Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Google se compromete a no vender libros que todavía estén disponibles en Europa

El buscador espera, de esta forma, vencer la oposición que su proyecto ha generado en el continente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 9 septiembre de 2009
Las críticas europeas al proyecto de Google de digitalizar millones de libros obsoletos y venderlos en Internet han hecho que el buscador se comprometa a no colgar en la Red obras que se encuentren disponibles en Europa.

La empresa estadounidense accede así a excluir de su proyecto los volúmenes que estén todavía en circulación en el continente, aunque no existan o se hayan agotado en Estados Unidos, anunció una portavoz de la firma, que envió una carta este fin de semana a editoriales europeas. Estos títulos "sólo podrán ser propuestos a los usuarios estadounidenses de Google con la autorización expresa de los detentores de derechos", indica un comunicado del buscador.

Google espera de esta forma vencer la oposición que ha suscitado en Europa, y especialmente en Alemania, su ambicioso proyecto de digitalizar para el mercado estadounidense todos los libros agotados, sujetos o no a derechos de autor, lo que supone un 70% del total de las obras publicadas en el mundo. Para ganarse a los europeos, Google propuso en su carta de compromiso ofrecer dos puestos del comité de dirección del registro de derechos de autor a responsables del viejo continente. Aunque el proyecto está por ahora destinado al mercado estadounidense, el buscador no quiere manchar su imagen en Europa, donde tiene un acuerdo con grandes bibliotecas nacionales y universitarias para escanear los libros que son de dominio público.

Los planes del buscador de digitalizar millones de obras son fruto de un acuerdo al que la empresa llegó en octubre de 2008 con autores y editores estadounidenses para distribuirse los beneficios (37% para Google y 63% para los dueños de la propiedad intelectual) de la venta en Internet y crear un registro de derechos de autor. La justicia de Estados Unidos examina en la actualidad el acuerdo, denunciado por competidores de Google, como Amazon y Yahoo!, que acusan al buscador de buscar erigir un monopolio.

Responsables de Google viajaron el pasado lunes a Bruselas para explicar sus intenciones a la Comisión Europea (CE) y promover el proyecto. "Hemos escaneado libros agotados en más de 400 idiomas, muchos de ellos extinguidos, como el latín", explicó en rueda de prensa Dan Clancy, responsable de Google Books, orgulloso de que unos "30.000 propietarios de derechos de autor hayan dado ya su acuerdo". Una vez en Internet, Google asegura que los venderá a un "precio razonable" y el usuario tendrá la posibilidad de leer hasta el 20% de la obra antes de decidir si la compra.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones