Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Combatir los prejuicios hacia la inmigración

Caracterizar y abordar los prejuicios hacia la inmigración son dos aspectos básicos para combatir unas ideas que se agudizan con la crisis

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 24 agosto de 2012

El fenómeno de la inmigración es poco conocido por la mayoría de los ciudadanos y, además, en los últimos años es víctima de la crisis. En tiempos de bonanza, las personas extranjeras se consideran una fuerza de trabajo imprescindible para mantener el impulso de la economía, pero cuando las cuentas no cuadran, son las primeras dianas. Algunos de los prejuicios más frecuentes les reprochan quitar empleo a las personas nacionales, ser muchos más de los que el país puede soportar o abusar de las ayudas sociales. En este artículo, se destaca cómo combatir los prejuicios hacia la inmigración, la necesidad de compartir buenas prácticas para superar los estereotipos sobre la inmigración, el origen de prejuicios y estereotipos relacionados con la migración y los estereotipos y prejuicios frecuentes.

Imagen: Mario

Cómo combatir los prejuicios hacia la inmigración

En especial en época de crisis, se pierde sensibilidad y se generan prejuicios hacia las personas inmigrantes que, pese a ser eso, opiniones desfavorables, se extienden como si fueran afirmaciones irrefutables. Combatir estos estereotipos sobre la inmigración es tarea de todos, pero por el momento, esta ha recaído en personas, asociaciones y entidades sensibilizadas, que han puesto en marcha programas e iniciativas para desvelar las claves de la migración y desmontar mitos.

Los prejuicios hacia la inmigración se nutren de informaciones distorsionadas, que exigen análisis y reflexiones alternativas para superarlas

"Frena el rumor" es una iniciativa respaldada por el Gobierno vasco "como una contribución en el ámbito de la lucha contra el racismo, la xenofobia y la promoción de la convivencia en la diversidad". Su objetivo es acabar con los prejuicios y estereotipos o, al menos, asesorar sobre cómo hacerlo. Para ello, en primer lugar, recuerda que los inmigrantes conforman un "amplio y heterogéneo abanico de personas", que abandonan su país por diferentes razones, aunque se les etiqueta a todos por igual, con las consiguientes consecuencias, "muy negativas en la integración y la cohesión social".

De este proyecto ha surgido una "Guía para combatir los rumores, los estereotipos y los prejuicios hacia la inmigración", si bien se recuerda que es voluntad de todas las personas conseguir abolir estos pensamientos. En ella se recoge que estos tres elementos "distorsionan la comprensión de la realidad", mientras que la crisis económica "dificulta aún más, si cabe, la promoción de una sociedad justa y solidaria".

En cuanto a la puesta en práctica de actuaciones para combatir los estereotipos, la guía propone dos etapas: caracterizarlos y aprender a abordarlos. Se buscan así las dimensiones y matices de cada idea e incluso, en el caso de las informaciones transmitidas a través de los medios de comunicación, se analizan las imágenes que se publican junto a los textos y los posibles comentarios de los usuarios, en el caso de publicaciones en medios digitales. Respecto al abordaje, se proponen tres pautas: hablar con propiedad para no distorsionar la realidad, conocer los derechos "aplicables al rumor, prejuicio o estereotipo" y proponer a los lectores análisis y reflexiones alternativas para que ellos mismos desentrañen la realidad de cada información.

Compartir buenas prácticas para superar los estereotipos sobre la inmigración

El proyecto invita a quienes conozcan iniciativas para superar los estereotipos a compartirlas en la página web y orienta sobre los criterios que estas buenas prácticas han de cumplir. Se considera que deben enmarcarse en alguno de estos tres campos: prevención, intervención e innovación. A la vez, se valora la difusión tanto de buenas prácticas en marcha como ya realizadas, en especial, si es posible aplicarlas en otros entornos.

Se estima de igual manera que las iniciativas estén relacionadas con los estereotipos más habituales, puesto que de este modo se consigue un resultado más visible y se combaten las principales causas de rechazo a las personas inmigrantes. El objetivo es "enriquecer" el trabajo contra estos prejuicios para lograr un efecto mayor y conocer "iniciativas que constituyan un ejemplo de trabajo en red y tengan carácter supraterritorial".

Origen de prejuicios y estereotipos relacionados con la migración

Desconocimiento, falta de información, prejuicios, rumores. Estos son algunos de los motivos que generan los estereotipos relacionados con la migración y provocan informaciones falsas o distorsionadas acerca de las personas inmigrantes que residen en nuestro país.

El conocimiento o falta de este provoca una percepción más o menos acertada de la realidad, que genera una reacción en el ciudadano. Esta puede ser favorable o contraria a la inmigración, por lo que se apela a ciudadanos informados. Para ello se aportan, entre otros, los siguientes datos: el porcentaje de población extranjera se ha estancado y el saldo migratorio, en algunos casos, ha descendido; la mayoría de las personas inmigrantes residen en nuestro país de manera legal; y más de la mitad tienen entre 25 y 44 años y trabajan, por lo que cotizan a la Seguridad Social y ayudan a mantener el actual sistema de pensiones.

Estereotipos y prejuicios frecuentes hacia la inmigración

Si bien los estereotipos son varios y variados, es posible confeccionar una lista con los más frecuentes y que se escuchan con más asiduidad. La Oficina de Derechos Sociales (ODS) de Sevilla ha configurado un catálogo de prejuicios sobre la inmigración y ha grabado un vídeo en el que varios expertos aportan información suficiente para destacar la ausencia de datos que los sostengan.

  • Los inmigrantes son hombres que llegan en pateras a nuestras costas. Al contrario de lo que se piensa, la mayoría de las personas inmigrantes que llegan a España son mujeres que entran al país en avión o a través de las fronteras terrestres.

  • Copan la sanidad, los colegios y las ayudas. La realidad es que los principales beneficiarios de las ayudas sanitarias y sociales son las personas mayores de 65 años.

  • Nos invaden y nos quitan el trabajo. Las personas inmigrantes que llegan a España tan solo pueden acceder a los puestos de difícil cobertura recogidos en un catálogo que elabora el Ejecutivo.

  • No se integran en nuestra sociedad. A menudo, se considera que no se integran porque mantienen sus costumbres, en lugar de seguir las españolas. Pero esto solo significa que se pretende que pierdan sus tradiciones, en favor de las del país de acogida, en lugar de propiciar un intercambio cultural.

  • Forman bandas y se dedican al crimen organizado. En el vídeo se asegura que estas son informaciones erróneas filtradas con la intención de justificar recortes.

  • No pagan impuestos en sus negocios. No hay datos que confirmen este extremo, por lo que en ningún caso se puede dar por cierta esta información.

A estas ideas se unen otras entresacadas por los expertos que han participado en “Frena el rumor”. Los prejuicios destacados por esta iniciativa son un total de doce, que en algunos casos se repiten respecto a los anteriores, por ser comunes en la sociedad.

  • No podemos aceptar más inmigrantes: son demasiados.

  • Los inmigrantes viven de las ayudas sociales y abusan de ellas.

  • Los inmigrantes nos quitan el trabajo.

  • La inmigración aumenta el machismo y la violencia de género.

  • Los inmigrantes no se quieren integrar.

  • Los inmigrantes abusan del sistema sanitario y colapsan las urgencias.

  • El alumnado inmigrante baja el nivel educativo de las escuelas y genera guetos en los centros.

  • Se llevan los pisos de protección oficial: tienen preferencia y más posibilidades.

  • Viven apiñados y en malas condiciones. Esto encarece el mercado de alquiler y deprecia los barrios en los que se instalan.

  • La inmigración provocará que otra vez se pongan encima de la mesa las cuestiones religiosas y frenará el camino hacia la laicidad.

  • Sobreocupan el espacio público y hacen un mal uso de él.

  • No conocen las normas, carecen de civismo.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones