Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Voluntariado con inmigrantes

Es posible prestar ayudar en gestiones administrativas, asesoría laboral, traducciones o acompañamiento

Las personas inmigrantes necesitan ayuda en diversas tareas. Sobre todo cuando no dominan el idioma del lugar de destino, requieren asesoramiento en gestiones administrativas para legalizar su situación. A través de diferentes organizaciones, los voluntarios realizan tareas que van desde la acogida tras la llegada hasta tareas de seguimiento, formación o traducción.

Ser voluntario es una labor gratificante. Se puede elegir entre diversos campos, de acuerdo a las preferencias. Para quienes deciden colaborar con personas inmigrantes, las organizaciones federadas de Red Acoge proponen ayudar a las minorías culturales con tiempo y esfuerzo. Los voluntarios realizan tareas en diversas áreas y desempeñan funciones muy diversas.

Toman parte en las juntas directivas de las organizaciones, como un modo de reconocer la importancia del voluntariado organizativo y su compromiso con la entidad. Tienen un papel destacado en la organización e influyen en las decisiones que toma. Participan en la ejecución de programas, en equipos compuestos por personas remuneradas y voluntarias. Red Acoge considera que la contribución de estas últimas aporta conocimientos, experiencias y una visión más externa y libre del trabajo diario. "Este hecho enriquece la actuación y nos asegura flujos continuos de información sobre los que renovarnos", agrega.

Algunos voluntarios toman parte en las juntas directivas y otros, en actividades puntuales

El trabajo de los voluntarios también es fundamental en actividades puntuales, para realizar acciones de denuncia, sensibilización comunitaria o generar espacios de encuentro, entre otros, y como asesores externos. Las personas con experiencia en intervención social, gestión de entidades o conocimientos jurídicos pueden buscar programas, proyectos o metodologías concretas para cubrir las necesidades que se planteen.

En SOS Racismo Madrid todos los miembros son voluntarios. Su colaboración activa se aprecia en distintos ámbitos, en función de las preferencias, dedicación horaria y formación. Es posible tomar parte en talleres de vídeo, títeres, teatro o en el programa "Visita-Madrid". La idea es promover la integración y la interculturalidad a través de actividades lúdicas. Por ello se plantean diversos talleres como un lugar de convivencia para conocer la realidad de otras personas y culturas. Estas actividades se dirigen, en especial, a niños, mujeres y jóvenes inmigrantes y voluntarios.

Si se prefiere, también se necesita personal en tareas de oficina, como asesoría de extranjería y apoyo jurídico, en la elaboración de informes, organización de actividades de sensibilización, difusión de campañas y actividades, mantenimiento de la web y cualquier otra tarea que el voluntario estime oportuna.

Voluntariado con refugiados

Con la premisa de que las personas refugiadas que buscan protección en Europa encuentren condiciones dignas de acogida, CEAR da la oportunidad a los voluntarios de formar parte de equipos de trabajo para ayudar en cuestiones de integración, participar de forma activa en diversas acciones, promover el reconocimiento a personas, entidades o instituciones que se distingan en la defensa de los Derechos Humanos y las personas refugiadas o presentar iniciativas propias.

Algunos voluntarios forman parte del equipo jurídico con diversas tareas, como son: realizar entrevistas, elaborar peticiones de asilo, presentar informes de apoyo o solicitudes de reexamen, intercambiar información con otras organizaciones con las mismas inquietudes, prestar asistencia legal en guardias y aeropuertos, asesorar en temas de contratación laboral o permisos de trabajo, asistir a juicios o llevar recursos contencioso-administrativos, entre otras.

En el área social, se cubren puestos de información y orientación en los servicios de primera acogida, donde se analiza el estado de cada persona y se decide el modo de intervención, además de colaborar con el servicio de atención básica urgente (SABU) para personas inmigrantes en situación de vulnerabilidad o en la unidad de trabajo social, para la gestión de programas. Mientras, en el área de formación y empleo se atiende a quienes buscan un trabajo, se diseñan planes de empleo personalizados, se clasifican ofertas de trabajo, se visitan empresas o se preparan cursos de formación laboral.

Si se opta por trabajos de comunicación, se puede trabajar en campañas de sensibilización, impulsar la presencia en los medios de comunicación o acciones de marketing social. En cuestiones de estudios y movimientos sociales, es posible investigar, elaborar o actualizar informes, realizar trabajos especializados en derechos humanos o apoyar a los movimientos sociales de personas refugiadas e inmigrantes. Además, en cuestiones internacionales, se pueden fomentar las relaciones con organizaciones de este ámbito, recopilar llamamientos o posicionamientos en otros países, realizar traducciones o seguimiento de las políticas sociales europeas, junto con el trabajo en el área de traducción e interpretación, tareas propias de cada delegación y otras acciones voluntarias, como tareas administrativas y labores de gestión económica.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones