Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Inmigrantes en pueblos

Comenzar una nueva etapa en zonas rurales despobladas supone una oportunidad para las personas y los municipios

img_cepaim visita

Puede ser la solución para decenas de pueblos e inmigrantes. El traslado de familias extranjeras a zonas rurales despobladas ha ganado fuerza en los últimos años. Los municipios tienen como máximo 10.000 habitantes, aunque los hay que apenas cubren el censo con 100. A los inmigrantes se les facilita un empleo y vivienda, mientras que los vecinos reciben la información necesaria para ayudar en el proceso de integración. El éxito de la iniciativa depende de todos.

Tomar la decisión en familia

/imgs/2009/03/cepaim-visita-articulo.jpg

Las personas inmigrantes que residen en nuestro país lo hacen, cada vez más, en familia. Cuando su situación se estabiliza, solicitan la reagrupación para compartir con los suyos un nuevo proyecto de vida. Sin embargo, en ocasiones, ese proyecto no logra los resultados esperados. Es entonces cuando se buscan alternativas como la que ofrece el Consorcio de Entidades para la Acción Integral con Migrantes (Cepaim). Su apuesta impulsa el traslado de familias completas a zonas rurales donde reciben facilidades para encontrar empleo y vivienda. De esta manera, se promueve una sociedad intercultural y se apoya la integración de la población inmigrante.

Uno de los principales retos es destacar el valor de las personas inmigrantes “como un recurso y no como fuente de problemas”, señala Cepaim. Su propuesta en este sentido es el Programa de Intervención con Unidades Familiares. Considera que si se logra la inclusión de toda la unidad familiar, se consolidará la inclusión social de cada uno de sus miembros. La idea cuenta con el apoyo del Ministerio de Trabajo e Inmigración y está cofinanaciada por el Fondo Social Europeo.

Los destinatarios preferentes son unidades familiares con hijos menores a su cargo, cuyo proyecto migratorio opta por la permanencia en España, que disponen de permiso de trabajo por parte de algún miembro adulto y no se encuentran en situación de urgencia o emergencia social. También se pide a las familias cierto dominio del castellano y tener una motivación para residir en un medio rural. Elementos claves para que el proyecto no fracase. “No todas las familias pueden participar. Por ello, contemplamos una fase previa de valoración, en la que las familias analizan si realmente desean participar o no”, explica Gemma Miñarro, responsable del programa.

Los municipios seleccionados están catalogados como municipio rural, lo que significa que tienen un máximo de 10.000 habitantes, aunque la cantidad varía según la provincia. “Por ejemplo, en Teruel, los pueblos tienen como mucho 300 habitantes, mientras que en Ciudad Real rondan el millar o alcanzan los 5.000 habitantes”, añade Miñarro. Este factor debe analizarse con serenidad para evitar el choque que puede suponer el traslado desde la ciudad a una zona rural.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones