la manipulación genética, siendo el más proclive a ser en los que se consideran religiosos.

Es precisamente en materia religiosa donde pueden presentarse mayores objeciones con respecto a determinados alimentos genéticamente modificados. No puede olvidarse que las leyes religiosas muchas veces prohíben ciertos «atentados» o manipulaciones con respecto a la pureza de ciertos alimentos que ingieren sus creyentes. Ahora estará por ver si la pureza de ciertos dogmas religiosos o éticos puede llegar a interpretar o a asociar la ingesta de alimentos con genes humanos a cierto modo de «canibalismo», a conductas éticamente incorrectas o a prácticas totalmente prohibidas.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: La ciencia como base »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones