Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Jesús Martínez Millán, presidente de la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes

Si hay que apretarse el cinturón, las familias españolas prefieren hacerlo en otras actividades, pero nunca con sus viajes

Jesús Martínez Millán, como presidente de la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes (CAAVE) y como uno de los grandes expertos del sector turístico español, asegura que el turismo emisor no sólo no se ha estancando sino que tiene una salud de hierro y sigue creciendo año tras año. Como explica, la conducta en los viajes de los españoles ha cambiado durante los últimos ejercicios: «se ha pasado de hacer uno o dos viajes al año a realizar viajes con mayor periodicidad y menor duración». Reconoce que el 80% de los clientes que acuden a una agencia de viaje lo hacen para contratar un reserva de billete de avión, aunque «el sector de los cruceros es el que más está creciendo en estos momentos». Este experto constata además que el endeudamiento que sufren muchas familias españolas no se nota en el sector viajes porque «si hay que apretarse el cinturón, prefieren hacerlo en otras actividades, como la cena en restaurantes u otras actividades de ocio, pero nunca en la previsión de sus viajes».

¿Cómo ha evolucionado el mercado turístico durante los últimos meses, se detecta algún signo de recesión?

Por lo que respecta al turismo, tanto emisor como receptivo, la evolución sigue siendo francamente positiva, no se detecta de momento ningún signo que haga pensar que estamos ante una desaceleración del sector. Es más, el número de viajes realizados por los españoles en el año anterior se incrementó en torno a un 8%. Lo que sí ha evolucionado son los hábitos del viajero doméstico, ahora se viaja más veces aunque con menor duración. Se puede decir que hoy en día existe una mayor cultura de viaje por parte del consumidor, traduciéndose en la diversificación de éstos.

¿Y el mayor endeudamiento que están sufriendo las familias, según los últimos datos del Banco de España, tampoco está afectando a los viajes de los españoles?

De verdad que no, no lo estamos notando. Hay que tener en cuenta que para los ciudadanos viajar se ha convertido en una necesidad en sus vidas, y si hay que apretarse el cinturón, prefieren hacerlo en otras actividades, como la cena en restaurantes u otras actividades de ocio, pero nunca en la previsión de sus viajes.«Hay que tener en cuenta que para los ciudadanos viajar se ha convertido en una necesidad en sus vidas» Por ello afirmo rotundamente que no hay debilidad en la demanda; cada año viajan más personas. Y no solamente me refiero a las vacaciones de verano, sino también a los fines de semanas y puentes, lo que constituye un nuevo segmento en alza: el de las ‘mini vacaciones’. Esta tendencia ha desarrollado la potenciación de nuevos nichos de mercado con gran predilección entre los clientes por el turismo rural y el cultural.

Pero no negará que cada vez son más las personas que tienen deudas o contraen una hipoteca y tienen ciertos problemas económicos

Si, pero en un sector muy determinado de la población: generalmente los jóvenes que tienen entre 20 y 35 años son los que mayores problemas socioeconómicos tienen, auque tampoco ellos renuncian a la cultura del viaje; lo que sí se produce en estos casos es un descenso del gasto por día. Pero además de éste se encuentra un sector muy amplio de la sociedad: el de los matrimonios que han dejado atrás su hipoteca, sin obligaciones familiares, que viajan cada vez más y varias veces al año. También aparece otro fenómeno, el de los ‘singles’, que generalmente suelen ser personas con un alto poder adquisitivo y a los que les gusta mucho conocer otros lugares. Para viajar solamente se necesitan tres cosas: ganas, salud y dinero. Y eso, queramos o no, lo tiene un porcentaje muy alto de la sociedad.

¿Y cuáles son los destinos más demandados? ¿en los últimos años ha observado una evolución en el gusto y preferencias de los viajeros?

Dentro de los destinos nacionales hay una mayor diversificación, ya no es como antes en que la mayoría de las demandas de nuestros clientes se centraban en los destinos de ‘sol y playa’. Ahora hay otros segmentos que cada vez ganan más adeptos, como el turismo rural, en donde puedes visitar lugares interesantísimos de los que nunca habías oído hablar. «Ahora hay otros segmentos que cada vez ganan más adeptos, como el turismo rural, en donde puedes visitar lugares interesantísimos de los que nunca habías oído hablar» Pero quizá donde más se esté notando este cambio es en la creciente demanda de fin de semana hacia las principales capitales europeas (Ámsterdam, Berlín, Londres, París o Roma), que se pueden visitar por un precio muy económico, equivalente al de una buena cena en un restaurante. Por lo que respecta a los viajes al extranjero, los españoles se desplazan mayoritariamente a enclaves europeos, aunque Egipto, Túnez y Turquía también son destinos preferentes. En cuanto a los destinos más largos destacan El Caribe y los países latinoamericanos.

Habla del auge de los viajes de fin de semana a destinos europeos, ¿por algún motivo en especial?

Sin duda, por el abaratamiento de las tarifas aéreas, así como la proliferación de compañías de bajo coste que ofertan tarifas de menos de 50 euros por el vuelo a estas capitales. Y no olvidemos que estas estrategias comerciales han popularizado estos viajes, aunque tampoco conviene olvidar que las compañías de bandera han desarrollado unas tarifas muy competitivas hacia estos destinos. Además, el aspecto cultural de estos lugares los hacen especialmente idóneos para pasar dos o tres días. En estos momentos, el cliente tiene muy claro lo que quiere y el lugar que desea visitar, ya que tiene una mayor cultura turística a su alcance.

¿Cuál es y será el papel de las agencias de viaje en un futuro próximo, ante el aumento del número de personas que contratan los viajes y vuelos por su cuenta?

Las agencias ofrecen una serie de servicios que las hacen imprescindibles a la hora de realizar un viaje o reservar un billete de avión. «Las agencias ofrecen una serie de servicios que las hacen imprescindibles a la hora de realizar un viaje o reservar un billete de avión» Pero todo depende de lo que el cliente quiera, ya que si lo único que necesita es el desplazamiento a su apartamento de Castellón, es normal que no necesite de nuestros servicios y decida actuar por su cuenta. Pero si lo que se desea es un viaje combinado o reservar un billete de avión, lo normal es que acuda a una sucursal porque se lo darán todo hecho. A veces nos encontramos con circunstancias a las que no se da la debida importancia, es decir, las agencias resuelven todos los problemas que surjan durante la estancia en el hotel, con las visitas guiadas o con las conexiones aéreas. Imagínate que estás en Laponia y tienes una incidencia en el hotel contratado, ¿qué haces? Pues bien, si el viaje lo ha organizado el propio afectado seguro que tendrá muchos problemas para solucionarlo, mientras que si lo ha contratado a través de una agencia, ésta será la encargada de arreglarlo. En este punto radica una de las grandes ventajas de contratar un viaje con una agencia. No hay que olvidar el fuerte impulso que las agencias han significado para el desarrollo de toda la industria turística. Con creatividad y con capacidad técnico profesional, las agencias han aumentado el deseo de viajar y han incrementado el potencial de viajeros, favoreciendo así a toda la industria turística.

¿Destacaría algún segmento que haya despuntado últimamente?

El de cruceros, sin lugar a dudas. Es un sector al alza claramente, con crecimientos anuales del 20%, y lo que es más importante, con unas expectativas aún mayores. Tanto es así que somos una potencia de primer orden en este tipo de viajes. Las ofertas son cada vez más amplias y se dan en todas las épocas del año a precios bastante asequibles. De ahí que cada vez sean más los clientes que se interesan por esta clase de productos. Por menos de 500 euros se puede contratar un crucero realmente atractivo.

¿Cuáles son exactamente los servicios que más demanda el público?

Lo primero, y muy por encima de todos, el billete de avión, con un 85% sobre el total. A bastante distancia se situaría la reserva de la habitación de hotel, con un 10%, y el 5% restante es para otros servicios, entre los cuales destaca el alquiler de automóviles. En cambio, las reservas para viajar en otros transportes (ferrocarril y carretera) son claramente minoritarias, en especial en los destinos de media distancia.

¿Y que nos puede decir sobre la irrupción de las agencias por Internet?

Me parece perfecto que el sector sea receptivo a las últimas innovaciones tecnológicas. En este sentido, el cliente va a ser el principal beneficiario de ello, ya que habrá más canales para comercializar los productos turísticos. Lo que pasa es que en nuestro país los puntos on line son todavía minoritarios, aunque cada vez se están detectando más agencias de viaje y empresas turísticas que están abriendo estos cauces para llegar al cliente.

Y un tema de plena actualidad, ¿desde su posición como interpreta las nuevas medidas para reforzar las seguridad de los aeropuertos?

En primer lugar, considero que es un grave atentando contra la libre circulación de las personas, ya que son unas medidas completamente desmedidas que están perjudicando al viajero; para hacer un trayecto Madrid-La Coruña, por ejemplo, tienes que estar con tres horas de antelación en el aeropuerto, como si se fuera a realizar un vuelo trasatlántico. Abogo por unas medidas coherentes y razonables en donde se puedan compaginar los términos libertad y seguridad, pero nunca a través de unas medidas calamitosas. Hay que exigir un poco de sensatez para no convertir los aeropuertos nacionales en salas de torturas para los pasajeros, donde lo único que falta es que pasen los controles desnudos.

¿Qué efectos puede tener sobre los pasajeros?

Es indudable que el pasajero será el más perjudicado, y no sólo por las molestias que le ocasiona, sino porque las tasas aeroportuarias se van a encarecer notablemente durante los próximos meses, y muchos de los vuelos nacionales van a estar por encima del precio del billete.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto