Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

El delicado arranque de Windows

El arranque de Windows lo aprovechan por igual los programas comerciales y programas espía para colocar pequeñas aplicaciones invisibles que ralentizan el sistema

img_arranquep

Si los coches funcionaran como los sistemas operativos, pasarían algunas cosas curiosas y también molestas. Por ejemplo, antes de arrancar, habría que esperar a que la radio encontrase una emisora, que el climatizador alcanzase la temperatura ideal, que todas las ventanillas y las puertas se cerraran automáticamente y, sólo entonces, se podría en marcha el motor. Porque eso es lo que ocurre con el sistema operativo más usado: Windows.

Un proceso lento

Cuando se enciende un ordenador y antes de poder trabajar, se llevan a cabo un buen número de tareas, algunas de las cuales no son necesarias. Además, los nuevos programas que se instalan sucesivamente en el PC también suelen aprovechar para colocar en el proceso arranque un pequeño programa que se añade a la lista de espera.

Por ejemplo, el reproductor de vídeo Quicktime de Apple instala un programa que se carga en el arranque de Windows. Lo mismo ocurre con Real Media, otro reproductor de audio y vídeo muy conocido, algunas funciones de Microsoft Office, el lector de archivos PDF Acrobat, los programas antivirus, y otros muchos.


/imgs/2006/11/arranque1.gif

Un síntoma de la invasión por parte de estos programas es la acumulación de iconos en la bandeja del sistema (junto al reloj, en la esquina inferior derecha de la pantalla). Cada icono representa unos segundos más de retraso al arrancar, y unos Kilobytes de memoria menos para trabajar.


Un síntoma de la invasión del arranque por parte de los programas es la acumulación de iconos en la bandeja del sistema

Todos estos pequeños programas de arranque invisibles suelen estar ahí para que después el programa completo se pueda abrir más rápidamente, o bien para comprobar si hay versiones nuevas disponibles en la web del fabricante. Pero en realidad, lo que consiguen es consumir recursos (ocupar la memoria RAM), con lo que el sistema operativo funciona más lentamente.

En la mayoría de los casos, estos programas de arranque se pueden eliminar. Por ejemplo, si no se utiliza Real Media a menudo, no tiene sentido que una parte esté cargada permanentemente en memoria. Hay incluso programas dedicados específicamente a la limpieza del proceso arranque. El resultado será un mejor rendimiento y menos tiempo de espera al encender el PC.

Lo que cuesta arrancar

El arranque de Windows lleva a cabo en unos minutos una gran cantidad de operaciones. Primero se leen y ejecutan unos archivos de inicialización llamados ‘system.ini’, ‘win.ini’ y ‘boot.ini’. A continuación se arrancan los servicios, que son programas que se ejecutan en segundo plano y están encargados de funciones básicas, como por ejemplo la configuración de la red o el cortafuegos. Por último, se procesan los programas de inicio.


Para un usuario sin conocimientos profundos del sistema es difícil saber qué está ocurriendo mientras espera a que el ordenador esté listo para trabajar

Algunos de estos programas aparecen en la propia carpeta ‘Inicio’, visible al abrir el botón ‘Inicio del sistema’. Otros no aparecen, pero se ejecutan igualmente. Para un usuario sin conocimientos profundos del sistema es difícil saber qué está ocurriendo mientras espera a que el ordenador esté listo para trabajar.

No obstante, para ver las aplicaciones que se cargan en el arranque no es necesario comprar ningún programa adicional. Hay una utilidad de Windows que las muestra todas. Basta con seguir estos pasos:


  • Seleccionar Inicio > Ejecutar

  • Escribir ‘msconfig’ y hacer clic en Aceptar

  • Hacer clic en la pestaña Inicio


Esta utilidad de configuración del sistema de Windows presenta la lista completa de las operaciones que se llevan a cabo al arrancar. En la pestaña ‘Inicio’ están todos los programas que se ejecutan en el arranque, y desde aquí se pueden desactivar.

El problema es que algunos de ellos son necesarios, y es difícil distinguirlos. Por este motivo existen programas gratuitos o shareware como Startup Select o StartupRun, que además de mostrar la lista, informan sobre las funciones de cada uno de los elementos, y si resulta seguro o no desactivarlos. Si se detecta algún programa dañino, aparecerá en rojo.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones