Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Fernando Sierra, cofundador de Doafund

Un desahucio no es solo una familia a la que echan de su casa, sino una familia abocada a la exclusión social, que queda casi en la indigencia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 2 marzo de 2013

Los desahucios preocupan. Y mucho. Por este motivo, Fernando Sierra y Luis Jiménez han creado Doafund, una plataforma virtual para ayudar a familias que no pueden afrontar sus pagos hipotecarios. A través de ella, las familias en riesgo de desahucio solicitan ayuda, que pueden prestarles los ciudadanos mediante donaciones. Un desahucio es un «drama personal y familiar». Así lo cuenta Fernando Sierra en esta entrevista, que detalla el funcionamiento de Doafund y su política de transparencia para asegurar que todas las donaciones llegan a las familias.

¿Cómo define un desahucio?

Un desahucio es un drama personal y familiar. No es simplemente una familia a la que echan de su casa, sino una familia abocada a la exclusión social. Lo último que dejamos de pagar es la vivienda, así que las familias desahuciadas se quedan prácticamente en la indigencia.

Somos una familia en riesgo de desahucio, ¿cómo puede ayudarnos Doafund?

«En Doafund ayudamos a que familias que no pueden hacer frente a su hipoteca cumplan con algunos de sus pagos»

En Doafund ayudamos a que familias que no pueden hacer frente a su hipoteca y corren el riesgo de ser desahuciadas puedan cumplir con algunos de sus pagos, de forma que se impida el inicio del procedimiento de ejecución hipotecaria y, por lo tanto, el desahucio. Damos de alta a estas familias en una plataforma web, a través de la cual cualquier persona u organización puede aportar su granito de arena.

¿De qué modo podemos ayudar los ciudadanos?

Cualquier persona puede colaborar de forma directa. Lo único que debe hacer es entrar en www.doafund.com, elegir a la familia a la que quiera ayudar y hacerle una aportación directa. También es posible cooperar con la difusión de la causa de las familias en redes sociales. Se puede dar a conocer a una familia, de forma que aumenten sus opciones de captar el dinero necesario para pagar su cuota.

¿Hay una cantidad mínima para donar?

El patrocinio mínimo es de 5 euros.

¿Qué es un patrocinio?

Queríamos huir de las típicas palabras que definen a estas ayudas y, en principio, nos decantamos por patrocinio social para referirnos a la ayuda que las empresas pueden dar a través de Doafund.com, a cambio de publicidad. Luego decidimos extenderlo a todos los donantes que aportan fondos, ya que nos pareció que una circunstancia especial, como es la provocada por la crisis en el tema de los desahucios, necesitaba una solución especial, nueva e innovadora, también en los términos utilizados.

Prevén también contar con un fondo común, ¿en qué consistirá?

El fondo común es una hucha al que llega dinero de dos formas: grandes aportaciones, que esperamos captar en el futuro, y sobrantes de patrocinios particulares, en el caso de que se done a una familia más dinero del que necesita para completar su cuota. En la plataforma, en los pasos para realizar el pago, lo explicamos.

Todo el dinero que haya a final de mes en este fondo común se repartirá entre las familias que ocupen los puestos más altos del ranking de urgencia, de manera que estos, los más cercanos al desahucio, puedan pagar su cuota.

¿Cuál es su política de transparencia?

«Durante el primer año, esperamos ayudar a unas 150 familias»

Desde el principio apostamos por un proyecto extremadamente transparente. Por ello, a través de la página web, el patrocinador elige a la familia, ve de forma inmediata que su dinero llega a la familia escogida y recibe información sobre cuándo se realiza el pago al banco. La plataforma está preparada para que haya contacto directo con la familia, aunque esta decidirá qué información comunica. Además, estamos en conversaciones con una organización social de relevancia para incorporarla al proyecto y dotarle de más transparencia.

¿Han calculado a cuántas familias pueden ayudar?

Hemos realizado estimaciones y, en el primer año, esperamos ayudar a unas 150 familias, lo que supondrá pagar unas 600 cuotas.

¿Mantienen contacto con grupos de afectados o son las propias familias quienes se comunican con Doafund de manera individual?

Aunque lo más habitual es que las propias familias nos contacten, hemos explotado ambas vías. Así hemos mantenido encuentros con algunas Plataformas de Afectados por la Hipoteca y Stop Desahucios. En concreto, ya hemos acordado una colaboración y ha habido un feedback positivo con el resto.

¿Qué seguimiento se prevé de los casos?

Nuestra obligación es garantizar que todas las familias que solicitan ayuda a través de Doafund se encuentran en una situación real de necesidad y, por eso, realizamos una labor de identificación y seguimiento, que consiste en el envío de documentación por su parte. De momento, no llevamos a cabo ningún seguimiento a las familias que dejan el proyecto.

Su trabajo puede ser frustrante. ¿Qué ocurre si no consiguen su propósito?

«Trabajaremos para que la tasa de éxito sea lo más alta posible»

Este caso no solo es posible, sino que creemos que ocurrirá porque es prácticamente imposible obtener una tasa de éxito del 100%. El día que eso pase sufriremos, porque tenemos contacto directo con las familias y la empatía que sentimos hacia ellas es muy alta, pero no nos rendiremos. Trabajaremos para que la tasa de éxito sea lo más alta posible y estos casos sean mínimos.

¿Les gustaría quedarse sin trabajo?

¡Ojalá! Trabajamos para evitar desahucios, así que la mejor noticia para nosotros sería saber que no los habrá.

Doafund, una plataforma para evitar desahucios

Imagen: Luis Jiménez y Fernando Sierra. Doafund

Las donaciones a través de Doafund son «una ayuda transitoria a una tipología de familia con una problemática concreta: la imposibilidad de pagar, pero sin procedimiento de ejecución», indica Fernando Sierra. No obstante, su intención es extender la ayuda a otras familias con problemáticas diferentes.

Doafund ayuda a familias que no pueden pagar su hipoteca, pero aún no han iniciado un proceso de desahucio

A quienes sí han tenido ya en cuenta es a los bancos. «Hoy en día, el único camino para evitar un desahucio es pagar las cuotas de la hipoteca. Por ello, nuestra intención es que los bancos costeen el mantenimiento del proyecto, con la devolución de un porcentaje de las cuotas que cobren a través de la plataforma. Gracias a esto, el 100% de los patrocinios podrán destinarse a las familias y nada se perderá por el camino».

En cuanto a estas familias, por ahora solo pueden solicitar ayuda a través de Internet, si bien no todas pueden acceder a esta tecnología. «No obstante, -reconoce Fernando Sierra- aún tenemos muy pocos recursos y no podemos asumir otros canales».

Etiquetas:

desahucios


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto