Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Una de cada tres personas sigue una dieta insana

En nuestro entorno, cada persona ingiere entre 80 y 90 kilos anuales de alimentos ultraprocesados

  • Autor: Por JULIO BASULTO
  • Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2015
Imagen: monkeybusiness

El Informe Global de la Nutrición 2015 subraya que los ambientes alimentarios son un determinante subyacente de las dietas insaludables, de la obesidad y de muchas enfermedades. Las cifras de obesidad en el mundo no dejan de crecer, así que estamos ante un gran reto, tanto por la relación que existe entre el exceso de peso y las enfermedades crónicas, como por el gasto que supone la obesidad (entre un 2% y un 20% del presupuesto sanitario). Sin embargo, los problemas nutricionales en el mundo no se limitan a los excesos. También abarcan las carencias, como se detalla a continuación.

Un grupo de expertos independientes, coordinados por el Instituto de Investigación International de Política Alimentaria (International Food Policy Research Institute, IFPRI) acaba de publicar un extenso documento titulado 'Informe Global de la Nutrición' (Global Nutrition Report). En este informe, en el que ha colaborado la Comisión Europea, entre otras organizaciones, se lee que una de cada tres personas en el mundo sigue una dieta insana que compromete su estado de salud a corto o largo plazo.

El problema de la malnutrición, en cifras

La malnutrición puede serlo tanto por exceso como por defecto. Aunque el número de personas afectadas por distintos tipos de malnutrición no se puede sumar (porque una persona puede padecer más de un tipo de malnutrición), tanto el informe como un anexo titulado 'Los 50 números del desafío nutricional del mundo' recogen estos sobrecogedores datos:

  • 2.000 millones de personas sufren malnutrición por una insuficiente ingesta de micronutrientes.
  • 1.900 millones de adultos tienen sobrepeso u obesidad.
  • 794 millones de personas no toman suficientes calorías.
  • 161 millones de niños menores de cinco años presentan un retraso del crecimiento, 51 millones no pesan lo suficiente para su altura (perdido) y 42 millones tienen exceso de peso. Ninguno de ellos está creciendo de forma saludable.
  • 1 de cada 12 adultos en todo el mundo padece diabetes tipo 2.
  • Las cifras de obesidad son altas y van en aumento en 127 países.
  • Ningún país del mundo ha revertido sus cifras de obesidad.

Casi 90 kilos anuales de alimentos insanos

Imagen: shaiith79

En España, en todo caso, la gran mayoría de la población que presenta malnutrición lo hace por exceso. Ello guarda relación, entre otros aspectos, con el hecho de que nuestro sistema alimentario nos aporta una gran abundancia y variedad de alimentos de diferente calidad. Esto tiene una connotación positiva, dado que evita la desnutrición, pero también negativa, porque "contribuye a generar dietas insaludables, cada vez más frecuentes", según se observa en el informe del IFPRI.

También se detalla que en nuestro entorno cada persona ingiere entre 80 y 90 kilos anuales de alimentos "ultraprocesados". Se definen como productos que presentan una alta densidad energética (muchas calorías en poco volumen) y tienen grandes cantidades de sal y azúcar añadidos, pero que son pobres en micronutrientes esenciales.

Asimismo, tomamos "grandes cantidades de carnes rojas y procesadas", algo que, en sus palabras, "presenta consecuencias negativas tanto para la salud como para el medio ambiente". El dato no debería sorprender, dada la reciente postura de la Organización Mundial de Salud de considerar a las carnes rojas y procesadas como implicadas en algunos tipos de cáncer, según se abordó en el artículo '¿Podemos o no podemos comer carnes rojas y procesadas?'.

Nuestro patrón de alimentación nos predispone a padecer enfermedades crónicas y de ahí que el informe haya descrito cómo están en España tres factores de riesgo muy relacionados con la alimentación: hipertensión, hiperglucemia e hipercolesterolemia. Sus cálculos revelan que el 10% de la población adulta española tiene elevadas las cifras de glucosa sanguínea (hiperglucemia), el 56% presenta niveles de colesterol por encima de lo normal (hipercolesterolemia) y el 37% tiene demasiado alta la tensión arterial (hipertensión). En cuanto al peso corporal, el 58% de los adultos españoles presenta sobrepeso, mientras que el 24% padece obesidad.

¿Cómo abordar esta situación?

Imagen: Subbotina

Existen muchos tipos de intervenciones que pueden implementarse en diversos ámbitos para prevenir o gestionar las dietas poco saludables, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la nutrición. Se encuentran en las campañas de marketing social en entornos comunitarios, la educación nutricional en las escuelas, el asesoramiento en Atención Primaria por parte de dietistas-nutricionistas e, incluso, en algunos casos, la cirugía bariátrica.

Pero una intervención que no se debe obviar es el control del marketing de alimentos. A modo de ejemplo, en el informe se lee que muchas compañías que venden sustitutos de la leche materna "continúan violando el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna de diversas maneras, incluso en los países en los que existe una legislación nacional al respecto". Igual de polémica es la situación, en su opinión, en el marketing de alimentos complementarios para bebés.

El informe va más allá del mero abordaje de las dietas insanas o las enfermedades crónicas, dado que en el mundo existen muchos casos de desnutrición. De ahí que los autores del documento propongan afrontar cuatro amplias áreas para solucionar ambos problemas a la vez:

  • Acciones y estrategias políticas para mejorar la nutrición.
  • Desarrollo de entornos alimentarios que permitan seguir una dieta saludable durante todas las etapas de la vida.
  • Acciones llevadas a cabo durante los primeros 1.000 días tras la concepción, así como durante el periodo preconcepcional.
  • Promoción de sistemas alimentarios respetuosos con la nutrición.

Seis mensajes clave sobre la malnutrición

Tras el análisis de los datos presentados en el informe, los investigadores consideran importante emitir seis mensajes clave y diez llamadas a la acción. Los seis mensajes clave son los siguientes:

  • 1. Poner fin a la malnutrición en todas sus formas impulsará el desarrollo sostenible.
  • 2. Los avances para reducir la malnutrición son lentos y desiguales. La malnutrición por exceso (obesidad) va en aumento.
  • 3. Es preciso un mayor compromiso y más financiación para abordar la malnutrición.
  • 4. Las intervenciones nutricionales deben llevarse a cabo sin olvidar la protección social, la política climática, los sistemas alimentarios y el sector empresarial, dado que ello mejorará la alimentación pero también el desarrollo sostenible.
  • 5. Todos los sectores interesados deben mejorar, si se quiere reducir la malnutrición y promover la sostenibilidad.
  • 6. Se pueden conseguir mejoras significativas en la malnutrición (en todas sus formas) en 2030.

Diez llamadas a la acción para mejorar nuestra alimentación

Para que sea verdad que en 2030 se cumplan las mejoras recién citadas, en el informe se proponen "diez llamadas a la acción":

  • 1. Elevar el papel de la nutrición mediante objetivos de desarrollo sostenible.
  • 2. Fortalecer la responsabilidad nacional relacionada con objetivos nutricionales.
  • 3. Mejorar la nutrición durante todo el proceso de crecimiento.
  • 4. Conseguir, con la financiación existente, los mejores resultados nutricionales posibles.
  • 5. Aumentar la financiación para las acciones nutricionales.
  • 6. Implementar acciones para hacer frente a la malnutrición en todas sus formas.
  • 7. Construir alianzas entre organizaciones relacionadas con la nutrición y las referidas al cambio climático, en torno a objetivos comunes.
  • 8. Desarrollar indicadores del impacto de los sistemas alimentarios en la nutrición y en la salud.
  • 9. Construir una mayor comprensión de las funciones y responsabilidades de las empresas en materia de nutrición.
  • 10. Identificar las lagunas que dificultan llevar a cabo acciones efectivas y llenar tales lagunas.

El objetivo de los seis mensajes o de las "llamadas a la acción" es tan simple como loable: que nuestros hijos no conozcan la palabra "malnutrición" y que tengan que buscar su significado en los libros de historia.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto