Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Rosa Baños, catedrática de la Universidad de Valencia y responsable del proyecto Mayordomo

La red social y de apoyo es uno de los pilares principales del envejecimiento saludable

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 15 mayo de 2010
Universidad de Valencia, la Universidad Jaume I y la Universidad Politécnica de Valencia- pretende que las personas mayores aprovechen las ventajas de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Mediante un ordenador con conexión a Internet, las personas mayores acceden a un sistema en el que un avatar llamado Mayordomo les guía. Formula preguntas, indica qué hacer en las diferentes actividades propuestas, traslada mensajes de ánimo y, cuando el sistema detecta sintomatología ansiosa y/o depresiva en la persona, propone actividades concretas. Al otro lado, un profesional sanitario, que también puede hacer uso de Mayordomo, recibe de forma automática en su correo electrónico un informe de evaluación para conocer el estado del anciano. Por su parte, familiares y amigos pueden conectarse también con la personas mayor para hablar por videoconferencia, leer su "libro de la vida" y, en definitiva, formar parte de su agenda de contactos.

¿Se puede mejorar el modo de envejecer?

La vejez se entiende cada vez más como una etapa del ciclo vital donde una persona puede descubrir y construir nuevos roles. Esta nueva forma de pensar en el envejecimiento ha dado lugar al concepto de «envejecimiento saludable», que va más allá del hecho de evitar la enfermedad. Plantea un proceso en el que se optimicen las oportunidades físicas, sociales, lúdicas y de salud mental de las personas mayores, es decir, que sean parte activa de nuestra sociedad, sin discriminarlas y que disfruten de una independencia y una buena calidad de vida, de nuevas oportunidades para la autorrealización personal.

¿Qué papel juega el proyecto Mayordomo en este proceso?

Mayordomo es una plataforma tecnológica para personas mayores y el personal sanitario que trabaja con ellas. En el caso de la persona mayor, busca fomentar la socialización, el entretenimiento, el aprendizaje y el entrenamiento en habilidades de regulación emocional y fortalezas psicológicas. Pretende reducir la brecha entre la era tecnológica de hoy y las personas mayores, generar un puente de unión en el cual, mediante las TIC, se sientan más conectadas y encuentren nuevos y más espacios de ocio a través de Internet, de la posibilidad de escuchar sus temas musicales favoritos, editar su propio álbum de fotos multimedia o escribir en su «libro de la vida». Éste funciona como un blog y la persona mayor es autónoma para escribir o agregar imágenes y melodías, que luego comparte con familiares y amigos que tengan acceso a la plataforma Mayordomo.

¿Es, por lo tanto, un sistema de teleasistencia?

«El usuario recibe instrucciones de un avatar, que se convertirá en su asistente y generará mensajes de ánimo y de refuerzo cuando realice distintas actividades»

Cuenta con un conjunto de actividades lúdicas y terapéuticas adaptadas a las necesidades de la tercera edad y pensadas para ejercitar los componentes claves en un envejecimiento óptimo, como son la integración, la comunicación, el aprendizaje, la red socio-emocional y el entrenamiento en emociones positivas. Este último es fundamental en la salud mental de las personas mayores.

¿Qué se necesita para utilizarlo?

El sistema Mayordomo sólo necesita un ordenador con conexión a Internet. Todas sus herramientas son autoaplicadas. Se ha diseñado para que la persona mayor lo pueda utilizar cuando esté sola. Cada una de las actividades que propone se guían por instrucciones verbales y escritas dictadas por un avatar, al que llamamos Mayordomo, que señala al usuario qué debe hacer en cada paso. El avatar se convertirá en el asistente de la persona mayor mientras dure su paseo por el sistema y generará mensajes de ánimo y de refuerzo cuando realice distintas actividades. Durante todo el proceso de diseño y creación del sistema se realizaron distintas pruebas con personas mayores para corroborar si era adecuado para ellas: si se entendía, si las personas podía alcanzar autonomía en su manejo, etc. Pretendemos que el sistema sea fácil de usar.

En principio, no parece que las nuevas tecnologías sean la herramienta más adecuada para que utilicen las personas mayores. ¿Cómo se consigue que usen sin dificultad una plataforma virtual?

«Si las nuevas tecnologías no se adaptan a las características de las personas mayores, su impacto puede llegar a resultar escaso o negativo»

Era uno de los principales desafíos del proyecto. Queríamos llevar las TIC a las personas mayores y no a la inversa. Cada vez hay más evidencia científica que demuestra que las personas mayores se pueden beneficiar del uso de las TIC. Sin embargo, si las nuevas tecnologías no se adaptan a sus características, su impacto puede llegar a resultar escaso o negativo. En el caso de Mayordomo, por la experiencia que tenemos en la aplicación de las nuevas tecnologías en al área de salud, sabíamos que podía ser un recurso potente. Pero era crucial que las personas mayores se sintieran cómodas al usar el sistema, que lo pudieran gestionar solas y disfrutar. Para lograr estos objetivos, se siguieron estrictos protocolos de usabilidad. Durante todo el proceso de diseño y desarrollo, tuvimos que cambiar distintos aspectos y formas de funcionamiento. Convertir una plataforma virtual en una plataforma usable para personas mayores supuso testar cada paso con usuarios mayores y evaluar el nivel de dificultad y satisfacción, entre otros indicadores.

Por otro lado, si bien se puede pensar en la dificultad que implica llevar plataformas virtuales a las personas mayores, cuando se les ve interaccionar con las TIC y se observa qué significa para esa persona utilizar los mismos recursos que usan sus hijos y/o nietos y que pueden empezar a compartir un lenguaje común el navegar en Internet, escribir en el ordenador, mandar o recibir un e-mail, los efectos son muy potentes y se traducen en un estado de ánimo altamente positivo.

Las relaciones sociales son un punto clave.

Mayordomo tiene herramientas para incrementar la socialización y comunicación entre las personas mayores, que pueden recibir y escribir correos electrónicos, adjuntar fotografías, establecer videoconferencias o conocer gente nueva. Todas las personas mayores que forman parte del sistema configuran la red social Mayordomo. Pueden ver a todos los usuarios que forman esta red, una pequeña descripción de su perfil y una fotografía. Al igual que en otras redes sociales, como Facebook o Twiter, la persona puede realizar peticiones de amistad. De esta forma, el sistema busca que la persona mayor pueda sentirse más cerca de quienes ya conoce y contactar con otros que tengan gustos y aficiones comunes. Por último, puede compartir con los amigos de su red personal y con sus familiares el libro de la vida y leer los libros del resto de contactos.

¿La soledad es una característica común a las personas mayores? ¿Cómo influye en su calidad de vida?

Los sentimientos de aislamiento y soledad son frecuentes en las personas mayores y aumentan su vulnerabilidad. Es más fácil que sufran trastornos depresivos y ansiosos. Sus sentimientos de aislamiento y soledad influyen sobre su calidad de vida. Si la persona se siente integrada y tiene una red social de apoyo, se siente protegida. Los estudios científicos señalan asociaciones fuertes entre satisfacción de vida y red social y de apoyo. A su vez, tener amigos de la misma edad y mantener el contacto con los hijos se relaciona con el bienestar subjetivo. Una gran cantidad de estudios e informes de la OMS y otras agencias internacionales señalan que uno de los pilares principales para generar un envejecimiento saludable es la red social y de apoyo, que la persona se sienta activa, respetada, que pertenece y tiene un lugar en esta sociedad.

Además de dar instrucciones, ¿el sistema formula preguntas?

«El profesional recibe de forma automática en su correo electrónico un informe de la evaluación realizada por la persona mayor»

Mayordomo sólo formula preguntas que el usuario contesta al inicio de la actividad. Cada vez que la persona mayor accede al sistema, contesta a una serie de cuestiones que se derivan de instrumentos de evaluación reconocidos en el ámbito clínico-psicológico. Estas preguntas permiten que el sistema detecte sintomatología ansiosa y/o depresiva y, a partir de esta información, Mayordomo decide qué actividades dejar disponibles para que el usuario utilice y cuáles bloquear. Además, el profesional sanitario, que también cuenta con toda una serie de herramientas a su disposición, recibe de forma automática en su correo electrónico un informe de la evaluación realizada por la persona mayor: puntajes, resultados, actividades y tiempo dedicado a cada una de ellas.

Supone una comunicación a tres bandas: personas mayores, cuidadores y familiares y/o amigos.

Mayordomo es una plataforma de e-salud cuyas principales líneas de acción se dirigen a la persona mayor, pero la plataforma cuenta con numerosos recursos para el profesional. A través de Mayordomo puede realizar un seguimiento continuado y en tiempo real del estado anímico de la persona mayor, sin necesidad de visitarla todos los días. Como he comentado antes, recibe un e-mail cuando una persona ha manifestado sintomatología clínica de ansiedad, depresión o malestar general. Estos avisos se generan de acuerdo a un sistema de alarma, en función de la gravedad del resultado. Además, el clínico puede usar las herramientas de la plataforma para saber si el usuario realiza las actividades de su programa de terapia, durante cuánto tiempo, etc.

Respecto a la función de los familiares y/o amigos, se intenta que la persona mayor pueda estar conectada con quienes son importantes en su red social. Se pretende que se sienta más cerca de estos, pero que no tenga que realizar una evaluación diagnóstica y sin que el agente de salud les monitorice. Mayordomo permite formar parte de su agenda de contactos.

Un proyecto pionero

Mayordomo es la primera plataforma tecnológica pensada para personas mayores. Antes, otras aplicaciones se acercaron a esta propuesta, pero no llegaron a su nivel. Es el caso del Programa Gradior (Franco et al. 2002 España), una aplicación de evaluación y rehabilitación neurocognitiva, y el proyecto ACTION (Savolainen, 2008), que utiliza un sistema de videoconferencia y que, recuerda Rosa Baños, «demostró cómo el 88% de sus usuarios redujeron sus sentimientos de aislamiento y soledad». La novedad de Mayordomo es su nivel de complejidad, que permite unir herramientas de socialización y comunicación, de entrenamiento en emociones positivas, ejercicios de fortalezas psicológicas, ocio y entretenimiento.

Ya se ha firmado un convenio con la Universidad de Zurich para implantar una versión en alemán en una residencia de Suiza y se ha implantado en la residencia Selegna de Torre en Conill (Bétera) y en el centro La Amistad de la Comunidad Valenciana. «Estos dos centros ya tienen instalado el sistema y, en poco tiempo, empezaremos a utilizarlo con sus residentes», explica Baños. Otros dos convenios están además pendientes. Uno con un hogar de mayores de La Rioja y otro con un ayuntamiento de la Comunidad de Madrid. ¿Quiénes pueden beneficiarse? «Tanto residencias como hospitales y personas mayores que residen en su propio hogar», precisa la investigadora.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones