Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Señal en la compra de una vivienda

Las arras penitenciales pueden suponer hasta el 15% del precio final de un inmueble

Cómo se tramita

La compra de una vivienda es para el común de los consumidores la inversión económica más importante, cualitativa y cuantitativamente, que realizará en su vida. Por ello, resulta fundamental respetar todos los trámites que la adquisición requiere para asegurarse de que el proceso sea rápido, limpio y seguro. Uno de esos trámites-el primero- es la señal o ‘cantidad a cuenta’ que los compradores entregarán a los dueños del piso en calidad de reserva de la vivienda.

La cuantía de la señal se pacta entre comprador y vendedor; con este dinero, el vendedor se compromete a no vender el inmueble a otros posibles consumidores que pudieran estar interesados en él, y al mismo tiempo, que los compradores se obligan a adquirirlo. Para su formalización se suele firmar un documento entre ambas partes donde se especifica que la cantidad entregada en este primer momento se restará del precio total del inmueble. Esta señal es simbólica y su cuantía depende del acuerdo al que lleguen las dos partes. En caso de que los compradores se arrepientan una vez dada la señal, los dueños están en su derecho de quedarse con el dinero adelantado, aunque depende también, en buena medida, de la buena voluntad de los titulares, así como de lo solicitado que esté el piso.

Si la vivienda se ha elegido a través de los catálogos y la oferta de una inmobiliaria, la señal se deberá pagar a la inmobiliaria. En contrapartida, ésta deberá entregar al comprador un documento estándar de reserva en el que reconoce el pago del citado importe en el proceso de adquisición del inmueble correspondiente. También deberá hacerse referencia a la ubicación exacta del piso, la fecha y el día en el que se ha procedido a su reserva, el precio pactado para evitar que éste pueda ser modificado con posterioridad e, incluso, la fecha máxima para formalizar la ‘escritura de compraventa’ y el importe que se deberá pagar en ella, además de la firma de quién recibe la señal.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones