Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Programas para eliminar archivos ocultos del ordenador

Aplicaciones para asegurarnos de que los programas que desinstalamos no dejan archivos ocultos con información

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 22 enero de 2012

Actualizamos el navegador, queremos
desinstalar el antiguo para que, por el motivo que sea, no replique
la información de nuestras pestañas, contraseñas o marcadores que
utilizábamos, y así se lo indicamos al ordenador. Sin embargo, al
instalar el nuevo navegador, toda la información del antiguo se
replica en él, aunque no queramos. Y lo mismo sucede cuando
decidimos reinstalar un programa que tiene algún elemento
corrompido: lanzamos a la papelera la versión desinstalada, nos
descargamos la versión nueva, la instalamos y… el problema sigue
ahí. ¿Por qué? En ambos casos, si no eliminamos completamente
todos los archivos, incluidos los que están en modo oculto,
el inconveniente persiste. Hay maneras manuales de hacer esta
limpieza quirúrgica, pero también aplicaciones que la simplifican.

Imagen: Jacob Bøtter

Si no eliminamos todos los archivos, también los que están en modo oculto, los inconvenientes persistirán

Los programas funcionan bien hasta que dejan de hacerlo. Sin una razón aparente, algunos comienzan a dar problemas y se bloquean. Sucede con navegadores, procesadores de texto, editores de imágenes, etc. Todos ellos son aplicaciones sólidas que no tendrían por qué fallar. ¿Qué les ocurre entonces? Pueden ser muchas las causas, algunas más graves y otras que se solucionan de manera sencilla. Entre estas últimas, figura la corrupción de algunos archivos. Cuando es posible descargar una versión actualizada y limpia de la página del proveedor en la Red, en teoría, basta con desinstalar la versión corrompida y descargar una nueva para instalarla en su lugar.

Aplicación corrompida: un árbol con raíces

Imagen: Cleanapp

Sin embargo, lo anterior no siempre funciona. Creemos que hemos eliminado toda la aplicación corrompida, pero los programas son como un árbol con raíces: si no se eliminan estas, puede rebrotar. Hemos obviado los archivos ocultos, las raíces del programa. No se muestran en modo visible, para comodidad del usuario y por seguridad, ya que al activarlos por error se pueden alterar algunos procesos importantes. El proceder tradicional es, tanto en Windows como en Mac OS X, ponerlos en modo visible, detectar los que pertenecen al programa que queremos desinstalar y eliminarlos uno a uno, de manera manual.

Las cookies no son elementos malos y, en muchos casos, son necesarios si queremos no perder información y configuraciones importantes

De este modo, no solo se eliminan los archivos de instalación del programa, sino también la información privada, es decir, las cookies que hacían que el programa reconociera nuestras preferencias y las acomodara en cualquier nueva instalación. No son elementos malos y, en muchos casos, son necesarios si queremos mantener la información y configuraciones importantes cada vez que actualizamos el navegador y otros programas. Pero pueden resultar molestos cuando queremos deshacernos por completo de un programa o versión, sobre todo, si la información estaba corrompida.

Además, en ocasiones, mantienen actividad secundaria, con lo que consumen recursos del procesador y se convierten en la denominada "caspa digital", archivos sin uso y sin fin concreto que rellenan la memoria de nuestro disco duro y le obligan a ir más lento en el momento de ofrecernos los documentos o servicios que le pedimos.

Programas desinstaladores para Mac

  • Appzapper: Appzapper es un programa para Mac OS X, que no solo borra las aplicaciones, sino también los archivos ocultos y cualquier rastro de información que haya dejado el programa desinstalado. Su uso es muy intuitivo, ya que al iniciarlo se abre una ventana y allí se pueden arrastrar las aplicaciones que se quieran desinstalar, desde el menú "Aplicaciones" del Finder. Nos muestra todos los archivos que se lanzarán a la papelera, por si queremos salvar alguno. Se pueden desinstalar de manera gratuita hasta cinco aplicaciones. A partir de entonces, hay que comprar la versión profesional, que cuesta 12,95 dólares.

  • Appdelete: es un programa muy similar a Appzapper, con la ventaja de que tiene una versión de prueba más prolongada. Appdelete permite tanto desinstalar programas y eliminar los ocultos mediante el arrastre de la aplicación a una ventana abierta, como de modo directo al icono de Appdelete en el menú de "Aplicaciones". Su precio es de 7,99 dólares.

  • CleanApp: CleanApp es muy similar en funcionamiento a los anteriores, no en estética, pero añade una función social, ya que nos muestra los archivos ocultos que tiraremos y nos dice su importancia para la seguridad del sistema. También, según el comportamiento de la comunidad de usuarios respecto a los ocultos, nos indica la conveniencia o no de eliminarlos. Tiene un precio de 14,99 dólares.

Programas desinstaladores para Windows

  • Absolute Uninstaller: Absolute Uninstaler es un desinstalador alternativo al que trae Windows por defecto, que cuenta como ventaja la rapidez con que muestra los programas instalados en un listado cómodo de manejar, algo que no sucede con el desinstalador "oficial". Además, permite detectar archivos ocultos de programas que hayamos desinstalado con anterioridad y eliminarlos. Es gratuito.

  • MyUninstaller: MyUninstaller funciona de forma muy parecida a Absolute Uninstaler y también es gratuito.

  • Cleanse Uninstaller: Cleanse Uninstaller es muy similar a los dos anteriores, pero amplía su registro a posibles entradas de código malicioso y sirve para encontrar y borrar ficheros temporales.

Cómo ver los archivos ocultos

La mayoría de
usuarios desconoce que en su ordenador se ocultan archivos que
gestionan los programas y guardan las cookies y otra información. No
obstante, tanto en Mac OS X como en Windows hay procedimientos para
hacerlos visibles y manipularlos. En Windows, basta con ir al botón
de «Inicio» y pulsar el lado derecho del ratón. Aparecerá
entonces la opción de abrir el «Explorador de Windows». Una vez que
lo hayamos abierto, haremos clic en «Organizar» y luego
seleccionaremos «Opciones de carpeta y búsqueda». Se nos abrirá
una ventana con tres opciones; deberemos seleccionar «Ver» y
luego en «Archivos y carpetas ocultos», marcar «Mostrar
archivos, carpetas y unidades ocultos».

Los usuarios que tengan Windows Vista como sistema operativo pueden guiarse por las instrucciones indicadas en esta página.

En
Mac OS X deberemos ir al menú de «Aplicaciones», dentro del
Finder, y buscar la opción «Utilidades». Abrimos la carpeta correspondiente y activamos
la opción «Terminal». Nos abrirá una ventana de código básico
donde deberemos escribir: «defaults
write com.apple.finder AppleShowAllFiles TRUE», darle al comando
«enter» y después escribiremos «Killall finder» y, de nuevo,
pulsaremos «enter». Tras reiniciar el Finder desde la opción
«Forzar salida», aparecerán los ocultos. Para volver a
esconderlos, deberemos escribir en «Terminal»: «defaults write
com.apple.finder AppleShowAllFiles FALSE» y pulsar «enter».

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto