Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Push: recibir correo en el móvil

Con esta tecnología, los mensajes se transfieren de inmediato al dispositivo celular del usuario sin solicitarlos al servidor

La tecnología «push» es un sistema en el que la
petición de traspaso de información desde un servidor central a un
dispositivo periférico (en este caso un teléfono móvil) es posible
allí donde se encuentra alojado el contenido deseado. El propio servidor se encarga de suministrar las actualizaciones,
sin necesidad de que la aplicación cliente utilizada por el usuario
realice ninguna acción para descubrir nuevo contenido. «Push» ha recibido una buena acogida en los aparatos móviles porque permite que el correo esté sincronizado entre varios dispositivos y evita tener que acceder al mismo de forma manual, una acción incómoda en objetos de pequeñas dimensiones.

Durante los primeros años de Internet, una de las tecnologías que ganó popularidad fue la desarrollada por PointCast Network. Implementada en los navegadores Netscape e Internet Explorer en sus primeras versiones, esta tecnología se encargaba de enviar a los mismos la nueva información disponible en los canales donde estuviera suscrito el usuario, sin que fuera necesario pedirla de antemano.

Con el paso de los años, se ha sustituido esta tecnología por RSS, donde es el internauta quien desde su aplicación o plataforma web de lectura de RSS realiza las peticiones al servidor, entre otros motivos porque supone un mayor control de la información. Ahora bien, el desarrollo de los aparatos móviles y su baja usabilidad propician el retorno a protocolos automáticos que impliquen tocar el menor número de teclas posible.

"Push" en el correo electrónico

El correo electrónico está compuesto por dos protocolos que hacen posible el envío y la recepción de los mensajes de un internauta a otro. El protocolo SMTP es el encargado de enviarlos, mientras que el protocolo POP recibe los mensajes del emisario, que antes han sido almacenados en el servidor del servicio que gestiona la correspondencia electrónica de cada usuario.

En origen fue un sistema que iba implementado en los navegadores Netscape e Internet Explorer

Ambos protocolos funcionan por definición con tecnología "push" al realizar sus tareas. Sin embargo, es necesario emitir una petición de información desde el programa cliente del usuario (instalado en el dispositivo que use en cada momento) para recibir o enviar mensajes desde, o hacia, el servidor de correos. En la práctica, las aplicaciones cliente de correo electrónico disponen de mecanismos para ejecutar esta tarea de forma automatizada, mediante peticiones programadas cada pocos minutos para descubrir nuevos mensajes.

IMAP

El protocolo POP no es el único para la recepción de mensajes electrónicos. IMAP, del inglés "Internet Message Access Protocol", permite acceder a los mensajes de forma remota en el servidor sin necesidad de descargarlos al dispositivo, al contrario de lo que acaece en el protocolo POP. De esta forma, los usuarios pueden abrir de modo instantáneo sus mensajes sin necesidad de cargar de información la memoria del dispositivo.

Otra de las ventajas de IMAP es que la descarga de mensajes se realiza bajo demanda y sólo cuando así lo decide el destinatario, que con anterioridad deberá haber configurado el programa cliente de su teléfono para regular la citada descarga. Además, IMAP también permite la conexión desde múltiples clientes de forma simultánea a un mismo servidor de correos.

Con IMAP, el usuario puede visualizar mensajes y realizar cambios en su bandeja de entrada de forma directa en el servidor

El usuario puede visualizar mensajes y realizar cambios en su bandeja de entrada, y estos se reflejarán en el resto de aplicaciones para la gestión de correo electrónico que utilice. Esta característica es interesante cuando se dispone de más de un dispositivo portable, como varios móviles y un ordenador del tipo "netbook", y desde todos ellos se tenga el hábito de consultar los mensajes.

Una de las plataformas web que dispone de soporte al protocolo IMAP es Gmail, el servicio de correo electrónico gratuito de Google. Si siguen las instrucciones de configuración del servicio, los usuarios de Gmail pueden habilitar el acceso a su cuenta de correo mediante IMAP. De esta manera, pueden acceder a sus mensajes desde un navegador web y las acciones que realicen sobre ellos se reflejarán en otras aplicaciones o dispositivos móviles que utilicen.

El éxito de Blackberry

Parte del éxito de BlackBerry como dispositivo móvil para la recepción de mensajes electrónicos se debe al empleo de una tecnología propietaria con aplicaciones de "push". La misma posibilita la recepción automática de mensajes al teléfono. Cuando el usuario recibe una alerta de mensaje nuevo, éste se descarga, aunque sigue en el servidor. Por el contrario, los archivos que el mensaje lleve como adjuntos no se envían hasta que decida abrirlos, y así se ahorra un excesivo tráfico de datos.

Por otro lado, los usuarios no necesitan hacer ningún tipo de petición, ya que los mensajes llegan en tiempo real al dispositivo. Para hacer posible este sistema, Blackberry ha tenido antes que invertir en la instalación de una potente infraestructura mediante servidores intermedios que reciben los mensajes y los reenvían a cada dispositivo a lo ancho y largo del planeta.

Los usuarios de Blackberry no necesitan hacer ningún tipo de petición, ya que los mensajes llegan en tiempo real al dispositivo

No es el único caso. El operador Vodafone, está dotado de un sistema similar bajo el nombre comercial de RealMail, que ofrece las mismas prestaciones que BlackBerry. De esta forma, los usuarios pueden disfrutar de estos servicios desde diferentes modelos smartphones y sistemas operativos sin necesidad de utilizar una Blackberry. Por su parte, Movistar dispone de "Mail Movistar Empresas", mientras que la oferta de email "push" de Orange cuenta con una función similar.

Otros servidores de correo electrónico con tecnología "push" son los "Exchange" desarrollados por Microsoft y activos en entornos corporativos para la gestión de todas las cuentas de una empresa. Funcionan de manera óptima en el sistema operativo Windows Mobile 7. Apple pone a disposición del usuario, por su parte, las cuentas MobileMe con el iPhone 3G, que funcionan con tecnología "push" para la gestión de correo electrónico, contactos y calendario. El servicio tiene, sin embargo, un coste de 79 euros al año.

Para terminar, Google ofrece un servicio similar y gratuito denominado Google Sync, que habilita a los usuarios de Blackberry, iPhone, Nokia Serie 60 y aparatos con el sistema operativo Windows Mobile, para sincronizar sus cuentas de correos, calendarios y contactos. Google utiliza para ello la tecnología Exchange de Microsoft.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto