Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

¿Comprar o alquilar? El test de las cinco preguntas

Si duda entre comprar o alquilar una vivienda, responder a estas cinco preguntas le ayudará a descubrir qué es lo que más le conviene

España ha sido un país propenso a la compra de vivienda, donde muchos creen aquello de que alquilar significa poco menos que «tirar el dinero». En general, se piensa que ser propietario aporta seguridad y estabilidad a una familia, pero con la llegada de la crisis esta afirmación ha dejado de ser cierta. Esto explica el porqué hoy muchas familias contemplan el alquiler de una casa como alternativa a solicitar una hipoteca y comprar. ¿Cuál es la mejor opción para usted? En este artículo daremos cinco claves para decidir entre comprar o alquilar una vivienda, según el perfil de cada uno.

Imagen: Images_of_Money

1. ¿Dispone de ahorros suficientes para pedir una hipoteca?

Con la crisis económica, el precio de la vivienda ha caído y convertirse en propietario es más asequible. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que para conseguir una hipoteca es necesario tener ahorrado un 35% del valor de tasación del piso: unos 35.000 euros de cada 100.000 euros.
  • Un 20% será para pagar la llamada "entrada", la parte que el banco no financia. La gran mayoría de las entidades conceden el 80% del valor de la casa, por lo que se necesita un 20% de más para acabar de abonarla.
  • Y un 15% para hacer frente a los gastos de gestión que supone abrir una hipoteca y pagar los impuestos.
Si no se dispone de tal cantidad de ahorros, otra opción es adquirir un piso de una inmobiliaria del banco, porque este tipo de hipotecas sí suelen financiarlas hasta el 100%. Aunque, en ese caso, aún se precisaría ese 15% para pagar la cuantía correspondiente a los gastos de la firma.

2. ¿Su familia cuenta con ingresos mínimos de 2.000 euros al mes?

Hace unos años conseguir una hipoteca era mucho más fácil que ahora. En la actualidad, los bancos solo conceden préstamos hipotecarios a clientes con perfiles muy solventes, con ingresos elevados de más de 2.000 euros al mes entre todos los titulares. No se quieren repetir los errores cometidos antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando las entidades dieron hipotecas a familias que después no pudieron pagarlas. Así que se aseguran de que el cliente podrá hacer frente a todos los pagos del préstamo.

3. ¿Ha encontrado bancos dispuestos a financiarle?

Llegados a este punto, muchos podrían pensar que, con los ahorros suficientes y unos ingresos elevados, ya lo tienen todo para conseguir la hipoteca. Pero el último paso es encontrar un banco que esté dispuesto a prestar el dinero. Como ya se ha explicado antes, solo los perfiles más solventes tienen más probabilidades de firmar una hipoteca. Para eso es necesario:
  • Tener estabilidad laboral, con contrato indefinido.
  • No tener impagos de otros préstamos personales o tarjetas, ni figurar en algún registro de impagados.
  • No estar muy endeudado, porque en ese caso el banco podría pensar que no sería capaz de afrontar los pagos de una hipoteca.

4. ¿Pagaría una cuota de hipoteca más baja que el alquiler?

Para tomar la decisión de comprar o alquilar una vivienda, se debe hacer un análisis de la economía mensual y calcular cuánto se pagaría de alquiler y cuánto de cuota de la hipoteca. Para saber a cuánto ascenderá la cuota de la hipoteca se determina:
  • Cuánto cuesta la casa, para saber la cantidad que el banco le prestará.
  • El tipo de interés de la hipoteca.
  • El plazo de amortización, es decir, el número de años en los que se devuelve el préstamo al banco.
Tanto para analizar la posibilidad de alquilar como la de comprar, se tendrán que tener en cuenta los gastos generales de la vivienda (comunidad, mantenimiento de la piscina, ascensores). Hay que preguntar a cuánto ascienden. Y, en el caso del alquiler, si los tendrán que pagar los nuevos inquilinos o el propietario del piso.

5. ¿Tiene pensado vivir en esa casa mucho tiempo?

Otro factor determinante para tomar la mejor decisión es saber el tiempo que planea quedarse en un sitio. Si no se tiene la intención de vivir durante muchos años en una misma casa, una hipoteca es una inversión muy grande: cuando se deje el hogar, aún no se habrá acabado de abonar la deuda. Además, dejar de pagar un alquiler siempre es mucho más fácil que poner en venta un inmueble.

Si aún no ha tomado una determinación, existen calculadoras gratuitas on line que, mediante cálculos, ayudan a decidir lo que más conviene a cada familia.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

HelpMyCash

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto