Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

MT9, ¿un rival para MP3?

Una empresa coreana ha desarrollado un formato de audio digital que permite al usuario modular las distintas pistas del sonido de una canción

Cuando se escucha una canción en un reproductor, ¿es posible regular la intensidad del sonido de algunos instrumentos? Es decir, ¿se puede escoger si subir o bajar el nivel de violines o guitarras, por ejemplo? Parece que con el formato MT9, llamado también el “formato inteligente” o “Music 2.0”, lo será pronto. La empresa coreana Audizen ha empezado a comercializarlo en Corea para rivalizar con el archiconocido MP3. Para ello, está intentando convertirlo en un estándar internacional y promete no utilizar protecciones anticopia (DRM) en su estructura de archivo.

Con MT9 los usuarios pueden modificar el volumen de cada canal de forma independiente en cada una de las pistas de la canción

Se pueden encontrar
diferentes formatos para almacenar y reproducir música
digital. El más conocido y utilizado es el formato MP3,
desarrollado en 1995 como un canal de sonido dentro otro formato más
grande, o contenedor multimedia, llamado MPEG4, que fue pensado para
la reproducción de vídeo. MPEG4 ha caído en
desuso, pero MP3 le ha sobrevivido. De hecho, MP3 no ha sufrido
grandes variaciones desde entonces y ha vivido sin rival desde
finales de los años noventa del pasado siglo, gracias al gran desarrollo que han tenido Internet y los
reproductores de música. A
pesar de que otras empresas como Apple y Microsoft intentan promover
sus propios formatos de archivos (MP4 y WMP), normalmente con
protección de la copia, MP3 sigue siendo con diferencia el
formato más usado.

Pero
ahora parece que su reinado puede terminar si el grupo Electronics
And Telecommunications Research Institute
(ETRI) de Corea se sale
con la suya. Este consorcio ha desarrollado un nuevo formato de
audio, denominado MT9, que se caracteriza por ofrecer un ecualizador
de seis pistas en las cuales se pueden insertar diferentes
instrumentos musicales.

Las
seis pistas del formato son las dedicadas a la voz, coros, piano,
guitarra, base y batería.
Estos canales
independientes se reproducen de manera simultánea. La ventaja
radica en que los usuarios pueden modificar el volumen de cada canal
de forma independiente en cada una de las pistas de la canción.

Un
formato “ecualizable”

Una de sus posibles aplicaciones paralelas es silenciar la voz principal para dejar sólo los instrumentos de modo que se pueda cantar encima de la canción en modo karaoke

De
esta manera, el oyente puede modular el sonido de cada canción
o pieza musical a su gusto y según sus preferencias. Por
ejemplo, se puede aislar la voz del cantante, potenciar instrumentos
como la batería, la guitarra o el bajo, o directamente
silenciarlos. Una de
sus posibles aplicaciones paralelas, que la empresa coreana ya ha
dicho que va a potenciar, es silenciar la voz principal para dejar
los instrumentos, de modo que se pueda cantar encima de la canción
en modo karaoke. Para ello, el ETRI asegura que MT9 permitirá
además integrar una pista con la letra de la canción,
que irá apareciendo en la pantalla del reproductor al ritmo de la misma.

Otro
uso interesante, al poder separar los instrumentos musicales de
manera independiente, será editar o reutilizar cada
instrumento por separado para modificarlos o cambiarlos por otro.
Algo parecido a lo que los músicos pueden realizar actualmente
en la generación y reproducción de sonidos con el
formato MIDI, un mapa de datos que
contiene una secuencia de música para su reproducción.

De
todos modos, no va a ser sencillo pasar las canciones desde MP3 a
MT9, ya que para la conversión de una canción en el
formato MT9 es necesario remasterizar digitalmente la música
original con el fin de conseguir la separación en capas de las
pistas de instrumentos.

Vocación comercial

Este
formato es comercializado en Corea por la empresa Audizen. Por ahora,
dos compañías dedicadas a la electrónica de
consumo, LG y Samsung, están interesadas en incluir MT9 en sus
próximos modelos de teléfono móvil, que saldrán
a la venta en el primer trimestre de 2009.

Audizen ha puesto en el mercado un número limitado de discos de canciones con este formato a bajo precio

Según
publica el diario coreano Korea
Times
, Audizen ha puesto en el mercado un número limitado
de discos de canciones con este formato a bajo precio (entre
2.000 y 3.000 won, es decir de 1,2 euros a 1,8 euros).Los discos se
venden en la web
de la compañía.

Sus
promotores confían que este nuevo formato sirva para
desarrollar una próxima generación de reproductores y
productos de música para todo tipo de soportes y con
posibilidad de interacción con los usuarios en la reproducción
y modificación de las canciones.

Para
su comercialización en el resto del mundo, se espera que en la
reunión del “MPEG
Industry Forum
” (los desarrolladores de formatos multimedia), que
se celebra próximamente en Alemania, el formato sea sometido a
votación para su aprobación como estándar
internacional, convirtiéndose así en un formato que
pueda rivalizar en el futuro con MP3.

Estándar sin DRM

Las canciones compradas en algunas de las tiendas de música “online” más populares, como iTunes Music Store, llevan DRM, (Digital Rights Management), lo que se traduce como “supervisión de derechos digitales”. En realidad se trata de una serie de limitaciones de copia, introducidas mediante software en las canciones que compran los consumidores en algunas tiendas “online”.

Por otro lado, hay servicios que ya venden canciones sin DRM, como Emusic, que ofrece sus temas en MP3. Sin embargo, no hay ningún convenio que prohíba la inclusión de sistemas anticopia en el formato MP3. Por el contrario, lo que se pretende con MT9 es que se apruebe como estándar libre de estos sistemas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones