Los contribuyentes con hipotecas pueden pedir ya una menor retención en el IRPF

Deben comunicárselo a su pagador para que retenga dos puntos menos del impuesto en sus nóminas
Por EROSKI Consumer 19 de diciembre de 2008

Desde ayer, todos los contribuyentes con rentas inferiores a 33.000 euros anuales que tengan contratadas hipotecas pueden solicitar una menor retención en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Se trata de una de las medidas económicas incluidas por el Gobierno en el último Real Decreto para hacer frente a la crisis.

Img hipoteca
Imagen: CONSUMER EROSKI

En concreto, estos contribuyentes se pueden beneficiar de dos puntos menos en la retención del impuesto en sus nóminas. Para ello deberán comunicárselo antes a su pagador.

La Agencia Tributaria informó de que la actualización del modelo 145 de comunicación de datos al pagador para el cálculo de las retenciones sobre el rendimiento del trabajo relativo a la próxima declaración de la renta está disponible ya en su página web.

A través de este modelo de comunicación al pagador, el contribuyente podrá incluir desde ahora mismo el pago de hipoteca por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual con financiación ajena. Esto permite una bajada de dos puntos en las retenciones del IRPF para aquellas rentas de hasta 33.000 euros anuales.

El Ejecutivo incluyó esta medida en el último paquete anticrisis aprobado. Hacienda precisó que la actualización de esta comunicación se puede hacer en cualquier momento a partir de la contratación de la hipoteca.

Simulador de la declaración

En la web de la Agencia Tributaria ya está disponible, sin necesidad de firma electrónica, el simulador de la declaración del IRPF para el ejercicio 2008. De esta forma, el contribuyente puede conocer el resultado de la misma. Hacienda dice que con esta iniciativa “se facilita la adopción de decisiones de relevancia fiscal antes de acabar el año”.

El usuario debe incorporar en el simulador sus datos sobre rendimientos del trabajo, rendimientos del capital mobiliario e inmobiliario, rendimiento de actividades económicas, ganancias o pérdidas patrimoniales, reducciones y deducciones, retenciones y otros pagos a cuenta.

La Agencia recuerda que el resultado de la hipotética declaración que proporciona el simulador no tiene ninguna validez jurídica. “Se trata de un elemento de ayuda para quien quiera planificar o conocer con antelación cuál podría ser la cuota a ingresar o a devolver en su declaración del Impuesto sobre la Renta”, precisa.