Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Tarjetas de sonido para PC’s

Cómo son, para qué sirven y cuándo puede ser interesante instalar una adicional en el ordenador

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 noviembre de 2006

En un principio
los ordenadores eran sordos y mudos, por decirlo de un modo gráfico;
ni podían recibir audio ni emitirlo, salvo un leve pitido para
indicar un error de procesado o en el arranque del aparato.
Posteriormente aparecieron las tarjetas de sonido insertables, que
daban voz y oídos al PC mediante placas con microcircuitos y
programas especiales. Luego dichas placas vinieron ensambladas de
fábrica con el ordenador y, finalmente, sus funciones han
pasado a formar parte de la placa base (procesador) general. Sin
embargo, a pesar de ser ‘absorbidas’ por la CPU, las tarjetas de
sonido están lejos de desaparecer; su mercado crece
principalmente por dos razones: los videojuegos y la música
digital.

¿Cómo son?

Su apariencia
física no difiere demasiado de la mayoría de tarjetas
de expansión que se hayan visto antes. Es decir, se trata de
placas planas de plástico en cuya superficie hay una serie de
microcircuitos integrados. Su forma es rectangular, y en uno de sus
extremos presentan una superficie de metal perpendicular y alargada
con varios conectores, mientras que en el otro la placa es plana.

/imgs/2006/11/tarjesound1.gif

La tarjeta se
inserta en una de las ranuras del ordenador (cuando éste es de
sobremesa) por el extremo plano, de modo que la superficie de metal
queda ajustada en la cara externa con sus puertos de conexión
a la vista. Estos puertos son:


  • Una salida de
    audio (color verde) donde se conectarán unos auriculares o
    unos altavoces externos.


  • Una entrada
    de audio (color rosa) donde se conectará el micrófono.


  • Una entrada
    analógica (color azul) para cualquier dispositivo del tipo
    caseteras o tocadiscos.


  • Un puerto
    paralelo MIDI que permite conectar instrumentos para manejarlos
    desde el ordenador, o bien para grabar los sonidos producidos con
    estos.


La tarjeta tiene,
además, una conexión por su extremo interno del tipo
PCI, que conecta con el disco duro del ordenador de modo que pueda
almacenar los sonidos grabados en éste.

Esto es en esencia
una tarjeta de sonido interna. Las tarjetas externas actuales se
intengran en el ordenador por la ranura PCMCIA o bien aprovechando
los puertos USB. En este caso van provistas de una carcasa que
proteje los circuitos y, lógicamente, embellece el
dispositivo, aunque también deben presentar los puertos para
las entradas y las salidas de audio.

/imgs/2006/11/tarjesound2.gif

¿Para qué sirven?

Su función
consiste en permitir la entrada y la salida de sonido del ordenador,
e incluso la grabación de dicho sonido para conservarlo dentro
del disco duro. De hecho, los usuarios pueden escuchar la música
descargada de Internet, o grabada desde un CD, gracias a la tarjeta
de sonido. Lo cual no significa que la información de una
canción se guarde en la tarjeta (aunque éstas tienen
memorias del tipo ROM para guardar algunos sonidos de referencia, lo
que se conoce como bibliotecas de audio), sino que ésta es
capaz de interpretar la información digital del archivo de
audio y transformarla en sonido. Del mismo modo, también son
capaces de captar un sonido del exterior mediante micrófonos y
transformarlo en información digital.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones