Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Hipotecas para jóvenes

Son paquetes más flexibles que los tradicionales, aunque su concesión exige contar con determinados ingresos y seguridad laboral

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 septiembre de 2009

Exigen menos requisitos, reducen las comisiones, permiten plazos de pago más amplios o cobran tipos de interés más bajos. Aunque cada entidad tiene su propio modelo y no hay dos productos iguales, estos son a grandes rasgos los principales reclamos de las hipotecas dirigidas a personas jóvenes. Son paquetes financieros más flexibles que los tradicionales, cuyo objetivo es atraer al sector de la población con mayores dificultades para acceder a una vivienda en propiedad.

Solicitante joven, hipoteca longeva

/imgs/2008/03/hipoteca1.art.jpgLa oferta del mercado es muy amplia. A pesar de la crisis económica -o tal vez por su causa-, numerosas entidades bancarias y cajas de ahorro ofrecen hipotecas para jóvenes, con distintos beneficios. Mientras algunas apuestan por un tipo de interés asequible, otras lo hacen por la amplitud del plazo de pago, obvian algunos requisitos o brindan un plazo de carencia inicial, es decir, un periodo en el que el cliente sólo paga los intereses del préstamo. La diversidad y los matices resultan evidentes, pero no sólo en la oferta global. También hay diferencias en aspectos que, a priori, podrían ser unánimes, como el concepto de juventud. Por curioso que resulte, no está sujeto a un criterio único.

La definición de “joven” -y, en consecuencia, del cliente- varía según la entidad. Si bien todos los bancos coinciden en el punto de partida (personas que, como mínimo, tengan 18 años cumplidos), la horquilla que trazan después no siempre es igual. Algunas son más abiertas. En unos casos aceptan a clientes de hasta 30 ó 32 años en el momento de firmar el préstamo. En otros admiten solicitudes de personas entre 36 y 38 años. Alguna entidad promociona incluso productos para jóvenes de hasta 41 años, aunque en términos generales la edad máxima para solicitar una hipoteca joven se sitúa en 35 años.

En términos generales, la edad máxima para solicitar una hipoteca joven se sitúa en 35 años

Este límite no es el único que varía. Otras dos unidades de tiempo son decisivas: el plazo máximo para devolver el préstamo y la edad tope que debe tener la persona en el momento de saldar la deuda. El abanico de posibilidades es amplio. El plazo máximo para cancelar estas hipotecas fluctúa entre los 40 y los 50 años. El periodo de pago depende de la entidad que se elija y la edad que se tenga al solicitar el préstamo. No es lo mismo hipotecarse con 18 años que a los 25 ó 30. A medida que pasa el tiempo, la esperanza de vida disminuye.

Las hipotecas para jóvenes son más longevas que las tradicionales. Estas últimas conceden entre 25 y 35 años de plazo debido a que, según las estadísticas, los clientes tienen más años de vida -más tiempo para pagar-. Tanto el banco como el cliente se benefician de este modelo. El primero porque, con la ampliación del plazo, aumenta la cantidad de cuotas y el monto total de dinero que cobrará. El segundo porque, al dilatar el periodo de pago, consigue una reducción considerable de la cuota mensual que debe depositar.

El otro factor -la edad máxima del cliente en el momento de cancelar la hipoteca- es un aspecto en el que coinciden la mayoría de bancos. Ronda los 70 años y nunca supera los 75. Este límite es muy importante porque, con independencia de los planes de pago de cada entidad, la edad determina la duración del plazo. Es posible que un banco permita pagar el préstamo en un periodo de 50 años, pero si lo solicita una persona de 35 años y el tope está fijado a los 70, el plazo máximo para cancelarla serán 35 años. Ésta es una cuestión decisiva, hasta el punto de que, en numerosas ocasiones, determina que el cliente se decante por una entidad o por otra.

Cuestión de interés

Otro rasgo que caracteriza a las hipotecas para jóvenes está relacionado con los intereses. Si bien la gran mayoría es de tipo variable y toma como referencia al Euribor, muchas introducen la posibilidad de pactar con la entidad un modelo mixto. Estos productos combinan intereses de distinto porcentaje sobre el indicador o alternan tipos variables y fijos. El cliente evita así gastos excesivos y sorpresas, sobre todo al principio, cuando más cuesta asumir las cuotas.

Las hipotecas se diferencian entre sí por el tipo de interés y la cuantía

Entre estas opciones, el modelo más simple es el préstamo de interés variable. Para estas hipotecas se fija en Euribor más 0,35%; una tasa que se mantiene igual durante todo el plazo de pago (varía el valor del índice de referencia). Si se toma como guía el mismo indicador, algunas hipotecas proponen un porcentaje distinto para los primeros años. En algunos casos es más elevado. En otros, se reduce de acuerdo a las necesidades del cliente. Para quienes prefieran empezar sin asfixiarse con el pago de las cuotas, algunos préstamos se tasan con el Euribor más 0,20% durante el primer año (o el primer lustro) y aumentan después al 0,35%, al 0,50% o al porcentaje que se haya acordado con el banco. También se puede escoger la opción inversa: abonar al principio cuotas sujetas al Euribor más el 2,75% y, a partir del segundo año, bajar ese porcentaje al 0,70%. Entre las hipotecas con interés mixto, también se puede escoger un tipo de interés fijo durante los primeros años (en general, para los primeros cinco), que puede ser del 4,50%, y continuar con un tipo de interés variable, del Euribor más el 0,25%.

Agrupados de esta manera, estos porcentajes resultan un tanto confusos. Sin embargo, ponen de manifiesto una cuestión: las hipotecas se diferencian entre sí por el tipo de interés y la cuantía. Al elegir una entidad y un plan hipotecario es fundamental informarse, recabar datos, comparar y hacer cuentas.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones