Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Holofónico y binaural, sonido en tres dimensiones

Se trata de una técnica de grabación que permite dotar al sonido, escuchado a través de unos sencillos auriculares, de coordenadas espaciales

Las primeras
grabaciones de sonido se realizaban en una sola pista y con un
micrófono, eran por tanto monoaurales,
o simplemente mono. El sonido estereofónico,
o estéreo, se logró mediante la grabación en dos
pistas por varios micrófonos. Pero si estos micrófonos
se sitúan de forma muy similar a como perciben el sonido los
seres humanos, esa grabación se denomina binaural,
haciendo sentir al oyente inmerso en el ambiente y lugar de la
grabación con una nitidez sorprendente. Ahora, gracias a
Internet, las grabaciones binaurales y holofónicas vuelven
estar de actualidad.

El objetivo es captar el sonido de la misma forma que lo hace el oído humano, con una distancia similar entre los puntos de recepción

¿Cómo se consigue el sonido binaural?

Existen varias formas de captar el sonido binaural. La más frecuente es utilizar el busto de un maniquí que tiene colocados unos micrófonos en el interior, en una reproducción lo más fiel posible de la forma del oído. El objetivo es captar el sonido de la misma forma que lo hace el oído humano, con una distancia similar entre los puntos de recepción y a través de las cavidades y canales que forman el oído.

Al reproducir el sonido grabado mediante este sistema, la sensación es similar a la que se tendría al estar en el lugar donde se realiza la grabación, percibiendo por tanto los cambios en la posición del emisor en 360º a medida que se acercan o alejan, o se mueven a izquierda o derecha.

Un efecto que se da al escuchar estas grabaciones es la sensación de que el sonido se produce en el interior de la cabeza del oyente, en la parte trasera, restando presencia a la parte frontal.

Un efecto que se da al escuchar estas grabaciones es la sensación de que el sonido se produce en el interior de la cabeza del oyente

Una alternativa económica a las cabezas de maniquís a la hora de realizar una grabación binaural, aunque no obtiene idénticos resultados, es la utilización de micrófonos específicamente pensados para insertar en el oído externo de una persona. También es posible lograr un efecto tridimensional en el sonido mediante distintos programas informáticos, como Spinaudio y Qsound.

El grupo Pearl Jam utilizó este sistema en la grabación de algunos de los temas de su álbum 'Binaural', publicado en el año 2000. También se utilizó este método para hacer una demostración en el DVD de los contenidos extra de la película Monstruos, S.A.

Hologramas sónicos

A principios de la década de los ochenta aparecieron nuevos trabajos en el campo del sonido en tres dimensiones que pretendían superar los resultados del sistema binaural. Es entonces cuando el ingeniero Hugo Zuccarelli presentó el 'Holophonic sound', o sonido holofónico.

El sonido, al llegar al interior del oído, se mezcla con una señal que emite el propio oído a modo de patrón de referencia para formar un holograma sonoro

En 1983 se publicaron unas grabaciones que llevaban por título 'Zuccarelli Holophonics (The Matchbox Shaker)', donde se podían apreciar los avances respecto a sonido binaural. Ese mismo año, en un artículo de la revista News Scientist, Zuccarelli expuso una teoría, en la que explicaba que el sonido, al llegar al interior del oído, se mezcla con una señal que emite el propio oído a modo de patrón de referencia.

De esta forma se crearía un holograma sonoro que permite al cerebro localizar la orientación y distancia del emisor. Al reproducir ese esquema, Zucarelli lograba el sonido en tres dimensiones de sus grabaciones, que bautizó como holofónico.

Un invento con más de un padre

Los detractores de Zuccarelli, sin embargo, señalan que el sonido holofónico no es sino una forma mejorada de grabación binaural. Por otra parte, los hermanos Maggi también aseguraron haber inventado en 1983 el sonido holofónico.

En Canadá se comercializa un micrófono denominado Holophone que se presenta como idóneo para realizar grabaciones binaurales

Umberto Gabriele Maggi (músico) sería el inventor y Maurizzio Maggi, (ingeniero de sonido) el primero en poner a prueba el sistema de grabación, y en inventar el primer prototipo de micrófono holofónico, en el disco de Pink Floyd 'The Final Cut' y en grabaciones de Peter Gabriel, Karajan y otros artistas.

Actualmente, en Canadá, se comercializa un micrófono denominado Holophone, sin relación aparente con los anteriores, que se presenta como idóneo para realizar grabaciones binaurales y que ha sido utilizado por conocidos grupos de música, instituciones universitarias y numerosos eventos.

El salto a la Red

Sin embargo, es en Internet donde este sonido, ya se quiera llamar holofónico o binaural, está teniendo mayor acogida; donde más se habla de él y más se especula con sus posibilidades de uso, tanto en vídeos como en Podcasts y blogs multimedia.

Existen numerosos sitios web en los que se escuchar grabaciones en formato binaural y holofónico

Existen numerosos sitios web en los que se pueden escuchar grabaciones en formato binaural y holofónico. También hay comunidades de usuarios que graban y comparten grabaciones en estos formatos. Un ejemplo es una comparativa muy ilustrativa entre cómo se percibe una grabación holofónica de otra que no lo es.

Otra muestra es esta 'barbería virtual', y otra el sonido de un papel. Además existen sonidos enviados por los internautas, que han experimentado con las grabaciones, como este, este y este.

Podcasts binaurales

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones