Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Antonio Sáez, director general de FON en España

Estamos 'inventando' algo de lo que se habla mucho, pero que nadie hace

Antonio Sáez, nacido en Sabadell hace 41 años y madrileño de adopción, es un hombre con gran experiencia en Internet: después de iniciar su carrera profesional en el mundo de la publicidad. Tras liderar Teleline, la antigua empresa de Internet de Telefónica, fundó Terra, aunque dimitió cuando la operadora adquirió el portal Olé. De la mano de Martín Varsavsky, fundó en 1999 Ya.com y permaneció en esta compañía hasta finales de 2004, cuando decidió salir de la empresa para disfrutar de un periodo de descanso junto a su familia. Sin embargo, Varsavsky le fue a buscar a San Francisco (Estados Unidos) para que encabezara en España FON, la comunidad wifi (que comparte conexión a la Red y ancho de banda de modo inalámbrico) más en auge en estos momentos, gracias a un modelo en el que los usuarios aportan sus conexiones a cambio de poder acceder a las de los demás cuando viajan. De momento, Google, Skype y dos empresas de capital riesgo (Index Ventures y Sequoia Capital) han invertido 18 millones de euros en FON.

Se le presentó como un fichaje estrella para FON, después de su trayectoria en empresas como Ya.com o Teleline. ¿Qué diferencia a FON de las demás compañías?

«FON defiende que las personas compartan su conexión para que los que estén cerca puedan usarla»Lo más importante es que estamos ‘inventando’ algo de lo que se habla mucho pero que nadie hace. Martín Varsavsky ha sido muy visionario con el proyecto y hemos tenido que inventar todo porque no hay nadie en todo el mundo que esté haciendo algo similar a FON, no hay un modelo de compartición de comunidad que te permita la movilidad a lo largo de todo el planeta. Cada día estamos perfeccionándolo, porque hemos tenido que pasar muchos periodos de prueba-error.

FON funciona exclusivamente con las conexiones inalámbricas. En su opinión, como experto en el tema, ¿cuál es la principal aportación del wifi a Internet?

Es bestial, lo cambia todo. Las conexiones anteriores a Internet no siguen a las personas, están fijadas a la roseta del teléfono. Los fabricantes de dispositivos como consolas, tablet, cámaras digitales o teléfonos lo empiezan a hacer todo wifi, pero para que eso exista tiene que haber ubicuidad total de la señal inalámbrica. Como abundan los ADSL domésticos y las redes inalámbricas cerradas y no compartidas, FON defiende que las personas compartan su conexión para que los que estén cerca puedan usarla. Si esto se hace extensible a todo el mundo, se crea una comunidad virtual, donde la conexión se pone a disposición de una forma muy segura, a cambio de usar la de los demás. La ubicuidad la vamos ganando uno a uno.

FON contempla tres tipos de usuarios: los Linus, que comparten su conexión inalámbrica a cambio de acceder gratuitamente a la de toda la red FON; los Bill, que venden su conexión wifi sin poder acceder gratis a la de los demás, y los Alien, que, por 3 euros/dólares al día, adquieren el derecho a usar todos los puntos de acceso de FON sin ser partícipes de la comunidad. ¿Usted con qué modelo de usuario se identifica más, con Linus o con Bill?

«Los alien más atractivos no son los de aquí, son los turistas»Yo soy Linus porque por mi trabajo viajo y quiero tener conexión allí donde esté. Es decir, mi conexión está disponible para todo el que pase al lado de mi casa y no me afecta en cuanto a seguridad o reducción del ancho de banda. A cambio voy a poder utilizar el wifi de los demás usuarios de FON en el lugar en que esté. Es super social, todo el mundo gana y nadie pierde. Por su parte, los Bill cobran por la conexión de una manera razonable: a 3 euros/dólares al día o a 10 euros/dólares por 5 días, que se pueden consumir en cualquier punto del planeta durante la vigencia del bono, que es de un año. Ese coste se puede asumir; no como los 7 euros por hora o los 22 euros por día que se pagan en algunos hoteles o aeropuertos. El Bill es proveedor tanto para los Linus (a los que no cobra) como para los Alien (cobrando); cuando un Bill sale de su conexión tiene que convertirse en Alien para acceder a toda la Red FON. Es un modelo justo.

¿Cuántos usuarios tiene FON en estos momentos? ¿Tienen estadísticas del porcentaje de Linus y porcentaje de Bill en FON? Recientemente un artículo afirmaba que sólo 3.700 routers de FON están activos en todo el mundo. ¿Es eso cierto?

«¿Qué tiene de malo FON? De forma voluntaria, la persona sólo gana y ni le cuesta nada ni le hace daño a nadie ni comete ningún delito»La herramienta que ha utilizado el autor del artículo que usted cita está limitada; es una herramienta de Google que permite sacar los puntos de acceso y que tiene limitaciones de volumen. Además, en los mapas sobre los que ha hecho el estudio faltan puntos de acceso, porque algunos usuarios no los han puesto y porque todavía nos queda por volcar la inmensa mayoría de puntos de acceso, y éste es un trabajo manual que lleva su tiempo. En estos momentos, tenemos 92.398 usuarios registrados, es decir que tienen un nombre de usuario y contraseña (que se convierten en Alien ya de hecho) que les permitiría comprar un bono, y tenemos más de 20.000 puntos de acceso; es decir, routers que ya están conectados en modelo de compartición. Empezamos con la opción Bill a partir de junio de este año, y todavía no pasan del 10% o 15%, porque la gente quiere movilidad. Los Alien más atractivos no son los de aquí, son los turistas. Millones de personas se van al extranjero o vienen a España, y si la gente viaja tiene que tener conexión a Internet allá a donde vaya. Tenemos un acuerdo con Coynet, que manejan centenares de hoteles en Levante, Baleares y Canarias, para hacer que sus hoteles sean foneros. De cara a los extranjeros, si el hotel es ‘FON ready’ terminará siendo una característica positiva. Es decir, si un sueco es fonero y comparte su ancho de banda, podrá usar la conexión de este hotel. Si no es fonero y su hijo quiere usar la PSP, es razonable que pague 3 euros por día, en lugar de 24 euros. De momento, en España ya hemos distribuido 1.050 Foneras o puntos de acceso en una semana, algo que es una barbaridad porque, por ejemplo, todo Telefónica tiene 2.000 puntos de acceso en toda España. Creemos que en España habrá entre 30.000 y 45.000 puntos de acceso al final del año, y en todo el mundo nos acercaremos a 80.000 o 100.000 puntos de acceso.

La mayoría de los usuarios que sostienen la comunidad FON pueden decantarse por el modelo de usuario Linus, que implica que acceden gratuitamente a las redes wifi de otros miembros sin que eso suponga ingreso alguno para FON. ¿Tiene futuro este modelo de negocio?

El modelo de ingresos de FON se basa en los Alien, porque el 50 % de lo que pagan va a parar a los bolsillos de FON y el otro 50 % a los de los Bill. Creemos que con tanta movilidad y viajes de la gente, FON «Cuando alcancemos los 30.000 routers en España tendremos una cobertura muy buena»es suficientemente atractivo para los que no tengan ADSL o no quieran compartir como Linus. Al mismo tiempo, FON es un modelo super barato, no tiene una grandísima plantilla y aquí ni hay coches de empresa, ni viajes ni nada. Por ejemplo, yo gano un tercio de lo que ganaba en Ya.com. Evidentemente, hay modelos remunerativos por consecución de objetivos, que logran más competitividad. Tampoco FON gasta en publicidad. Nuestro marketing consiste en facilitarle a la gente que se salte la barrera de entrada y por eso estamos subsidiando las Foneras después de haber recorrido toda Asia para buscar fabricantes y conseguir un precio muy razonable, de un tercio de lo que cuestan los demás router wifi. Cuando cobramos 5 euros es por tener la certeza de que al otro lado existe una persona física con un domicilio, pero es testimonial, no es una cuestión de ganar dinero porque esos routers nos cuestan algo menos de 30 euros. No es nuestro negocio hacer routers, pero los actuales dispositivos de los usuarios no son compatibles con FON.

¿Qué aporta FON respecto a las distintas comunidades wifi existentes, que son organizaciones libres y sin ánimo de lucro?

Muchísima más ubicuidad. Todo el que tenga una cultura de compartición es fabuloso. Pero la probabilidad de encontrar una red abierta, por ejemplo de RedLibre, es mínima. En términos de seguridad, con la que tanto se ha acusado a FON, en un acceso de RedLibre donde no hay portal autivo ni autenticación, si al otro lado hay alguien muy malo, puede ver todo lo que se hace; en el modelo FON no. Creo que si lo que se quiere es compartir, lo más lógico es hacerlo donde todo el mundo esté compartiendo, y yo invito a la gente de Red Libre a convertir su punto de acceso a FON.

¿Cuántos routers con software FON tiene que haber conectados en España para que se considere que esta comunidad wifi tiene una cobertura óptima?

Creemos que cuando alcancemos los 30.000 routers en España tendremos una cobertura muy buena. Boingo, que es el número uno en el mundo, en España no tiene ni 500 puntos de acceso.

¿Los usuarios pueden controlar el ancho de banda que dan a la red?

Inicialmente, en la cultura fonera se compartía el 50% del ancho de banda disponible, es decir, del que no se estaba usando; en la nueva versión de FON se parte de compartir un mínimo de 512 kilobits y se puede subir todo lo que se desee, siempre y cuando esté disponible. Pero casi nadie consume todo el ancho de banda, solamente los ‘muleros’ [usuarios que emplean las redes P2P, de las cuales Emule es el máximo exponente].

En los contratos de los proveedores de acceso a Internet son habituales las cláusulas que impiden ceder o revender la conexión a Internet. Después de casi un año desde que el actual FON esté en marcha, ¿cómo está esta situación? ¿Con qué proveedores de acceso a Internet españoles han llegado a acuerdos? ¿FON se va a constituir algún día como proveedor de acceso a Internet por ADSL o cable para apoyar su estrategia wifi?

«No creo que un operador vaya contra un cliente que le paga rigurosamente todos los meses y que no va a dejar de hacerlo, sería ridículo»Yo he sido proveedor de Internet y esa cláusula nació hace 9 años, antes de que existiera el wifi, y para mí es anacrónica. Surge con el modelo Infovía cuando había chavales que tiraban cables por los patios a un hub y daban conexión a sus vecinos y el resto de proveedores copiábamos los contratos que ya existían. Es una cláusula que nadie ha puesto en práctica, porque los operadores entienden que FON no les quita nada. Incluso la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) nos ha dado la licencia para operar como proveedor, pero ése no es nuestro negocio, es el de ellos. Nosotros damos un servicio que permite a los usuarios hacer cosas con la conexión a Internet. Casualmente hay una cláusula mediante la que el proveedor le podría decir algo al usuario, pero nunca a FON, pero yo no creo que un operador vaya contra un cliente que le paga rigurosamente todos los meses y que no va a dejar de hacerlo, sería ridículo, con todo lo que cuesta ganarse un cliente de ADSL. Además, ni los proveedores saben cuáles de sus clientes pertenecen a FON, ni nosotros qué usuarios pertenecen a cada uno, porque es un software que va conectado a un periférico que técnicamente es igual a un teclado. ¿Qué tiene de malo FON? De forma voluntaria, la persona sólo gana y ni le cuesta nada ni le hace daño a nadie ni comete ningún delito. La cultura de la comunidad es imposible de parar: ahí están YouTube, Skype, el P2P en general.

¿Cómo están reaccionando los proveedores de acceso a Internet ante FON? ¿Se avienen a negociar? ¿Ven FON como una amenaza o como una oportunidad?

Hablamos con muchísimos operadores de todo el mundo, pero no intentamos llegar a acuerdos ni pensamos en exceso en ellos. Nosotros, por cultura, nos presentamos como compañía ante todos. Con muchos de ellos se ha firmado un acuerdo de intenciones. Pero no se habla con ellos para eliminar esta cláusula, sino por velocidad, porque si un proveedor de acceso de Noruega hace 5.000 clientes nuevos al mes y todos ellos están compartiendo su conexión, la ubicuidad y la velocidad de expansión sería descomunal. En España va a haber un proveedor de Internet que de modo inminente va a sacar un ADSL fonero, porque se ha dirigido a nosotros para ofrecer un producto más atractivo. En general, los proveedores de acceso no nos ven como una amenaza, porque no somos relevantes, somos una comunidad muy pequeña, de una empresa muy pequeña, que tiene unas ambiciones muy normales. Es más, tenemos una relación muy buena con todos ellos. Yo no voy a ir a donde ningún proveedor para que haga foneros a sus clientes; si ellos no lo ven, no lo harán, pero sus clientes sí que pueden participar en nuestra comunidad.

Fon se creó en 2004 con la intención de montar una red WiMax para dar acceso a Internet en movilidad y como forma de luchar contra el oligopolio de las licencias UMTS, aunque después se canceló este proyecto y reapareció en 2005 con su actual fórmula de negocio. ¿El actual FON va a recurrir al WiMax para apoyar su infraestructura wifi? ¿Construirá FON alguna red inalámbrica o seguirá basándose en las conexiones inalámbricas de los usuarios?

«En España va a haber un proveedor de Internet que de modo inminente va a sacar un ADSL Fonero»Martín Varsavsky es un emprendedor nato y sistemáticamente busca proyectos. Entonces se hablaba del WiMax, del que ahora ya nadie habla en esta casa. El mundo es muy cambiante y no sé lo que va a haber mañana, cualquier tecnología que le permita al usuario tener conectividad en el lugar en se encuentre es genial. El WiMax lo tiene complicado, porque las operadoras no van a querer que la conexión a Internet se desenganche del suelo. Imaginemos que la única razón de existencia del 30% de las líneas fijas sea disponer de ADSL. Si se quita esa condición con accesos inalámbricos como WiMax, las líneas fijas se pierden y renunciar a esta cantidad de clientes sería tremendo para un operador. Por otro lado, FON no construye infraestructura, no vamos a hacer ningún operador de acceso WiMax, ADSL u operadora de ningún tipo y nos da igual engancharnos por el par de cobre, por cable, por wifi o por WiMax, ya que somos una cultura de compartición.

Por las características de FON supongamos que es posible que llegue un día en que toda España esté cubierta por su red de routers. ¿Ve posible hacer la competencia a las grandes operadoras de telefonía gracias a la combinación de Skype (llamadas por Internet) con FON y los nuevos terminales telefónicos adaptados a wifi? ¿La actual red de FON permite a un usuario que, por ejemplo, vaya en coche, tener continuamente cobertura?

«Cuando cobramos 5 euros es por tener la certeza de que al otro lado existe una persona física con un domicilio, pero es testimonial, no es una cuestión de ganar dinero porque esos routers nos cuestan algo menos de 30 euros»Es un modelo que se va a disparar totalmente con el tema de la telefonía wifi. Los usuarios de Skype entrarán en las redes de wifi de FON sin que tengan que autentificarse con nosotros, ya que Skype es socio-accionista de nuestra compañía. Pero la competencia no la hará FON, la realizará Skype, Google Talk, Yahoo Voz, PeopleCall, etc., porque FON es un facilitador, no es el proveedor. ¿Por qué Telefónica ha sacado de la bolsa a Telefónica Móviles, una empresa que cotizaba en el Ibex 35 dando buenos resultados y repartiendo dividendos? Porque es obvio que la integración de la voz en el modelo IP le va a machacar, y esto ha sido un movimiento muy inteligente. Antes de castigarse contra modelos que vienen y que no puede parar, porque el mercado es así, lo hace ella antes de que se vea que los ingresos se reducen. Toda la industria de los dispositivos inalámbricos aman a FON, porque quieren que la extensión de las redes inalámbricas se multiplique por mil. Por eso, 1 millón de los 25 millones de móviles que fabrica Nokia al mes son wifi. En un modelo suave, se impondrán los terminales duales GSM-wifi, que ya hay un montón. Lo primero que detectan son las redes wifi, por lo que cuando se quiere llamar, se utiliza wifi, que es más barato. Esto que se hace en la red wifi doméstica, si se lleva a escala mundial con FON u otro punto de acceso, permite llevar el teléfono wifi a todos lados. Y se puede hablar con la familia sin que cueste nada y con opciones como la videoconferencia. Si eso va contra las compañías de telefonía móvil, yo no tengo la culpa de que el mundo evolucione. Nosotros no distinguimos entre dispositivos, ponemos conexión a Internet inalámbrica, compartida y autenticada, con qué dispositivo wifi se conecten los usuarios nosotros no lo sabemos. Por otra parte, la cobertura en movilidad con wifi es importantísima, se conoce como ‘hand over’ o enganche automático, y en ningún lugar del mundo se ha solucionado, pero estamos trabajando en ello porque según nuestros técnicos se puede hacer. Uno de nuestros retos es conseguirlo y en ese camino tenemos un proyecto con la revista Zero que se llama Chueca wifi, por el que nos han marcado el perímetro del barrio (hay 6.700 viviendas y 17.000 habitantes) y nuestros ingenieros han hecho un mapeo selectivo para cubrir cada milímetro de Chueca con FON, con el resultado de que se necesitan un mínimo de 165 puntos de acceso. Habrán más, pero así se empezará a conseguir el solapamiento necesario.

¿Qué diferencia a los routers de FON, las llamadas ‘Foneras’, de los demás routers inalámbricos? FON ha regalado 25.000 Foneras en Nueva York. ¿Realizará esta promoción en España?

«El WiMax lo tiene complicado, porque las operadoras no van a querer que la conexión a Internet se desenganche del suelo»La ‘Fonera’ es 100 por 100 nuestra, está fabricada por nosotros y tiene conexión wifi segura como los demás routers, pero permite gestionar dos redes: ‘MyPlace’, que es un área privada en la que es no necesaria la autenticación, y FON, que se comparte con el resto de la comunidad. ‘La Fonera’ tiene un diseño bonito, cabe en la palma de la mano, es ‘plug and play’ y además su software es código libre. El router anterior no se debe quitar, porque hay que conectar la Fonera a uno de sus puertos RJ-45 y se autoconfigura solo. Si el router existente es wifi, da una señal abierta, que se podrá cerrar o no y aparte el usuario tiene otras dos señales de la Fonera, una abierta y otra privada, es decir, hasta tres señales wifi. A nivel de comercialización estamos haciendo pruebas piloto, como la de Manhattan, para dar más facilidades a los usuarios en cada país. Podría hacerse una promoción como ésta en España, porque el objetivo de FON es que todo aquel que quiera un punto de acceso para compartir con la comunidad lo tenga.

FON se caracteriza por ofrecer una imagen que pretende ser revolucionaria y se habla de ?movimiento social?. Uno de los problemas más acuciantes en las nuevas tecnologías es la brecha digital que separa a las regiones pobres de las ricas, ¿FON va a permitir el acceso a su red a usuarios que no puedan contratar una conexión a Internet y, que por lo tanto no puedan instalar el programa de FON ni tampoco participar como Linus o Bill?

En Estados Unidos no gusta mucho la imagen revolucionaria, en Francia les encanta, es difícil cuando se trata de una empresa global. Desde el momento en que hubiera una demanda en un área deprimida, donde no hubiera ninguna opción, estoy seguro de que FON le pediría a los usuarios de esa zona, realizar accesos. Luego dependería de la voluntad social de los propios usuarios. FON no maneja los routers de los usuarios, sino que se adapta a sus conexiones, si en Senegal hubiera un colegio sin ADSL y al lado hubiera un fonero, nosotros no le podemos obligar a que permita el acceso al colegio, pero le intentaríamos convencer. Tiene que dejar de ser un bien escaso el acceso a Internet.

Es conocida la debilidad de las redes inalámbricas y que sus protocolos de seguridad más habituales (WEP y WPA) han sido descifrados. ¿Qué medidas adopta FON para proteger a los usuarios que donan su conexión para que funcione esta comunidad?

«La integración de la voz en el modelo IP va a machacar a las compañías de telefonía móvil»Si no eres usuario de FON y por tanto identificado y autenticado, no puedes acceder. Incluso en la zona de identificación, se informa de quién se está conectando a tu router, cuánto tiempo y desde dónde. Aunque claro, la seguridad total no existe, pero el entorno FON es el más seguro de todos los viables hoy en wifi.

¿Qué le parece la iniciativa de Google, una de las empresas que ha invertido en FON, de implantar redes inalámbricas en las ciudades? Si se generaliza esa postura y Google hiciera una red wifi mundial de acceso gratuito a cambio de publicidad relacionada, ¿no iría en contra el modelo de negocio de FON?

Pues sí, pero también contra todos los que venden hoy acceso a Internet; rompería todos los modelos de negocio de las telecomunicaciones. Aunque lo veo inviable, si alguien fuera capaz de dar acceso gratuito a todo el mundo, a mí me parecería genial por más que me quedara sin trabajo. Por otro lado, me parece difícil conseguir así la ubicuidad absoluta por razones como las licencias o los costes. Por ejemplo, Barcelona quiso poner una red wifi y la CMT le dijo que no. El proyecto de Google lo conozco y hasta ahora no ha chutado. Google, como todos los que dan servicio en Internet, quiere ubicuidad total, porque la exposición es la máxima.

¿Qué es el proyecto ‘FON Liberator’?

«El entorno FON es el más seguro de todos los viables hoy en wifi»Es la segunda versión de la Fonera y actualmente se está desarrollando. Tiene un puerto USB, más memoria y está diseñada con un concepto BitTorrent total. Permite subir contenidos brutalmente desde la ‘Fonera’. Por ejemplo, la cámara digital se puede conectar directamente al router para subir las fotos a Flickr. Esperamos que esté listo en los próximos 3 o 4 meses


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto