Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Sonido envolvente en el salón

Imitar nuestra percepción tridimensional del sonido, e incluso mejorarla, es la obsesión de los sistemas de audio envolvente, cada vez más presentes en los hogares.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 10 enero de 2005

Igual que podemos ver en tres dimensiones, también vivimos en un mundo de sonidos tridimensional. Inconscientemente percibimos las diminutas fracciones de segundo con las que un sonido llega antes al oído derecho o al izquierdo (diferencia de fase o retraso de tiempo interauricular) y su intensidad (diferencia de intensidad interauricular). Imitar esa percepción e incluso mejorarla es la obsesión de los sistemas de audio envolvente, cada vez más presentes en nuestros hogares.

Tres tipos de sonido

  • El primero y más sencillo es el sonido mono o monoaural, que consiste en grabar todo el sonido mediante un único canal y reproducirlo normalmente mediante un solo altavoz.
  • Tras el mono se encuentra el estéreo o estereofónico, presente en la gran mayoría de nuestros televisores y radios. Esta tecnología hace referencia a grabaciones multicanal que se reproducen desde altavoces situados a derecha e izquierda. La variante más simple del sonido estéreo es la binaural, que emplea únicamente dos canales. Los sistemas de sonido estéreo cubren a lo sumo unos 120 grados.
  • En último lugar se encuentran los sistemas de sonido envolvente (surround en inglés), que pretenden alcanzar los 360 grados. Es decir, con ellos es posible identificar un inquietante ruido de pasos a nuestra espalda.
  • 'Surround' en el hogar

    Los sistemas de sonido envolvente nacieron para la pantalla grande y allí evolucionaron y se perfeccionaron. No por nada a las versiones domésticas que tan populares son hoy día se les conoce como sistemas de cine en casa (Home Theater). Su gran reto es operar correctamente en pequeñas habitaciones repletas de objetos que alteran la trayectoria del sonido.

  • En 1982 apareció Dolby Surround, que codifica los cuatro canales de audio óptico en dos pistas magnéticas y emplea tres altavoces frontales.
  • En 1987 fue mejorado con el nombre de Dolby Surround ProLogic o Dolby ProLogic, que permite la salida de un canal central de audio adicional. Es decir, cuatro canales para cinco altavoces. Es el sistema de audio 3D casero más extendido en la actualidad (se emplea en los vídeos VHS, en muchas televisiones por cable y satélite y es una opción en muchos DVDs). El heredero de este sistema es ProLogic II.
  • También está Dolby Digital, con dos canales surround independientes. Era el sistema empleado por los extintos Laser Discs y hoy día se usa en numerosos reproductores de DVDs, televisores de alta definición, retransmisiones por satélite y cable... El Comité de Sistemas de Televisión Avanzados (ATSC) lo seleccionó como estándar de televisión digital.
  • Dolby Digital EX parece ser el designado para sustituir a Dolby Digital. Ha nacido de la colaboración de Dolby y THX e incorpora un tercer canal central de surround a la izquierda (hay seis canales de audio en total).
  • DTS (Digital Theater Sound), pese a ser algo mejor que Dolby Digital, está mucho menos implantado. La única explicación es que los sistemas Dolby han sido considerados como unos estándares de facto.
  • No obstante, no suele haber problemas de compatibilidad: los sistemas Dolby Digital suelen reconocer las películas codificadas en DTS, que a su vez también están codificadas en algún sistema Dolby. Además, la mayoría de los reproductores de DVD están preparados para vérselas con múltiples formatos de sonido surround.

    También existe la opción de simular sonido envolvente únicamente con un par de altavoces, como Virtual Dolby Surround, Virtual Dolby Digital y Dolby Virtual Speaker (también aplicable a computadoras).

    ENLACES

    Sabía que...

    El primer experimento de sonido envolvente tuvo lugar en 1941, de la mano del clásico de Disney ‘Fantasía’. El ingeniero de sonido William Garity grabó cada sección de la orquesta por separado y la mezcló en cuatro pistas distintas de audio dentro de un rollo independiente que se reproducía desde distintos puntos de la sala. A esta técnica se la bautizó como Fantasound, pero no arraigó por su elevado coste.

    Te puede interesar:

    Infografías | Fotografías | Investigaciones